Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 25 de Septiembre 2018

El arte de cosechar el pasado y sembrar el futuro

Juan Carlos Rulfo llega a la quinta edición del Festival de Cine y las Artes de Tapalpa con la mente repleta de nuevas ideas

Por: El Informador

Juan Carlos Rulfo posa para esta casa editorial desde Tapalpa. EL INFORMADOR/F. González

Juan Carlos Rulfo posa para esta casa editorial desde Tapalpa. EL INFORMADOR/F. González

Tiempo. Durante toda la entrevista, Juan Carlos Rulfo no se detiene en ninguna ocasión a observar el reloj, pero el paso del tiempo es una constante en su charla. Los años que pasaron y los minutos que vienen. No puede ser de otra forma, ya que la vida, la que fue y la que será son temas centrales en sus obras más recientes.

El documentalista visitó el Festival de Cine y las Artes de Tapalpa donde encabezó dos actividades: la proyección del tercer capítulo de “100 años con Juan Rulfo” y una lectura pública de “El día del derrumbe”, célebre escrito de Juan Rulfo en voces de los actores Ximena Ayala y Silverio Palacios.

Ha sido un año de mucho trabajo, de mucha exploración”, anota Juan Carlos en charla con este medio. Revisar las múltiples facetas de su padre en el proyecto documental (serán siete episodios en total), le ha tomado una cantidad ingente de tiempo. “Pero al mismo tiempo —acota— me ha permitido descubrir muchas cosas de él que ignoraba”.

Rulfo se reencuentra con su pasado en EL INFORMADOR

Al tiempo que explora las aristas de Juan Rulfo, su hijo se da tiempo para armar otro proyecto: “Érase una vez”, donde lanza una mirada a los niños del mañana y su capacidad (o incapacidad) para imaginar. “Han sido meses de sembrar y cosechar”, agrega Juan Carlos, antes de lanzar un silencioso suspiro que se queda suspendido en el viento.

Revisar las múltiples facetas de su padre en el proyecto documental le ha tomado gran cantidad de tiempo a Juan Carlos. EL INFORMADOR/F. González

—El proyecto de “100 años con Juan Rulfo” le ha mostrado a muchas personas facetas desconocidas del escritor, pero incluso hay cosas que tú como hijo, terminaste por descubrir. ¿Qué sientes ante eso?

—Eso ha sido de lo más importante y lo más bonito de este proyecto. Soy su hijo, pero no sé necesariamente todo sobre Juan Rulfo, y eso bueno, porque de alguna manera es inacabable lo mucho que hay por explorar sobre su vida. Llevo 20 años trabajando cosas de mi padre y cada vez lo descubro y redescubro de nuevas maneras.

—¿Qué tanto agota un proyecto como “100 años...”? Porque al final, los siete capítulos equivalen a siete películas.

—(Risas). No sé si me cansé o me desgasté. La verdad es que la vida pasa y siento que no me va a dar tiempo para tocar todos los temas que me gustaría, eso sí me da pena (hace un silencio). Siento que el paso del tiempo me ha ido dando más energía para trabajar muchos temas, hacer apuestas más arriesgadas y presentarlas de manera más audaz. He ido descubriendo a mi país de forma más profunda.

"Soy su hijo, pero no sé necesariamente todo sobre Juan Rulfo".

—¿Vivimos la época de oro del documental mexicano?

—Me gusta creer que sí, pero lo que se ha hecho a nivel documental es nada frente a lo mucho que queda por hacer. Creo en hacer cosas más intensas, emotivas, internas. Luchar para darle voz a historias y comunidades que se están abriendo al mundo. Tenemos un gran panorama por delante.

—¿A dónde te diriges ante ese horizonte que se abre?

—Paralelo al proyecto de mi papá he estado trabajando con las nuevas generaciones, con lo que viene. Siento que soy como un puente, entrando a una nueva versión de la vida. Estoy trabajando en un documental llamado “Érase una vez”, que creo que estará listo para el año que entra. Será sobre la imaginación de los niños, cómo la usan, como nos ven ellos a nosotros. Está en etapa de edición aún, es fascinante entrar en su mundo.

—Si tuvieras qué hacer un documental de tu 2017, hasta ahora, ¿cómo le pondrías?

—(Silencio) Sembrar y cosechar. Este año he cosechado historias, pero sigo sembrando.

Calidad ante todo

Juan Carlos Rulfo apostará para que la serie de “100 años con Juan Rulfo” tenga exhibiciones públicas en todo el país, ya sea a través de sinergias con instituciones educativas, culturales o empresas. Acepta que hay propuestas de televisoras y plataformas para eventualmente emitir la obra.

Lo cierto es que antes de llegar a un formato masivo, Juan Carlos va a apostar por la calidad. Es por eso que recién subió a YouTube una versión remasterizada de “El abuelo Cheno y otras historias” (1994), su primer documental, al tiempo que está bajando las copias piratas de ese portal. “Ojo, no lo hago porque me moleste o por dinero, sino porque quiero que la vean con la calidad que fue concebida”.

El realizador se declara abierto para trabajar en series documentales para plataformas digitales, siempre que éstas cuiden la calidad de la historia y el producto, así como de que él tenga la posibilidad de aportar su visión al proyecto.

Temas

Lee También

Comentarios