Miércoles, 21 de Abril 2021

“Dalia sigue aquí” está en la recta final por la nominación al Oscar

Este lunes 15 de marzo se sabrá si este cortometraje mexicano sobre la desaparición forzada competirá por el prestigioso premio

Por: El Informador

La animación se hizo a mano sobre cinco mil 200 páginas de periódico. ESPECIAL

La animación se hizo a mano sobre cinco mil 200 páginas de periódico. ESPECIAL

Abordar las complejidades de la desaparición forzada que persisten en México y América Latina, es el reto que enfrentaron Nuria Menchaca y Carlos Isaac González, directora y productor, respectivamente, del cortometraje animado “Dalia sigue aquí”, proyecto que se encuentra en la lista de posibles candidatos a obtener una nominación en los premios Oscar; resultado que conocerán este lunes 15 de marzo.

El cortometraje, impulsado por el Instituto Tecnológico de Monterrey y producido durante dos años y medio por el estudio mexicano “No Budget Animation”, parte de dos preguntas: ¿Qué siente la persona a la que le fue arrebatada un familiar? y ¿qué pasa emocionalmente cuándo no hay rastro de quien desaparece?

“Es un homenaje a las familias que están en la búsqueda incansable por sus seres queridos, también a la labor periodística que día a día nos trae estas lamentables noticias, que sin esta labor no podríamos conocer todo lo que pasa en este país”, explica en entrevista con EL INFORMADOR Carlos Isaac, quien también es docente de la Escuela de Arquitectura, Arte y Diseño (EAAD).

Bajo estas ideas es como Nuria Menchaca, Carlos Isaac González y más de 90 realizadores —entre profesionales, estudiantes y voluntarios— lograron plasmar esta narrativa en cinco mil 200 páginas de periódico, que de manera artesanal fueron trabajadas individualmente con acuarelas, carboncillo, tintas y dibujadas a mano para después ser animadas en 2D y presentar a uno de los sectores más afectados por la desaparición forzada: La infancia.

“En un principio nos contaban —que la desaparición— solo era en jóvenes y hombres, que estaban relacionados con el narcotráfico, no es cierto, hay muchas personas que desaparecen. Uno no entiende por qué, de ahí viene este sentimiento, de por qué Dalia es una niña, que busca a su papá, que él la busca a ella. Es el dolor de alguien que pierde a su familia, ambos están buscándose”, detalla Nuria Menchaca, directora de la carrera de Arte Digital en el Tec de Monterrey de la Ciudad de México.

Ambos realizadores explican que tener a “Dalia” como protagonista de esta historia refleja parte del calvario e incertidumbre que miles de familias viven ante la desaparición forzada, en especial las niñas y niños, quienes de manera cruda viven y entienden los diversos detonantes que ocasionan o derivan en la desaparición.

“Este cortometraje se presentó en el Centro Cultural España en una mesa para niños sobre desaparición forzada. El corto está totalmente basado en emociones, tiene hechos que ocurren, pero es más emocional y los niños entienden la emoción, entienden que algo pasa en el país, que pasan muchas cosas. Es importante atenderlos a través de sentimientos”, añade Nuria.

Previo a estar en la primera ronda de posibles candidatos al Oscar, “Dalia sigue aquí” ha tenido un recorrido especial en los principales festivales de cine de México como el de Morelia, Animasivo, Chihuahua e ICONA, entre otros espacios que fueron la antesala que los llevaría a ser nominados al Premio Ariel de 2020 y finalmente adjudicarse la estatuilla del certamen como “Mejor cortometraje animado”, lo que les valió para poder registrar el proyecto en la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos.

Lenguaje universal

Ante el reto de dibujar y animar más de cinco mil hojas de trabajo periodístico —donadas por el diario “La Jornada”— Nuria y Carlos resaltan que una de las principales líneas de desarrollo y guion fue no ofrecer una historia que culminara solo en datos estadísticos sobre la desaparición, sino ofrecer una narrativa digerible para los infantes, por ello la decisión de no tener diálogos hablados y solo el acompañamiento sonoro de la cantautora Ingrid Beaujean.

“Tampoco lo quisimos establecer en una sola región de México geográficamente, que no fuera obvio, es un problema que ocurre también en América Latina, en mayor o menor medida, en distintas formas, pero es algo que nos pasa”.

Carlos Isaac enfatiza en los cuidados que la narrativa de “Dalia” tuvo desde sus primeros pasos en la estructura al considerar las libertades que se tomarían al ser animado y con posibilidad de explorar la ficción.

“La primera regla que nos pusimos fue distinguir entre el documental y lo periodístico de la ficción, porque la animación nos permite crear ficción en muchos sentidos, podemos crear absolutamente todo, a diferencia del documental o medios de acción viva. No queríamos retratar estas historias de desaparición forzada por la vía común, decidimos una perspectiva muy emotiva y subjetiva sobre qué es lo que siente quien se queda, qué siente el que ya no está, aquí detonó nuestro argumento literario”.

Promocional. Imagen del cortometraje “Dalia sigue aquí”. ESPECIAL

Sumar más voces desde la infancia

Finalmente, Nuria recalca que más allá de lograr destacar en los festivales de cine o buscar distribución en las plataformas streaming, una de las principales intenciones es que el proyecto llegue a la mayor cantidad de personas posibles por lo que decidieron compartir públicamente el cortometraje en plataformas como YouTube.

Equipo de animación que estuvo al frente de la creación del cortometraje. ESPECIAL

Toma nota

Participa en la Clase magistral virtual impartida por Nuria Menchaca y Carlos Isaac, creadores de “Dalia sigue aquí”, que ofrecerán durante el encuentro “Shortway”. La charla será el martes 16 de marzo a las 17:00 horas. Si estás interesado en participar, puedes encontrar los mecanismos de registro en el portal pixelatl.com

Temas

Lee También