Martes, 09 de Marzo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

- Surrealismo

Por: Jaime García Elías

- Surrealismo

- Surrealismo

Ya es un cliché la frase de que “Si México no existiera, Kafka lo habría inventado”. O la que afirma que “México es un país surrealista”…

Una foto-nota publicada ayer en la primera plana de EL INFORMADOR parece corroborarlo. Vale subrayar que no se trata de una gráfica excepcional, captada porque el fotógrafo hubiera tenido la fortuna de encontrarse -cámara en mano, además- en el lugar en que de improviso ocurre un suceso extraordinario o inaudito. Cualquiera, hoy, mañana o pasado, podría captar una escena similar, con solo tomarse la molestia de intuir el lugar y la hora en que ocurrirá el hecho; un hecho cotidiano, común y corriente por donde se le mire.

A falta de alguna referencia visual, el pie de la foto señala que la misma fue tomada en el cruce de la Calzada Independencia y la avenida Javier Mina. Muestra a varias decenas de peatones que cruzan cualquiera de las arterias señaladas. El encabezado indica que “Relajan filtros en el Centro, y los tapatíos se van por la libre”. El texto refiere que “tras la activación del Botón de Emergencia (…), postales de sitios públicos atestados (…) son cosas de todos los días”.
Y sí…

-II-

El surrealismo, por si hubiera necesidad de señalarlo, es un movimiento artístico que surgió en la primera mitad del siglo XX. El concepto proviene de las locuciones francesas “sur” (sobre, por encima) y “réalisme” (realismo), lo cual supone que los surrealistas intentaban crear expresiones artísticas que fueran más allá de las perspectivas limitantes del realismo. Bretón, García Lorca o Apollinaire (y Kafka, por supuesto) fueron algunos de sus principales exponentes en la literatura; Dalí, Magritte y Miró lo fueron en las artes plásticas; Buñuel y Cocteau, en el cine.

La gráfica referida resulta surrealista porque no parece encajar en la “nueva normalidad” en que supuestamente hemos vivido desde que la pandemia del COVID-19 se convirtió en el enemigo público número uno de la actual generación, y tanto las autoridades sanitarias como las civiles, sin llegar al extremo de implantar el toque de queda o de detener o imponer sanciones a los infractores, han insistido en una serie de recomendaciones: quedarse en casa; salir solo cuando sea absolutamente necesario; evitar las multitudes; utilizar el cubrebocas; mantener la “sana distancia” con respecto a las demás personas…

-III-

La gráfica -cotidiana, común y corriente, reiterémoslo- sería, pues, el ejemplo perfecto de las prácticas que, en las actuales circunstancias, habría que evitar.
 

Coronavirus

Temas

Lee También