Domingo, 21 de Julio 2024

Cine para todos y desde la resistencia

Conoce la importancia, retos y apuestas de los foros independientes y alternos de la ciudad
 

Por: Kike Esparza

Al aire libre. Pantalla Bicentenario, ubicada de cara al Ágora Jenkins. ESPECIAL

Al aire libre. Pantalla Bicentenario, ubicada de cara al Ágora Jenkins. ESPECIAL

¿A quién no le gusta ver una buena película, comer palomitas y pasar un momento agradable? Con la llegada de la pandemia por COVID-19, ir al cine de manera tradicional tuvo que ponerse en pausa y el público optó por el streaming, modalidad que llegó para quedarse. Las salas de cine sortearon los vaivenes de la crisis sanitaria, y es hasta ahora que están tomando de nuevo impulso.

Tanto las salas comerciales como los circuitos independientes tuvieron que afrontar grandes retos y adaptarse a las nuevas maneras de consumo, estos últimos espacios, los alternos, en el ecosistema de la industria cinematográfica son necesarios porque atienden a un público particular, de nicho, al que le gusta el cine de autor.

En Guadalajara hay varias opciones para quienes buscan foros independientes y alternos; por ejemplo, hay lugares como la Cineteca FICG -ubicada en el Centro Cultural Universitario a cargo de la Universidad de Guadalajara (UdeG)- y el Cineforo -ubicado en las inmediaciones de la rectoría de la UdeG-; en ese sentido, EL INFORMADOR conversó con Pavel Cortés, director de programación de estos sitios.

“La Cineteca FICG surge con la intención de generar un espacio que esté enfocado en otro tipo de cinematografía, un tipo de cine más de autor, más independiente y menos comercial, sin que esto excluya a películas comerciales con ciertas características o perfiles”, aclara. 

A lo que agrega: “La Cineteca además se suma también a la vocación del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG), es decir, desde que se vislumbró la creación del festival, se planteó como parte de sus objetivos la apertura de esta Cineteca y es con la película mexicana ‘Roma’ del director Alfonso Cuarón, que arrancamos nuestras actividades. Y en esa ocasión empezamos con la sala principal, la cual está dedicada al cineasta tapatío Guillermo del Toro, quien en su momento la inauguró”.

Cabe señalar que cuando se habla de foros independientes, se piensa que estos no cuentan con la misma capacidad tecnológica que la de los grandes complejos, pero la Cineteca FICG es de vanguardia, con herramientas técnicas importantes. Y aunque comparte Pavel que muchos tapatíos consideran que la cineteca está algo lejos (Zapopan), “en realidad viene a cubrir también otra zona de la ciudad, el norte”, donde también hay mucha población jalisciense ávida de ver buen cine.

“Nuestro objetivo es exhibir películas que difícilmente lograrían un espacio en los conjuntos comerciales que ya conocemos, porque además estos lugares priorizan la exhibición comercial sobre el cine de autor o cine independiente, y es en la Cineteca donde (el público) puede encontrar este tipo de cinematografía. Además, trabajamos de manera estrecha con diferentes instancias, como festivales, que a lo largo de todo el año nutren nuestra programación, un caso muy específico es el de la Cineteca Nacional, pues aunque somos entes completamente distintos, retroalimentamos nuestra programación continuamente”, suma.

Tanto en la Cineteca FICG como en le Cineforo hacen ciclos de cine europeo y de clásicos, más otras curadurías que se van presentando a lo largo del año: Cineforo es una sala más de la cineteca, de alguna manera así la concebimos, pero somos conscientes del tipo de público que tiene, el cual es de una larga tradición. Entonces, lo que tratamos de hacer de alguna manera es equilibrar los contenidos, que los que lleguen a la Cineteca también lleguen al Cineforo y a la inversa. Son salas hermanas que comparten muchos de los contenidos que presentamos cada semana”, explica Pavel.

Es importante destacar que la Cineteca FICG cuenta con tres directores de programación: Esmeralda Vivas, Rodolfo Castillo y Pavel: “Somos los mismos programadores del FICG, quienes tenemos la encomienda del festival y en consecuencia, también programamos tanto Cineteca, como Cineforo y Pantalla Bicentenario”. 

Cineforo. Espacio localizado en Av. Juárez 976, Col Americana. ESPECIAL

¿Qué otros espacios alternativos hay?

Aunado a los ya señalados, el especialista y crítico de cine, Arturo Garibay dialogó con EL INFORMADOR sobre los otros espacios alternos que hay en la ciudad, entre los que enlistó a Cineka, ubicado en John Milton número 228-A en Jardines de la Patria, en Zapopan. Este espacio fue seleccionado como parte de los beneficiados con el apoyo de Proyecta Industrias Culturales y Creativas de la Secretaría de Cultura del Estado de Jalisco en su edición 2022. 

También está la opción de Cinema Live Guadalajara, con proyecciones al aire libre en espacios públicos como el parque de la Solidaridad o el Montenegro. En Atemajac también está CineTop, una empresa mexicana con 12 años de experiencia en el ramo cinematográfico. En el 2005 abrió su primer complejo en Ecatepec, Estado de México y tiene otros complejos en diversas ciudades de la República. Además, en el Museo de Arte de Zapopan, en su videosala, también se hacen exhibiciones.

¿Qué se tiene y qué falta?

Al cuestionar a Arturo Garibay sobre los retos que hay para los espacios de cine independiente, desde lo que se tiene y lo que hace falta, éste comentó: “Es positivo que existan los espacios alternativos de exhibición. Evidentemente el trabajo que históricamente ha hecho el Cineforo es muy importante, al igual que el cine del Museo Cabañas y lo que vino a abonar la Cineteca FICG, más el ejercicio que hace Cinema Live con los espacios abiertos y estos pequeños lugares que han ido surgiendo como Cineka, que tienen pocas butacas, pero que crean una programación, por ejemplo, muy orientada a los niños, pero que también programan contenidos de distribuidoras chiquitas que de repente no tiene gran espacio en las salas comerciales”.

Sin embargo, Arturo nota que en la exhibición independiente en Guadalajara ya no existen en forma las salas de repertorio, las cuales prevalecen en otras ciudades del mundo, “son cines que programan películas que ya salieron de la corrida comercial de cartelera y que permiten ver películas de catálogo. Sería muy interesante que una ciudad tan cinéfila como Guadalajara tuviera estas salas donde pudieras ver ‘Casablanca’, ‘Psicosis’ o ‘El resplandor’, cintas que se pudieran rescatar equilibrándose con algunos estrenos de cartelera”.

El otro punto que toca Arturo es que hace falta que se empodere más en la ciudad el circuito de la exhibición independiente. “En Guadalajara, y no es una crítica o queja, porque gracias a las grandes cadenas tenemos acceso a un montón de contenido, pero prácticamente el escenario está monopolizado por Cinépolis y Cinemex. Entonces, encontrar exhibidores independientes es bien difícil, en Atemajac está CineTop, un cine muy bien habilitado, pero es una excepción, Citicinemas que abrió en Plaza Iconia (en las inmediaciones del Hard Rock) ya nunca se recuperó después de la pandemia”.

Arturo resalta que sí hay una buena oferta, pero que a su vez Guadalajara es lo suficientemente grande para tener una propuesta más robusta de exhibición independiente: “Cuando creces el circuito independiente, quien se ve favorecido es el espectador, porque la oferta se vuelve más grande y no todo se limita a las películas de los grandes estudios o tener carteleras monopolizas, porque el distribuidor independiente siempre va a buscar tener el diferenciador, ofrecerte la alternativa, lo que su competidor grandote no tiene”.

Finalmente, a la pregunta de qué se necesita para que crezca este circuito, Arturo, acota: “Hay dos caminos, uno es encontrar espacios de exhibición que sean de origen público, que en su creación sean propiedad de la ciudadanía a través del vehículo público, es decir que los propios gobiernos articulen dentro de sus proyectos culturales la opción de habilitar espacios para que haya más alternativas para exhibir”. 

La otra ruta es la inversión privada, y que a su vez estas dos opciones, la privada y la pública coexistan: “Que haya empresarios que comiencen a darse cuenta del potencial que tiene la exhibición como negocio”, pone como ejemplo Arturo, que en otras ciudades hay formatos de exhibición como bares donde tomas tu cerveza, pero ves una película, por lo que la experiencia se vuelve distinta. Y ahora que la pandemia se ha estabilizado, Arturo refrenda que acudir al cine sigue siendo un acto social, por lo que éste será y seguirá siendo un buen negocio para las exhibidoras.

Sala Guillermo Del Toro. Este espacio se encuentra en la Cineteca FICG y cuenta con un proyector de tecnología láser puro RGB 4k, con capacidad de proyección en 3D. ESPECIAL

En el corazón de Guadalajara

Otro importante espacio es el Cine Cabañas, ubicado en las instalaciones del Museo Cabañas, en el Centro Histórico de Guadalajara. 

Sobre este inmueble, la directora del museo, Susana Chávez Brandon, habló con EL INFORMADOR: “Esta es una sala de las más antiguas de la ciudad que sigue vigente y funcionando. Este espacio abrió en 1983 dentro del Instituto Cultural Cabañas y llevaba como nombre ‘Cine Teatro Cabañas’. Desde sus inicios ha sido una sala que se dedica a la proyección de cine de arte, también en sus inicios fue parte importante de la Muestra de Cine Mexicano en Guadalajara (ahora FICG)”.

En el 2007 se le nombró al espacio como “Sala Guillermo del Toro” y continuó así hasta el 2019, cuando la Cineteca FICG presentó su sala número uno con este nombre en honor al cineasta tapatío, “y con el afán de no confundir al público cinéfilo, se renombró (el espacio) como ‘Cine Cabañas’”, señala Chávez Brandon.

Cine Cabañas desde el 2019 replanteó su programación, “para que siga siendo un lugar de cine independiente, pero que tuviera criterios para la programación, y estos son básicamente ciclos, aquellos que van acompañando a las exposiciones que tiene el museo, también tenemos muestras, ciclos y festivales que acontecen en la ciudad o que vienen a la ciudad, como el festival Ambulante”. 

El Cine Cabañas también suele ser sede del FICG, de la Muestra del CCC (Centro de Capacitación Cinematográfica), la de la Muestra Independiente Audiovisual de Xalisco (MIAX), del Premio Maguey y de la Semana del Ciclo de Cine Alemán.

“También tenemos ciclos de cine con temática transversal y de interés actual con temas relacionados a los pueblos indígenas y al cine contra la violencia”.

La importancia de los espacios independientes

Susana Chávez resalta que competir con las salas comerciales es difícil, “pero creemos que es algo que debe hacerse y seguimos apostando por ciclos de cine de arte y de cine independiente, no solo para que el público pueda escoger, lo cual es muy importante, sino para que esos proyectos tengan salida y distribución que no se les da en el cine comercial”.

Resalta además que en Cine Cabañas sí hay un público cautivo, el cual varía según la programación que haya; por ejemplo, recientemente tuvieron contenido de cine producido en Jalisco y hubo muy buena audiencia. Además, refiere Susana que espacios como el Cine Cabañas y otros lugares que también tienen esta raíz alterna, son lugares de resistencia, “en algún tiempo hubo más espacios, pero ciertamente los cines comerciales nos han ido ganando público, porque además tienen otros servicios que a lo mejor nosotros no podemos ofrecer. Entonces, siempre que algún espacio muestre cine independiente, es muy importante. Hay que seguir resistiendo”.

Además Susana enfatiza que apoyos sí hay para el cine independiente de manera local y federal con estímulos para la producción y distribución, “pero lo que yo creo es que tal vez nos hace falta tener más capacidad de difusión para poder tener audiencias más amplias”.

Sobre este tema, Pavel Cortés agrega que al generarse espacios distintos a los de las salas comerciales, se generan públicos más diversos: “Nuestra programación es representativa de la diversidad respecto a tipos de cinematografía, países de origen, directores, temáticas y diferentes expresiones que en otro tipo de espacio sería difícil lograr”.

En ese sentido, resalta que el cine mexicano entra a las exhibidoras generalmente como una cuota donde dura una semana o dos, pero refiere que en la Cineteca FICG son más sensibles, “el tiempo de duración de las mismas con nosotros es mucho más generoso, le damos prioridad a un tipo de cinematografía distinto, pero también lo equilibramos con cintas que tienen un tinte más comercial y que encuentran cabida en este espacio”.

Tapatío

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones