Domingo, 19 de Septiembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

* Cruz Azul, ¿campeón...?

Por: Jaime García Elías

* Cruz Azul, ¿campeón...?

* Cruz Azul, ¿campeón...?

Como mero ejercicio de pizarrón, pasa…

Si se trata de buscar temas de conversación –en familia o a través de las redes sociales, habida cuenta de las restricciones para la comunicación interpersonal dispuestas por los entendidos y acatadas por los sensatos (…que, por fortuna, parecen ser gran mayoría)—, está bien plantear qué sucedería si el receso en los campeonatos de futbol se prolongara hasta el extremo de que se tomara la decisión de ya no reanudar los que desde la semana pasada se suspendieron en todo el mundo, y se optara por el consabido “borrón y cuenta nueva”.
*
Si la posibilidad de que torneos como el de Clausura de la Liga MX tuvieran que suspenderse “por causa de fuerza mayor” por más tiempo del que pudiera calificarse como razonable, y una vez superada la contingencia se optara por la cancelación definitiva; si esa posibilidad, decíamos, estuviera contemplada en el Reglamento de Competencia, pudiera ser que se hubiese previsto declarar campeón al equipo que ocupara el primer lugar de la clasificación en el momento de la suspensión…

No es el caso, sin embargo. Ni en México ni, hasta donde se sabe, en ninguno de los países en que se decidió parar las competencias –o sea todos—, se previó una contingencia tan prolongada que impidiera la vuelta a la normalidad en un plazo razonable.
*
Si, como se especula por ahí, la recomendación de no realizar actividades que impliquen la concentración de multitudes, pudiera extenderse “hasta doce semanas”, la vuelta a la normalidad estaría ocurriendo a mediados de junio. Para entonces los calendarios deportivos tendrían que supeditarse al de los Juegos Olímpicos, cuya inauguración está programada para el 24 de junio.

La “Liguilla” del campeonato mexicano está programada para comenzar el 13 y finalizar el 31 de mayo. Lo cual significa –si el receso abarcara las 12 semanas señaladas—, hablando en plata, que “se baja el cero y no toca”.

En vista de lo cual, lo más probable –siempre en el entendido de que se trata de un mero ejercicio de pizarrón— es que se opte por la anulación del campeonato en curso… y se decida, como moraleja de la historia, que todo esto ha sido una perversa maniobra del destino –¡una más…!— orientada a impedir que el Cruz Azul se sacuda la maldición que lo persigue desde hace 22  largos años.
 

Temas

Lee También