Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 17 de Diciembre 2018

El último tango de Bertolucci

El realizador fallece en Roma a los 77 años, dejando un enorme legado en la cinematografía mundial

Por: El Informador

El cineasta italiano fue tan genial como polémico a lo largo de su carrera. AP

El cineasta italiano fue tan genial como polémico a lo largo de su carrera. AP

El director italiano Bernardo Bertolucci falleció ayer en Roma a los 77 años, tras una carrera coronada por obras clave del cine como la sensual “El último tango en París” y el drama épico “Novecento. Se va, además, convertido en una leyenda del cine mundial y especialmente el italiano.

Bertolucci, considerado un maestro del cine italiano y mundial, ganó nueve premios Oscar en 1988 por el “El último emperador”, la biografía del último emperador chino.

Bertolucci nos dejó hoy (ayer) a las 07:00 de la mañana”, confirmó ayer lunes su servicio de prensa sin precisar las causas de su muerte. Según los medios italianos, sufría cáncer.

El cineasta tenía problemas de salud desde hace años y estaba confinado a una silla de ruedas desde inicios del 2000 tras una operación en la espalda.

Una capilla ardiente será instalada hoy en la sede del ayuntamiento de Roma para despedir al maestro, mientras el mundo del cine italiano llora al genial director.

Creador del drama histórico “Novecento” (1976), convertido en un clásico sobre las luchas del siglo XX, Bertolucci generó polémica y escándalo con “El último tango en París”, rodada en 1972 en la capital francesa.

La película fue prohibida en Italia por su controvertida escena erótica entre la leyenda del cine Marlon Brando, entonces en uno de sus últimos papeles, y Maria Schneider, quien tenía 19 años, quedó profundamente afectada por la escena que simulaba sodomía, ya que no había sido plenamente informada antes del rodaje.

Trotamundos

Bertolucci fue uno de los pocos directores de cine italianos en rodar con frecuencia en el extranjero. En París, donde realizó su última película “Los soñadores” (2003), pero también en China con “El último emperador”, en África con “El cielo protector” o en Bután con “El pequeño buda”.

El cineasta creció en un entorno rico e intelectual y empezó a apasionarse por el cine gracias a “La Dolce Vita” de Federico Fellini. Su padre, poeta, profesor de historia y crítico de cine, le regaló su primera cámara de 16mm a los 15 años.

La consagración por parte de sus pares le llegó con “El último emperador”, rodada en 1987, que obtuvo nueve estatuillas en los Oscar, entre ellas la de mejor director.

Además de cineasta, fue coguionista del célebre filme de su compatriota Sergio Leone, “Érase una vez el Oeste”.

Lo llora Italia

“Se fue mi último emperador”, comentó entre lágrimas Stefania Sandrelli. “Su muerte es también un poco la nuestra”, confesó Marco Bellocchio.

“Siento un inmenso dolor (...) Se va un pedazo de nuestra familia, un amigo fraterno, amoroso, inteligente, genial, impredecible, rigoroso e implacable al decirnos siempre la verdad. Su cine forma parte de las maravillas del siglo XX”, escribió Roberto Benigni en una nota firmada también por su esposa, la actriz Nicoletta Braschi.

El presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, mencionó por su parte a “un gran maestro (que) entró en la historia del cine”, y dirigió sus condolencias a “todos los que aprendieron de su sensibilidad artística e intelectual”.

Temas

Lee También

Comentarios