Viernes, 27 de Enero 2023
Entretenimiento | Cine de Terror

¿Ya las viste? La nueva trinidad del cine de terror

El cine de terror se transforma, y estos tres directores mantienen el género a la vanguardia con el estilo único de sus perturbadoras y celebres películas

Por: Christian Pérez

¡Nop! (en inglés, Nope) es una película de terror y ciencia ficción que se volvió viral en el verano. UNIVERSAL PICTURES/ Especial

¡Nop! (en inglés, Nope) es una película de terror y ciencia ficción que se volvió viral en el verano. UNIVERSAL PICTURES/ Especial

Te presentamos a tres jóvenes directores que se hicieron de un lugar instantáneo en el cine de terror con sus respectivos debuts, y en los últimos años, han sabido consolidar un estilo y lenguaje propio del cine de terror contemporáneo, paso a paso: Jordan Peele, Ari Aster y Robert Eggers.

Para que te animes a ver sus obras en esta temporada ad hoc, toma en cuenta que la mayoría de las películas listadas se encuentran disponibles en las principales plataformas de streaming.

Jordan Peele 

Además de actor, Jordan Peele se ha podido consolidar como director del cine de terror y fantástico contemporáneo, con un estilo muy definido desde su debut con Get Out en 2017.

En sus películas parte en dos la barrera de la cotidianidad y logra hacer de lo impensable un elemento real y activo.Los aspectos fantásticos se unen a las historias sin problemas o excusas.

Nop! (2022)

Si eres fan del tema alíen y te enamoraste de Steven Spielberg en su faceta de terror, esta película es para ti.

 

No solo ha sido referida como la cinta más ambiciosa del director, en cuanto a inversión y equipamiento, sino que combina una rica serie de elementos tomados de géneros tan variados como el western, el thriller y el horror.

Además de distinguibles notas cómicas que relajan y exhiben una sutil crítica social y los ecos del estilo satirista de Peele.

Lee: ¡Nop! La nueva película de horror que no te puedes perder

De reciente estreno, este filme se independiza en tono de sus predecesoras pero se permite ofrecer una experimentación de elementos y ritmos nuevos que buscan robustecer los referentes y apuestas de su director.

Us (2019)

A veces no hay mayor fuente de terror qué uno mismo. Ahora imagina ser perseguido por tu versión más fuerte y violenta, ella con el objetivo de castigarte, empleando esa forma que, en ocasiones, crees que te mereces.

Con esta película Jordan Pelee consagró su estilo más simbólico, con voluptuosas cargas interpretables tanto en el planteamiento, personajes y sobre todo en su cierre.

Get out! (2017)

Es el gran debut del director, se trata de la película con la que ganó el Óscar a mejor guion. Esta película lleva hasta al último peldaño toda la tensión que puedas imaginar en una primera visita a casa de los suegros. 

Así mismo, el odio y el racismo son mostrados en sus expresiones más terroríficas y elevados a sistemas tan excéntricos como criminales, que se van revelando sutil pero sorprendentemente.

Para entender el hilo de Peele, tienes que ver esta ópera prima, pues aquí desata las claves conductoras de un ya muy aclamado estilo para el género del terror.

Ari Aster 
 
Este director de cine y guionista es conocido a nivel internacional por las películas Hereditary (2018), Midsommar (2019), y el cortometraje The Strange Thing About the Johnsons (2011).

De hecho, las dos primeras películas han sido aplaudidas y calificadas como bocanadas de aire nuevo para el género. Aster ha logrado posicionar su nombre en el cine, aunque detrás hay una lista de referencias muy definidas que él mismo puntualizó  durante una entrevista con IndieWire: Rosemary´s Baby, Un día de verano más brillante, La edad de la inocencia, En boca de la locura, La profesora de piano y Repulsión, entre otras.

Hereditary
 
El primer largometraje de terror de Aster, le abrió paso en este género, luego de las convenciones críticas sobre su buen manejo de la ambientación en un filme debut.

Una ópera prima, por cierto, con bases muy sólidas y estudiadas, pues el director ya había ensayado bajo este género con algunos cortometrajes previos. Simplemente basta saber que el horror en Hereditary no sobresalta, su fórmula es sutil y entra lentamente bajo la butaca hasta asfixiarnos.

Una vez dentro, la pesada y diabólica sombra de Hereditary termina por intoxicar los nervios aun después de acabado el filme. 
 
Midsommar (2019)
 
La segunda entrega de terror de Aster ocurría de día y fue simplemente apantallante. Esta película de terror psicológico presenta una historia asentada en los resortes más ocultos de la psique, las tradiciones culturales y la comunidad.

El propio Aster la define como un cuento de hadas que se vuelve realidad. Finalmente, es un verano en Suecia que termina mal para un grupo de jóvenes en pos de las fiestas del solsticio de verano en Europa; sin embargo, las tradiciones de la comuna por las fiestas de Midsommar, guardan sus propias y horrendas sorpresas para los huéspedes. A plena luz del día entre paisajes paradisíacos.

Robert Eggers 
 
Eggers irrumpió en el cine independiente con La bruja (The Witch, 2015), con la que instauró la tendencia en Sundance de que año con año, una cinta de género fuera de los estudios se convertía después en un sleeper hit del público.

Este director es conocido por la construcción y proyección de las épocas y lugares en los que ambienta sus historias, de forma tan minuciosa que termina por sugerir un estudio de tipo documental. A su vez, el ritmo y tono de sus propuestas han sabido hacer rupturas muy propias en el género.

La bruja

Esta cinta nos mantiene en un punto entre el folclor costumbrista y el sobrenatural. En este contexto somos inducidos a una historia diabólica que avanza pausadamente pero contundente. 

La bruja de Egger no busca el sobresalto ni añadir algo nuevo al catálogo de imágenes clásicas en torno a la brujería sino que se condensa en su suave pero firme ritmo, y la riqueza que el arte y el folclor nos han dado ya sobre el mito de las brujas.

El Faro 

Desde una remota isla de Nueva Inglaterra en 1890, vemos descender profundamente a un par de fareros aislados.

Los personajes de Willem Dafoe y Robert Pattinson deben convivir cuatro semanas hasta que llegue el relevo que les permita volver a tierra… Sin embargo, la promesa se complica. La película es impecable al recrear el lenguaje marítimo del siglo XIX, la localización y el vestuario con un logro casi documental, además que, el acertado uso de un blanco y negro acentúa los contrastes en sus estilizados planos.

CP

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones