Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 21 de Octubre 2018

Ideas

Ideas |

* ¡Apenitas…!

Por: Jaime García Elías

* ¡Apenitas…!

* ¡Apenitas…!

A la ventaja inobjetable de haberse agenciado la victoria, sumó el Guadalajara la de haber preservado el cero en el marco propio, con lo que canceló la posibilidad de que los Red Bulls tuvieran a su favor, pese a la derrota, el argumento del gol de visitante.

No fue, pues, el deseable triunfo relativamente cómodo, en consonancia con la ventaja que representa la condición de local... Queda el consuelo de que el desenlace de la primera parte de la historia refleja con bastante fidelidad lo que sucedió en la cancha: la superioridad, así fuera por estrecho margen, de los rayados, merced primordialmente al esfuerzo y a la solidaridad con que se subsanaron los desaciertos defensivos de los que se desprendieron las escasas oportunidades de los neoyorquinos.

*

Sin detrimento de los méritos de Pizarro, al robar un balón en la media cancha y partir a galope hacia el área rival; al burlar al único zaguero que se interponía en su camino con el quiebre hacia la derecha que lo hizo darle la espalda a Brizuela, y al poner el balón con ventajas para que el “Cone” rubricara con un toque cruzado, sutil y letal, el contragolpe que secundó de manera magistral, el arquero Cota compartió con Rodolfo e Isaac el rol de héroe del episodio de anoche en el feudo de las “Chivas”.

Independientemente de la atingencia que tuvo para aprovechar el privilegio de utilizar los brazos en los “ollazos” que de manera sistemática emplearon los visitantes como fórmula ofensiva, el portero del “Rebaño” desquitó la soldada con el lance en que tapó el fusilamiento de Wright-Philips. Éste había entrado con todas las ventajas a la zona de definición, tras ganar la pelota a Pereira a la entrada del área..., pero en el mano a mano con el guardameta rayado, pudo más la serenidad de este último.

*

El detalle determinante del episodio, por cierto, ocurrió cuando ya los Bulls habían quedado disminuidos por la expulsión de Collin y daba la sensación de que en los veinte minutos finales del duelo había condiciones para que los rayados incrementaran la ventaja.

No sucedió así, porque el Guadalajara volvió a mostrar las carencias en el capítulo ofensivo —escasa creatividad y contundencia calamitosa— que se han convertido en su talón de Aquiles… y que limitan, para el partido de vuelta, la semana próxima, el optimismo al que pudiera invitar el triunfo de anoche.

Temas

Lee También

Comentarios