Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 21 de Septiembre 2018

¡Mamá se apodera de la universidad!

Melissa McCarthy es la estrella de “El alma de la fiesta”, cinta que se estrena este fin de semana en cine

Por: El Informador

McCarthy regresa a la pantalla grande disparatada, con humor negro y un encanto a prueba del tiempo. ESPECIAL

McCarthy regresa a la pantalla grande disparatada, con humor negro y un encanto a prueba del tiempo. ESPECIAL

Todos en la vida hemos tomado una elección que nos abre una puerta, aunque con el precio de cerrar otra. Para “Deanna” (Melissa McCarthy), el ser ama de casa significó tirar por la borda su sueño de culminar su carrera universitaria. Pero, ¿y si tuviera una nueva oportunidad de terminar la escuela… 20 años después?

Disparatada, con humor negro y un encanto a prueba del tiempo. Así regresa McCarthy a la pantalla grande con “El alma de la fiesta”, comedia donde nos muestra que nunca es tarde para cumplir con un anhelo, y a veces la espera lo hace incluso más dulce.

La historia fue ideada por el director de la cinta Ben Falcone y su compañera de aventuras: Melissa McCarthy. “A Melissa y yo nos encanta escribir juntos. Se me ocurrió la estructura y ella lo hace gracioso”, anota el realizador.

La cinta comienza la trama cuando “Don” repentinamente le exige el divorcio, “Deanna” (McCarthy)  convierte su dolor en un nuevo comienzo y decide volver a la universidad... pero resulta que queda en la misma clase y universidad que su hija, quien no está del todo contenta con la idea.

Hechizada por la experiencia del campus universitario, la cada vez más abierta “Deanna” —ahora conocida como ‘Dee Rock’— adopta la libertad, la diversión y a los chicos de las fraternidades bajo sus propios términos, y se encuentra a sí misma en un último año que nunca nadie esperaba.

Además de McCarthy, la cinta cuenta con la participación de Gillian Jacobs, Maya Rudolph, Julie Bowen, Matt Walsh, Mo lly Gordon y el nominado al Oscar Jacki Weaver, entre otros. La protagonista relata en entrevista su experiencia al abordar a una mujer empoderada y divertida.

—¿De qué trata “El alma de la fiesta”?

—Es una historia sobre segundas oportunidades y reinventarse. Amo cuando las personas deciden volver a comenzar y hacer algo diferente, como mudarse de país o de ciudad. Las posibilidades que tenemos todos de alcanzar nuestros sueños son infinitas.

—Trabajaste muy de cerca con Molly Gordon, quien encarna a “Maddie”, tu hija en la película. ¿Qué tanto trabajaron en crear un lazo?

—Fue muy real. Nos llevamos muy bien de inmediato y eso facilitó el trabajo. Conocerla a ella y a otras actrices jóvenes del elenco me llena de esperanza por el futuro del mundo. Ellas son inteligentes y generosas, además de talentosas. Nuestro nexo fue tal que al final de la cinta ya me había dado por peinarla detrás de cámaras, como si fuera mi hija, aunque eso a ella no le hizo gracia (risas).

—Ben Falcone, el director de la cinta, es también tu esposo y entre ambos escribieron el guion. Para muchos es una locura trabajar con tu pareja, pero ustedes hacen todo juntos. ¿Cómo logras que funcione?

—Siempre hemos tenido una relación creativa muy estrecha, y por encima de todo, nos divertimos mucho trabajando. Ahora, creo que lo más difícil de una cinta es la edición, porque debes eliminar muchas cosas que te gustan para que el ritmo de la película funcione. Si sales de esa experiencia queriendo todavía al tipo que eliminó parte de tu trabajo entonces es en serio, es amor lo que hay (risas).

—“Deanna” se transforma en la película en una mamá “buena onda”, ¿sueles encontrar muchas mujeres así?

—¡Claro!, mi propia madre era así (risas). Ella era el tipo de mujer que me apoyó en todo momento, no importa que me vistiera de manera ridícula o las tonterías que hiciera, ella me amó en todo momento. Y creo que afuera hay muchas mujeres así de generosas, de enorme corazón.

Molly Gordon, la hija perfecta

Para Molly Gordon, quien encarna a “Maddie”, la hija de “Deanna” en la película, la historia conecta con los espectadores, especialmente con las mujeres, por lo auténtico y poderoso que es el lazo entre madre e hija, incluso si eso implica estar juntas en la universidad.

Por supuesto, es incómodo al principio, cuando “Deanna” comienza a invadir el espacio de “Maddie”. “Se siente tan mal por su madre, porque lo que está pasando es difícil, y también es difícil para ‘Maddie’. Su pequeña unidad familiar se está rompiendo”, reconoce Gordon.

“Entiende que su madre quiere y necesita hacer algo nuevo, pero está un poco desconcertada por eso. Especialmente cuando sus amigos les gusta tanto a su madre de inmediato. Pero se acaba acostumbrando a eso”.

Y no los culpa. “Melissa es una gran madre”, apunta Gordon. “Es tan amable y accesible; ella simplemente puede mirarte y hacerte sentir que tienes todo su apoyo... en una escena, pero solo también como una persona. Molly y Deanna comparten una frase especial, ‘Te tengo’, que creí que era muy reveladora”.

Temas

Lee También

Comentarios