Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 13 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

* El 1-2-3

Por: Jaime García Elías

* El 1-2-3

* El 1-2-3

Ya peinan canas si -algo peinan…- quienes aún recuerdan que “tiempos hubo, señor Don Simón”, en que los equipos de Guadalajara hacían ocasionalmente lo que ahora hacen los de la Ciudad de México: apoderarse de los primeros lugares de la tabla de posiciones, y reivindicar a su terruño como “la capital de México… también en el aspecto futbolístico”.

Adicionalmente, los dos equipos de Monterrey han asegurado su participación en el verdadero campeonato, que ya está a la vuelta de la esquina, y revalidado su calidad de aspirantes sistemáticos al título.

*

“La moneda está en el aire” -valga el tópico de los cronistas antiguos-, y tanto las machincuepas de las neuronas como la verborrea de los expertos se enfoca en hurgar en la esfera de cristal, en la búsqueda anticipada del nuevo campeón. (El campeón defensor, Santos Laguna, por cierto, superó, con Salvador Reyes como “bombero”, la crisis que le significó la abrupta salida de Robert Dante Siboldi del puente de mando, y ya tiene en la mano el certificado de participación en la “Liguilla”).

*

Si es cierto que la envidia puede definirse como “el dolor por la felicidad ajena”, se comprende que haya ese sentimiento entre los aficionados que vivieron, en efecto, los tiempos en que Guadalajara (el “Campeonísimo”, por cierto), Atlas y Oro llegaron a hacer el 1-2-3 en la tabla de posiciones: lo que actualmente hacen Cruz Azul, América y Pumas.

Más allá del verso -y las buenas intenciones, que de ahí no pasan…- de sus dirigentes, los dos sobrevivientes que quedan de la época de oro del fútbol de Jalisco, que llegó a tener cinco equipos en el circuito máximo, no dan señales de que vayan a salir, en el corto plazo, de las aguas mansas de la mediocridad.

El Guadalajara lleva ya, después de la última conquista de un título de Liga, tres campeonatos sin participar en la Liguilla: la pregunta es si serán suficientes, ahora sí, para que sus dirigentes realicen una severa autocrítica y admitan que para “mala racha” ya va siendo demasiado…

En el Atlas, se manejaba la versión de que los nuevos dueños de la franquicia se desprenderían del Morelia para dedicar sus afanes al juguete caro que adquirieron hace cinco años y que se convertiría, supuestamente, en dueño de sus complacencias y destinatario de sus mejores afanes.

Y, venido a ver…

Temas

Lee También

Comentarios