Jueves, 17 de Junio 2021
Estilo |

Querétaro, una fiesta de sabores

Los Pueblos Mágicos de esta Entidad son generosos en sus ingredientes, recetas y diversidad culinaria

Por: Francisco González

Mole de guajolote. Estrella de la cocina queretana. ESPECIAL/Turismo Querétaro

Mole de guajolote. Estrella de la cocina queretana. ESPECIAL/Turismo Querétaro

Con su inmenso abanico de recetas y platillos, la cocina mexicana se ha ganado un justo lugar a nivel mundial por su calidad y diversidad. No es extraño que haya sido nombrada desde 2010 por la UNESCO como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Y dentro de toda la riqueza gastronómica que presumimos, vale la pena que hoy examinemos los platillos de Querétaro, en especial en sus Pueblos Mágicos.

Para entender sus sabores debemos detenernos antes en su entorno. El clima semidesértico de ese Estado dota a sus menús de ingredientes muy particulares, como biznaga, el garambullo, el xoconostle, la flor de palma, la sábila, el maguey y por supuesto el nopal. Los dos últimos son la base del platillo queretano por excelencia: El nopal en penca.

Tal como su nombre lo indica, es una penca de maguey cuidadosamente tallada a la que se le han retirado las espinas y rellenarla con nopales, aunque también puede llevar chorizo, pollo, res o hasta mariscos. ¡No hay límite cuando se trata de ser creativo! El platillo se suele acompañar con queso, aguacate y cilantro y la base de la receta la podemos rastrear hasta la época prehispánica en el Pueblo Mágico de Bernal, así como Cadereyta de Montes y el municipio de Tolimán.

Gorditas de Bernal. De migajas o de maíz, ¡Puro sabor! ESPECIAL/Turismo Querétaro

Saboreando aquí y allá

Recorriendo Querétaro encontramos diversos manjares que se han vuelto indispensables a probar para todo viajero. Uno de estos antojitos son las gorditas de migajas o de maíz quebrado. Las puedes encontrar en Bernal y se distinguen de las preparadas en el resto del país debido al asiento preparado con sobrantes de chicharrón (las famosas migajas) que le dan un sabor muy particular.

Otro espacio con magia es Amealco de Bonfil, con sus paisajes boscosos, sembrado de árboles y cuerpos de agua. Es aquí donde encontramos un mole con guajolote supremo y muy tradicional, que además suele servirse los martes.

Esto porque era costumbre que el día de descanso en la localidad fuera los martes y para celebrarlo se acudía al cerro de los Gallos a una comida familiar. Fue en estos primeros encuentros donde empezó a haber concordancia en la preparación de un platillo tan delicioso como peculiar, el mole de guajolote.

De paso por Tequisquiapan

Desde el nombre, Tequisquiapan agrada a los sentidos. Este Pueblo Mágico, sembrado de encanto y belleza, nos reserva varias sorpresas en sus calles. Para los que buscan un restaurante pleno en sabores y generoso en su carta una recomendación es hacer un alto en La Charamusca, que puedes encontrar por el letrero que tiene en su blanca fachada (calle Ezequiel Montes #1), o por el penetrante olor a café que se comienza a percibir conforme te vas acercando. El local está dividido en dos partes, una -la frontal- es la cafetería y panadería, y la otra -posterior- el restaurante. 

El menú ofrece delicias en su repostería -por las que se ha hecho famosa-, pero también en los antojitos mexicanos, particularmente las afamadas enchiladas queretanas, orgullosos ejemplos de la cocina estatal. 

Cocineras tradicionales. Dueñas de una larga memoria de recetas. ESPECIAL/Turismo Querétaro

El pulque llega a la mesa

Algunos manjares llevan en vaso y no en platillo. En Cadereyta de Montes encontramos el charape y el mejengue, ambas bebidas alcohólicas a base de pulque.

El charape se integra entre otros ingredientes, además del pulque, el piloncillo, anís, canela y clavo; la gente de la comunidad de Villa Guerrero extrae el aguamiel del agave y lo almacenan en tinacales donde se lleva a cabo un proceso de fermentación que puede durar hasta 3 meses. 

Por su parte, el mejengue se mezcla al pulque con maíz molido, piña y plátano para posteriormente dejar la bebida reposar por tres días. En ambos casos obtenemos bebidas aromáticas y con mucha personalidad que poco a poco llaman la atención de aquellos buscadores de sabores memorables.

¿CÓMO ME VOY?

Toma camino por tierra

Desde Guadalajara toma la autopista a León. Te tomará en automóvil propio unas cuatro horas llegar a la capital queretana. Desde la Nueva Central Camionera todos los días salen transportes, para aquellos que no gusten manejar.

Suplemento Pasaporte

Temas

Lee También