Miércoles, 29 de Junio 2022
Estilo |

Peugeot 208 GT 2023: Pequeño seductor

Los amantes de los hatchbacks pueden estar tranquilos, pues este auto confirma que el segmento está más vivo que nunca

Por: Mario Castillo

Su diseño exterior eso sugiere y cuando lo manejamos nos acaba por convencer. EL INFORMADOR/M. Castillo

Su diseño exterior eso sugiere y cuando lo manejamos nos acaba por convencer. EL INFORMADOR/M. Castillo

Es verdad, los hatchbacks han perdido terreno frente a la amplia oferta de SUV’s, pero también los sedanes y prácticamente cualquier segmento que ha sido abandonado por el público que ahora prefiere traer su camioneta. No está mal que cambien, sin embargo tampoco queremos que se le dé la espalda a un segmento tan divertido como lo son estos (en algunos casos) llamados “cohetes de bolsillo”, como muchos considerarían al Peugeot 208 GT que pudimos probar.

Y es que el contar con un auto tan compacto como el 208, es un alivio para andar en la ciudad. Cabes en todos lados, tienes el equipamiento suficiente, el espacio adecuado (para andar casi siempre solo) y con una cajuela con asientos abatibles por si te quieres ir de viaje solo o con tu pareja. Individualista es, incluso hasta para disfrutar la soltería yendo a donde queramos.

En el caso del Peugeot 208 GT, a un año de su lanzamiento en México, nos ha encantado por su estilo y diseño. Algo que atrae precisamente de las hermanas mayores como la 2008, 3008 o la 5008, principalmente, con ese frente afilado y su característico colmillo de tigre con iluminación LED. La parrilla es grande para su pequeño tamaño, pero luce espectacular y ya nos imaginamos cómo se ve al llenar los retrovisores de quienes alcanza en el trayecto.

El Peugeot 208 es un auto que se distingue en donde lo veas, tanto por su frente ya mencionado como por la parte posterior, donde enamora con esas calaveras en forma de zarpazo con diseño en 3D. Luego, la doble salida de escape está cargada del lado derecho, lo que le da ese toque de exclusividad en su diseño. Un difusor se coloca sutilmente y hasta se pierde un poco con el color negro al centro de la fascia y los emblemas “GT” y “208” se posan sobre el portón trasero. A los costados también tenemos la estampa “GT” y en la parte superior un alerón que le da esa personalidad al auto.

Por último, los rines son de 17 pulgadas, también hechos bajo un diseño específico para este modelo, con acabado en negro brillante y aluminio. Si observamos todo el panorama, el coche es una delicia francesa de la que no podemos escapar.

Las calaveras tienen un diseño en forma de antifaz que unen a las luces LED que “flotan” en en 3D. EL INFORMADOR/M. Castillo

Pasemos al interior, donde ya mencionamos que su espacio en cajuela es algo limitado, como en cualquier hatch, pero suficiente para cargar dos maletas medianas (para que se den una idea, como las que subes a la cabina del avión). Luego, en la banca posterior, la verdad tenemos también el espacio muy limitado para las piernas. Yo mido 1.80 metros de altura y difícilmente entraría alguien de mi misma altura atrás. Sin embargo, tiene la ventaja de ser un auto de cuatro puertas, lo que mejora al menos la accesibilidad. Para los pasajeros posteriores hay dos puertos USB, cabeceras con ajuste de altura, y por lo mismo del tamaño y que es un auto más preocupado por ofrecer amenidades a los que viajan en las plazas delanteras; ni siquiera tenemos salidas de aire acondicionado.

Pasemos adelante. Lo primero que llama la atención y siempre lo hará, es el i-Cockpit, que no es otra cosa que el cuadro de instrumentos posicionado por encima del volante. Al principio parece extraño tener un volante tan pequeño y que el clúster se pose encima a la vista, pero es tan cómodo y relajante de manejar así, que se disfruta muchísimo. En dicho volante (de diseño achatado y emblema GT en aluminio) tenemos controles de audio y un acabado en negro piano que lo hace ver elegante. Como ya es costumbre en Peugeot, del lado izquierdo atrás del volante está concentrado el mando para mover el cuadro de instrumentos y su espectacular diseño en 3D, como la visualización de la navegación por ejemplo.

Al centro, la pantalla táctil de 10” es única en esta versión GT, con orientación hacia el conductor y en la parte baja tenemos los botones de acceso directo que, como buen auto francés, hay que estudiarlos y acostumbrarse un rato a ellos pues ahí encontramos por ejemplo el botón de apertura y cierre de puertas, la información general del auto y otra docena de opciones.

Hay algo que nos gusta del diseño interior del 208 GT y es su propuesta lúdica, con una luz ambiental transversal, con buenos materiales y que al tacto se sienten de calidad y hasta buen gusto (quienes somos para decirlo, pero te convencen). Predominan los terminados suaves, plásticos con poco reflejo y hasta elementos que parecen ser fibra de carbono. En cuanto a los asientos, tienen una hechura cómoda, mullida, disfrutables en el tráfico.

El equipamiento es amplio en términos de seguridad pues cuenta con cámara de reversa y vista de 180 grados, sistema de alerta de tráfico cruzado, mantenimiento de carril, alerta de punto ciego y además el indispensable control de estabilidad y seis bolsas de aire.

Los materiales se sienten de calidad y contamos con mucha tecnología tanto para infoentretenimiento como en asistencias para la seguridad. EL INFORMADOR/M. Castillo

Lo mejor del 208

Sin duda tocamos base en la parte más interesante del 208 GT, su manejo. Ya les adelantábamos que es ideal para la ciudad, pero su conducción favorece a quienes disfrutan realmente estar detrás del volante, con una agilidad y precisión como pocos. Se siente bien plantado al piso, curvea con ganas y la carrocería no se mueve, mantiene la vertical, la dirección se comporta a la altura y nos da la confianza de sentir el auto y “darle más”.

Con su motor tricilíndrico de 1.2 litros, turbo, con 130 caballos de potencia y 170 libras-pie de torque está acoplado a una caja automática de seis velocidades; podemos elegir entre los modos de manejo ECO, Normal y Sport para cada necesidad. Por supuesto recomendamos activar el Sport, pues prácticamente exprime el motor desde bajas revoluciones y en un arranque desde cero el turbo-lag es inexistente, esto en combinación a su mayor torque y un peso que está por debajo de 1.2 toneladas.

Si lo que buscas es un auto para ti, para andar en ciudad y de vez en cuando salir a carretera, con un manejo que disfrutes y un rendimiento que ronde los 10 km/l, en el 208 GT puedes encontrar eso que necesitas. Su precio es algo elevado, pero bien vale darse ese gusto en un segmento que no quiere desaparecer.

Como en cualquier hatchback, las plazas posteriores son las menos beneficiadas por el espacio; aquí tan solo contamos con un par de puertos USB. EL INFORMADOR/M. Castillo

Ficha técnica

Motor

L3; 1.2 litros; Turbo; Potencia: 130 HP @ 5,500 rpm. Torque: 170 libras-pie @ 1,750 rpm.

Tracción

Delantera.

Transmisión

Automática de seis velocidades (6+R).

Frenos

De discos ventilados adelante y de discos sólidos atrás, con ABS y EBD.

Suspensión

  • Delantera: Independiente, pseudo McPherson.
  • Trasera: Barra de torsión.

Dirección

Con asistencia eléctrica.

Dimensiones (mm)

  • Largo: 4,055.
  • Ancho: 1,960.
  • Alto: 1,430.
  • Distancia entre ejes: 2,538.

Capacidad

  • Peso: 1,159 kilogramos.
  • Tanque: 44 litros.
  • Cajuela: 366 litros.

Precio

473,900 pesos (precio variable).

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones