Lunes, 06 de Diciembre 2021
Estilo |

10 consejos alimenticios para mejorar tu salud cardiovascular, según la guía más reciente de la Asociación Estadounidense del Corazón

La AHA publicó el martes su guía dietética de 2021; descubre de qué se trata

Por: BBC News Mundo

Getty Images

Getty Images

"A barriga llena, corazón contento", dice un viejo refrán.

Pero la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) tiene otro criterio.

Este gremio médico, uno de los más influyentes de EE.UU. publicó el martes su guía dietética de 2021, la más actualizada "para mejorar la salud cardiovascular".

Es la primera vez en más de 15 años que la AHA actualiza sus recomendaciones y, según dijo, busca adaptarlas a los hábitos alimenticios actuales, marcados por "la tendencia, agravada por la pandemia, de más opciones de comida rápida, como entrega a domicilio, kits de comida y alimentos previamente preparados".

Las nuevas sugerencias buscan hacerlas más funcionales para cualquier persona, independientemente de las restricciones dietéticas o adaptaciones culturales que desee implementar.

Quizás también te interese

La AHA recomienda incorporar estos hábitos saludables a largo plazo, en lugar de realizar cambios drásticos basados en dietas de moda.

Estas son las 10 recomendaciones de la AHA para mantener tu corazón saludable.

1. Ajustar la ingesta y el gasto de energía para lograr y mantener un peso corporal saludable

Según la Asociación Estadounidense del Corazón, mantener un peso corporal saludable a lo largo de la vida es un componente importante de la reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares (ECV).

Y más en una época en la que la ingesta de alimentos y el estilo de vida sedentario han aumentado.

GETTY

El reporte aclara que las necesidades energéticas varían ampliamente según la edad, el nivel de actividad, el sexo y el tamaño de un individuo.

Sin embargo, durante la edad adulta, las necesidades energéticas disminuyan entre 70 y 100 calorías con cada década de vida.

"Un enfoque clínico y de salud pública para promover la adopción de un patrón dietético saludable (…) concurrente con el control de las porciones y el equilibrio energético es fundamental para reducir el aumento de peso y el riesgo de ECV", indica.

2. Come muchas frutas y verduras (y variadas)

El reporte de la AHA recuerda que la mayoría de los subgrupos de frutas y verduras se han asociado con una reducción de la mortalidad.

"El consumo de una amplia variedad de estos grupos de alimentos proporciona los nutrientes esenciales y fitoquímicos adecuados. Todas las formas de frutas y verduras (frescas, congeladas, enlatadas y secas) se pueden incorporar a patrones dietéticos saludables para el corazón", señala.

Los arándanos contienen antocianina, que se ha relacionado con la reducción del riesgo de enfermedad cardíaca. GETTY IMAGES

Los cardiólogos recomiendan especialmente las frutas y verduras de colores intensos y comerlas enteras, en lugar de en jugos.

Igualmente recomienda limitar aquellas a las que se les ha añadido sal y azúcar.

3. Come alimentos elaborados con granos integrales en lugar de granos refinados

El reporte de la AHA indica que diversos estudios reafirman los beneficios de comer granos integrales en lugar de otros que hayan sido previamente refinados.

En general, recomiendan los productos elaborados con al menos un 51% de cereales integrales.

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte prematura. GETTY IMAGES

4. Elige fuentes saludables de proteína

Según la AHA, se deben elegir principalmente fuentes proteicas a base de proteínas de plantas, como legumbres y frutos secos.

La soja (incluidos el edamame y el tofu), frijoles, lentejas, garbanzos y guisantes son tipos comunes de estas legumbres.

"Es de destacar que reemplazar los alimentos de origen animal con alimentos integrales de origen vegetal tiene el beneficio adicional de reducir la huella de carbono de la dieta, contribuyendo así a la salud planetaria", señala.

La mejor forma de consumir una dieta variada es comiendo colores variados. GETTY IMAGES

No obstante, alerta sobre el consumo de carne de origen vegetal, dado que actualmente son productos ultraprocesados y contienen azúcares saturados añadidos, grasas, sal, estabilizantes y conservantes.

"En la actualidad, hay pruebas limitadas de los efectos sobre la salud a corto y largo plazo de estas alternativas de carne a base de plantas", indica la AHA.

Recomienda en ese sentido:

  • Consumo regular de pescados y mariscos
  • Productos lácteos bajos en grasa o sin grasa en lugar de productos lácteos enteros
  • Si deseas carnes rojas o aves, elige cortes magros y evita las formas procesadas

5. Usa aceites vegetales líquidos

La AHA asegura que se deben evitar los llamados aceites tropicales (coco, palma, etc.), así como las grasas animales (mantequilla y manteca de cerdo) y las grasas parcialmente hidrogenadas.

En cambio, recomienda el uso de los aceites de soja, maíz, cártamo y girasol, nueces y semillas de lino. También los de canola, de oliva, nueces y aquellos que provienen de cacahuetes y la mayoría de los frutos secos y sus mantequillas.

El aceite de coco tiene más grasas saturadas que la mantequilla. EPA

6. Elige alimentos mínimamente procesados en lugar de alimentos ultraprocesados

El reporte alerta, como otros de su tipo, que el consumo de muchos alimentos ultraprocesados es de preocupación debido a su asociación con efectos sobre la salud adversos, incluidos el sobrepeso y la obesidad, trastornos cardiometabólicos (diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular) y aumento de la mortalidad.

"Un principio general es enfatizar el consumo de alimentos sin procesar o mínimamente procesados", indica.

7. Reduce la ingesta de bebidas y alimentos con azúcares añadidos

Otra de las recomendaciones sobre las que vuelve la AHA es limitar el consumo de los azúcares añadidos a los alimentos o bebidas, ya sea glucosa, dextrosa o sacarosa u otros tipos de edulcorantes como jarabe de maíz, miel, jarabe de arce o jugo de frutas concentrado.

GETTY IMAGES

Igualmente, sugiere limitar el consumo de edulcorantes de bajo contenido energético y los mono y disacáridos de baja abundancia, cuyos beneficios potenciales no han sido todavía determinados.

8. Disminuye o elimina el consumo de sal

Como un clásico de las recomendaciones de los cardiólogos, la AHA sugiere limitar el consumo de sal.

En esta ocasión, no solo se refiere a aquella que agregamos a la comida, sino también a poner un ojo en alimentos procesados, en los preparados fuera el hogar o enlatados y envasados.

"Una alternativa prometedora es el reemplazo de sal regular con sales enriquecidas en potasio, especialmente en entornos de preparación de alimentos", señala.

9. Si no bebes alcohol, no comiences a beber; si eliges beber alcohol, limita su consumo

Una recomendación para muchos difícil, la misma AHA reconoce que la relación entre el alcohol y las enfermedades cardiovasculares es "compleja", dado que "el riesgo parece diferir según la cantidad y el patrón de la ingesta de alcohol; edad y sexo".

El sedentarismo y una dieta alta en grasas aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares. GETTY

"Las Guías Alimentarias para Estadounidenses de 2020 a 2025 continúan recomendando no más de una copa de bebida con alcohol por día para mujeres y dos copas al día para hombres".

10. Sigue estos consejos, independientemente del lugar donde se preparen o consuman los alimentos

Según la AHA, estas recomendaciones deberían aplicarse a todos los alimentos y bebidas, independientemente de dónde se preparen, se adquieran y se consuman.

"Deben promulgarse políticas que fomenten opciones de alimentación más saludables, como hacer disponibles productos de granos integrales en lugar de granos refinados y minimizar el contenido de sodio y azúcar en los productos", señala.

Descargo de responsabilidad:

Todo el contenido dentro de esta nota se proporciona solo para información general, y no debe ser tratado como un sustituto del consejo médico de su propio doctor o cualquier otro profesional de la salud. La BBC no es responsable de ningún diagnóstico realizado por un usuario en función del contenido de este sitio. La BBC no es responsable del contenido de los sitios de internet externos mencionados, ni respalda ningún producto o servicio comercial mencionado o aconsejado en ninguno de los sitios. Siempre consulte a su médico de cabecera si está preocupado de alguna manera por su salud.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas

Lee También