Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 22 de Febrero 2019

Ideas

Ideas |

* Menotti… y Martino

Por: Jaime García Elías

*  Menotti… y Martino

* Menotti… y Martino

Al asumir, a sus 80 años de edad, la encomienda de marcar la pauta a todas las Selecciones argentinas, César Luis Menotti hizo un llamado a reconciliar al futbol de su país con “la esencia y la genética” del mismo; es decir, a dar prioridad a la relación del jugador con la pelota. A entender, pues, que, en el fondo, por más vueltas que le den, el futbol sigue siendo un juego.

Se supone que, por ese camino, el futbol argentino podría volver al sendero que le permitió, precisamente con Menotti en el puente de mando, imponer su filosofía en el Mundial de 1978, y marcar el rumbo que le permitiría ratificarlo en México, ya con Carlos Salvador Bilardo al frente -pero, sobre todo, con Diego Maradona en el campo- ocho años después.

*

Si la propuesta del “Flaco” fructifica o no, ya lo dirá el tiempo; si es factible que el romanticismo de sus conceptos prevalezca sobre el pragmatismo que, a su parecer, ha desnaturalizado a un futbol que alguna vez se significó por su tersura -aunque nunca faltaran en sus equipos algunos cavernícolas que lo interpretaban de una manera muy diferente-, ídem…

En tanto, si se trata de establecer algunos criterios que contribuyan a mejorar las perspectivas de su actual entorno, que en Argentina se resucite y se pretenda reimplantar el estilo que el “bilardismo” hizo bruscamente a un lado, convendría, quizá, recordar una parte de la entrevista colectiva concedida por Gerardo Martino cuando fue presentado formalmente como técnico de la Selección mexicana…

*

El asunto resultaba obligado: el futbol mexicano está “infestado” -esa expresión se utilizó esa vez- por jugadores extranjeros: algo que complicaría el trabajo de Martino, que limitaría sus perspectivas… o lo obligaría a suscribirse al recurso de llamar jugadores naturalizados a la Selección.

Prudente, diplomático -califíquesele como se prefiera-, Martino se salió (diría el pariente) “por la menguante”: dijo que él no vino a imponer criterios, sino, en todo caso, si los directivos de los clubes se lo solicitan, a “aportar sus opiniones”...

Ahora que ya debe tener elementos de juicio, a medida que su presencia se ha vuelto recurrente en los estadios mexicanos, ¿no sería pertinente que los dueños de la pelota le solicitaran esas opiniones…? Después de todo, los principales beneficiarios de los deseables éxitos del futbol mexicano, más que Martino, serían ellos mismos.

Temas

Lee También

Comentarios