Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 23 de Septiembre 2018

Ideas

Ideas |

- ¡Qué terna…!

Por: Jaime García Elías

- ¡Qué terna…!

- ¡Qué terna…!

El discurso de Ricardo Anaya, hoy, evoca al de Vicente Fox hace casi dos décadas: “Este Gobierno corrupto e ineficaz ha sido un absoluto desastre nacional; lo bueno es que ya se va...”. Es decir, la promesa, la esperanza… o la amenaza de un cambio. El cambio que aquella vez, consumada la alternancia que parecía imposible, resultó decepcionante porque el Fox Presidente –la “pareja presidencial” de grotesco tránsito y patética memoria en la historia de México— fue un pigmeo comparado con el que alcanzó, como candidato, en varios pasajes, dimensiones de coloso.

-II-

Anaya, sin embargo, no tiene, ni remotamente, en ningún aspecto, la estatura que Fox, en su mejor momento, llegó a tener. A reserva de los temas con que intente crecer, ya en plena campaña, el virtual candidato de la coalición Por México al Frente (una coalición edificada sobre las ruinas ideológicas de PAN y PRD –tradicionales portaestandartes ideológicos de la derecha y la izquierda, respectivamente—, en nombre del pragmatismo más ramplón) alcanzó esa posición con un pecado capital a cuestas: haber aprovechado su calidad de presidente del PAN para construir, durante años,  su propia candidatura, sacrificando la vocación  eminentemente democrática de un partido que se decía enemigo declarado del procedimiento por el que, al decir de sus críticos más feroces, se decantó el llamado “Joven Maravilla”: el “dedazo”.

-III-

Integrada, pues, la terna de los principales candidatos para la elección presidencial del próximo 1º. de julio, las opciones, lejos de ser promisorias, se antojan, por ahora, sombrías…

Por orden de aparición –como en el teatro—: un aspirante que por tercera vez aparecerá en las boletas, a base de incrementar el énfasis en el discurso populista con el que se presenta, en tono mesiánico, como la única posibilidad de verdadero cambio; como la némesis de “la mafia (PAN-PRI, que históricamente se ha alternado) en el poder”; como el salvador de la patria, en suma… aun siendo un gallo muy jugado, pero nunca ganador. Un no priísta que precisamente por no serlo, y a despecho de su grisura como funcionario público en administraciones de diferente cuño, intentará redimir al PRI de su desprestigio. Y ahora, un híbrido surgido de dos fuerzas políticas tradicionalmente antagónicas y conceptualmente contradictorias.

Colofón: la terna en cuestión evoca el epigrama que una mano misteriosa redactó y colocó bajo la célebre fotografía de Casasola, con Pancho Villa, Emiliano Zapata y Rodolfo Fierro, más dos decenas de revolucionarios, encaramados sobre la silla presidencial de Porfirio Díaz, tras irrumpir en Palacio Nacional, en diciembre de 1914: “No son trasunto fiel del calvario / las fachas estas; / ninguno es Dimas; / los tres son Gestas”.

Temas

Lee También

Comentarios