Domingo, 05 de Febrero 2023
Gente Bien | Entrevista

Mario Muñoz dirige "Los minutos negros"

El director de cine actualmente promociona su reciente largometraje, que se estrenará en exclusiva por el servicio de streaming ViX+, el próximo 25 de enero

Por: Xochitl Martínez

Mario Muñoz. ESPECIAL/CORTESÍA PRODUCCIÓN.

Mario Muñoz. ESPECIAL/CORTESÍA PRODUCCIÓN.

Mario Muñoz es un director de cine que actualmente promociona su reciente largometraje Los minutos negros, una película basada en la novela de Martín Solares que se estrenará en exclusiva por el servicio de streaming ViX+, el próximo 25 de enero.

El cineasta es un creativo de ideas de publicidad, cine, teatro y animación, es fundador de su compañía Voces Imaginarias, su primer largometraje Bajo la sal (2008) fue producido por Warner Brothers, su trabajo se caracteriza por un storytelling emocional que se extiende por distintos géneros y estilos.

Los minutos negros se estrenó en el 19° Festival Internacional de Morelia, obtuvo el premio como Mejor Película Narrativa en el 29 San Diego Latino Film Festival 2022.

En entrevista para Gente Bien, Mario Muñoz platica sobre esta película y su próximo estreno en ViX+.

Nallely Ríos escribe "Cuentos de Diosas griegas para niñas poderosas"

Mario Muñoz. ESPECIAL/CORTESÍA PRODUCCIÓN.

¿Cómo surge la alianza con ViX+ para que “Los minutos negros” se estrenen en el servicio de streaming?

“Como todo en el cine es una conjunción de deseos, de circunstancias y de decisiones que uno tiene que tomar para vivir de la película, la cual estaba pensada para estrenarse en cines cuando llegó la pandemia y retrasó todo el proceso de post-producción; para cuando la película estaba lista los cines estaban vacíos. Y ciertamente, desde el principio se le veía complicado porque es una película de género, policíaca, un poco más de nicho y con esta circunstancia tremenda de la pandemia, era un poco complicado pensar que pudiera tener visibilidad en el cine. Y nos dimos cuenta que la mejor opción era venderla a una plataforma que la quisiera como exclusiva, en ese momento ViX estaba surgiendo y estaba muy entusiasmada con comprar la película, les gustó mucho y la gente de Videocine que ha sido un socio distribuidor desde el principio, nos presentó esta opción y para mí también era importante que estuviera en un lugar donde tenga cierta importancia”.

¿Cómo nace la idea de filmar la película “Los minutos negros” que está basada en el libro de Martín Solares?

“Justo el otro día me hacían una pregunta similar, y yo creo que no es más que inocencia e ignorancia francamente, porque la verdad para dedicarte a esto hay que tener una parte de ser absolutamente soñador e idealista y pensar que va a haber quien se quiera sumar, que va a haber un público. Tu fe empieza a atraer la fe de otras personas en el proyecto y el rigor de trabajarlo, y eventualmente sucede. Yo leí el libro, me enamoré de él, sentí que había una película ahí dentro, y pues primero sume la fe de Martín Solares, del autor, quien vio Bajo la sal y dijo “sí, eres el director para hacerla”. Y creo que también la responsabilidad que yo sentí de cargar esta, es un libro que le ha ido muy bien, tiene críticas del New York Times, tiene traducciones a distintos idiomas, se ha colocado como una voz importante de la literatura negra en el mundo y tener yo la responsabilidad de llevar eso a buen puerto, ese terror, creo que es parte de lo que me ha hecho entregarme tanto a la película, de que salga bien”.

¿Cuál fue el reto principal de filmar la película “Los minutos negros”?

“Un día leí una cita de Winston Churchill, en la que él definía “el optimismo como la capacidad para pasar de fracaso en fracaso sin perder la esperanza”, y creo que el cine es así, es una carrera muy larga. Nos costó tiempo encontrar la estructura de la historia, levantamos la película varias veces y se cayó varias veces, cambiamos de productores, de elenco, ha sido una historia de más de una década de estar buscando la forma de hacerla, creo que lo más difícil es ver pasar los años y no perder el optimismo y la pasión para seguir persiguiendo el sueño”.

Mario Muñoz. ESPECIAL/CORTESÍA PRODUCCIÓN.

¿Cuánto tiempo tardaste en filmarla?

“Filmarla fue más rápido, porque cada vez hay menos dinero y más tecnología, y la tecnología nos ayuda a filmar más rápido y la filmamos en cinco semanas, en el primer trimestre de 2019”.

Loretto Bernal escribe y protagoniza “Mi suegra me odia”

¿Cómo elegiste al elenco?

Hice una carta a Santa Claus de la gente que me gustaría tener en la película, y de repente, empezó a suceder que gran parte de mi carta se hizo realidad. No solo depende de que el actor quiera ser parte, sino además que pueda, que no tenga un compromiso, que se ajuste al presupuesto de la pelí, y la verdad, es que creo que ésta era una película que mucha gente ubicaba la novela, sabían que yo llevaba años tratando de levantar el proyecto. Sofía Espinosa, quien ha estado en el proyecto desde el principio, dijo ‘yo aquí estoy, tú dime cuándo y yo voy a estar ahí’; Kristyan Ferrer, quien a pesar de que ya había tenido papeles importantísimos en pelis dijo ‘ok, yo quiero ser parte de esta pelí y me pongo para ser parte de este encuentro’; luego Enrique Arreola, como que un montón de actores que admiro, por ejemplo, la primera vez que vi a Carlos Aragón en su primera pelí que hizo El misterio de Trinidad, me acuerdo haber dicho quién es este personaje, este actor, que color tan inusual, y desde entonces lo tenía yo en la mente, o sea, como que es gente que yo tengo vista y que invite, y al final, casi toda pudo estar, fue un deleite poder tener a gente además que es tan teatrera, porque la gente de teatro trae unas herramientas padrísimas que ayudan mucho para contar la historia”.

¿Cómo fue tu experiencia como guionista al adaptar la novela al cine?

“Creo que mi experiencia en esto fue muy padre, porque Martín Solares, el escritor del libro, es un tipo muy generoso y él me dio su universo, me dejó jugar ese campo enorme de su infancia que es Paracuán, que de algún modo es como Tampico, el lugar donde él creció, y yo incluso como que no quise nunca meterme más allá porque finalmente está novela está relacionada con un caso criminal que sucedió en Tampico y no quise meterme a la realidad de Tampico y de ese caso, sino solamente apegarme al libro y a la realidad imaginada que él había hecho. Creo que para mí fue muy enriquecedor porque la mente de Martín siempre está pensando cómo hacemos esto mejor, cómo lo narramos de una manera que no se haya visto, cómo nos divertimos con esto, y de algún modo, yo le di a Martín todo lo que yo sabía sobre hacer cine, sobre estructura dramática, de guión, porque la verdad es un guion, cómo cerrar una pelí en 90, 100 minutos. Es un ejercicio de muchísima compresión y de cómo lograr una sensación satisfactoria para el espectador en ese tiempo tan limitado, creo que fue un intercambio, terminamos volviéndonos realmente amigos muy cercanos, y ahora nada me gusta más que a él le guste la pelí y que ahora pueda sumar a su curriculum su parte como Guionista nominado al Ariel”.

Mario Muñoz. ESPECIAL/CORTESÍA PRODUCCIÓN.

¿A quién está dirigida la película?

“Yo siempre pienso en hacer películas para la audiencia, para que la gente tenga una experiencia emocional fuerte, se divierta, sufra y se estruje, entonces para mí el público es el público que le gusta ver películas policíacas, ver cosas de detectives, de asesinos seriales porque les fascina, ese es el público de la película. Pero creo que es una película que de algún modo, afortunadamente, ha trascendido su nicho y hay mucha gente que encuentra cosas qué ver y qué rescatar de ella, con todo el discurso político que tiene, con todo el discurso que habla de la corrupción y de los orígenes, el momento en la historia donde la corrupción se calcifica en ese tema, y de algún modo estos hilos de comunicación. Lo que queremos es crear algo que le hable a la gente hoy y creo que en un momento donde la corrupción es un tema tan avasallador, creo que esta película cobra relevancia porque es sobre la violencia hacia las mujeres, la violencia hacia los periodistas, porque es acerca del poder y del petróleo cuando se vuelve una fuerza tan importante en la narrativa de un país como lo era en los 70’s, como lo está volviendo a ser y eso hace que muchos la podamos mirar, nos podamos relacionar con ella y con suerte hacernos algunas preguntas de qué hacer cuando nosotros nos enfrentamos a estas grandes maquinarias de corrupción que operan no solo en nuestro país, sino en el mundo”.

¿Algo más que quieras agregar sobre la película?

La reacción del público ha sido muy hermosa, la gente sale muy emocionada de verla, porque es una película con mucha contundencia, y creo que lo que más me gusta es la idea de que haya otro tipo de cine mexicano, que no sea ni el cine absolutamente comercial de comedia que está en las salas, ni el cine super clavado de festival enfocado para que se construyan las carreras de la gente en los festivales, sino una película que fue pensada para decir cosas y al mismo tiempo entretener, creo que es el camino de en medio que no se toma tan frecuentemente y que a mi desde Bajo la sal es algo que me ha interesado buscar, y ojalá encuentre eco con la gente”.

¿Cuáles son tus siguientes proyectos?

“Después de tener tanta paciencia para hacer Los minutos negros, ya se me acabo la paciencia. Ahora quiero hacer todo, entonces en 2021 estrenamos un corto que yo produje y coescribí que se llama Hijas de brujas con Yalitza Aparicio, y que dirige mi buena amiga y coproductora de la pelí que es Faride Schroeder, y ahora estamos preparando ese proyecto como largometraje, parece que hay muchas posibilidades de que arranque pronto. Traigo un proyecto con otro director extraordinario que es Celso García, que también él tiene un proyecto que desarrollamos juntos y parece que va a ver la luz; traemos un guion de terror padrísimo; traigo cosas con Martin Solares, un guion que coescribimos, entonces la verdad es que ya voy a adoptar la filosofía de Guillermo del Toro que dice que para que hagas una película tienes que tener cinco haciéndose al mismo tiempo, a él le funciona, entonces voy a tomar su ejemplo”.

Los minutos negros. ESPECIAL/VOCES IMAGINARIAS.

Los minutos negros

A finales de los años setenta en la ciudad petrolera de Paracuán, el joven teniente Vicente Rangel enfrentará los días más oscuros de su vida al tratar de atrapar al Chacal, un asesino serial de niñas que se esconde bajo una red de corrupción y poder.

Mario Muñoz en la filmación de Los minutos negros. ESPECIAL/LUIS MONTEMAYOR.

Mario Muñoz

Página Web: www.mariomunoz.me

Facebook: Mario Muñoz (Marioimaginario)

Instagram: @marioimaginario

XM

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones