Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 24 de Mayo 2018

Con amagos por aranceles, cierran séptima ronda de negociación del TLC

Canadá advirtió que de aumentar las tarifas al acero y al aluminio aplicaría medidas recíprocas contra EU; México se guarda las represalias hasta que se concrete la decisión

Por:

Chrystia Freeland, Ildefonso Guajardo y Robert Lighthizer durante la conferencia de cierre de la séptima ronda del TLCAN. EFE/J. Núñez

Chrystia Freeland, Ildefonso Guajardo y Robert Lighthizer durante la conferencia de cierre de la séptima ronda del TLCAN. EFE/J. Núñez

Al cierre de la séptima ronda de negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC), la canciller de Canadá, Chrystia Freeland, advirtió que si Estados Unidos impone aranceles al acero y aluminio canadienses, ellos harán lo mismo contra el país que gobierna Donald Trump; ante ello, el representante comercial Robert Lighthizer amagó con considerar la vía bilateral del convenio comercial.

En tanto, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, dijo en un discurso más mesurado que México considerará la imposición de represalias contra Estados Unidos solamente que se concrete la medida.

En las siete rondas realizadas se enfocaron solamente en seis capítulos de los 30 a definir, por lo que Lighthizer pidió acelerar los trabajos.

En conferencia de prensa, los tres representantes de los países implicados anunciaron que se realizará una ronda intersesional de cinco semanas, en torno a telecomunicaciones, comercio digital, obstáculos técnicos al comercio, empresas propiedad del Estado, energía y servicios financieros.

La octava ronda de negociaciones, si bien podría suceder en la primera mitad de abril, aún no tiene fecha específica.

La semana pasada, el presidente estadounidense, Donald Trump, generó una fuerte controversia al anunciar la adopción de pesadas tarifas a las importaciones del acero (25%) y del aluminio (10%), medidas que impactarían especialmente a Canadá, el mayor proveedor de acero en el mercado estadounidense.

El anuncio provocó un fuerte comentario de la canciller canadiense, quien aseveró que esa acción es “inaceptable” y advirtió “vamos a imponer medidas de reciprocidad”.

Sin embargo, Trump declaró ayer que México y Canadá solamente se verán a salvo de las pesadas tarifas si aceptan hacer concesiones en la mesa de negociaciones por el tratado comercial.

México reserva propuesta en reglas de origen del sector automotriz

Los negociadores mexicanos esperan tener claridad sobre el estatus entre la industria y los negociadores estadounidenses. AFP/P. Rossignol

El equipo técnico de México decidió reservar su propuesta sobre reglas de origen automotriz, uno de los temas más controversiales de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), hasta tener claridad sobre el estatus entre la industria y los negociadores estadounidenses.

"La propuesta del gobierno mexicano no se puso en la mesa porque el negociador (de Estados Unidos) se regresó a Washington", puntualizó el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, en rueda de prensa.

El jefe negociador estadounidense del contenido regional, Jason Berstain, volvió el lunes de la semana pasada a petición del representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, para realizar una serie de consultas con los tres grandes fabricantes de autos de ese país, Ford, Chrysler y General Motors.

Es claro que este hecho dio paso al diálogo del tema entre la industria automotora y los negociadores técnicos del vecino país del norte, refirió el funcionario mexicano al finalizar la conferencia ministerial del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que en su séptima ronda se realizó del 25 de febrero al 5 de marzo.

"En una negociación (...) es un poco improductivo seguir avanzando si el punto de partida, de donde están haciendo la negociación nuestros colegas, no está resuelto con su propia industria", manifestó.

Guajardo Villarreal confió en que este "paréntesis" rinda frutos para tener información clara al respecto y saber cómo lograr aterrizar el tema de las reglas de origen entre los equipos de México, Estados Unidos y Canadá.

La evaluación del contenido regional, dijo, sigue con la Asociación Mexicana de la Industria (AMIA), dirigida por Eduardo Solís, "pero quien define si hay o no una propuesta en la mesa no es el sector, es quien está de responsable en la negociación".

Si bien se tiene la obligación de consultar a todas las industrias productivas y organizaciones no gubernamentales, la negociación representa el balance del interés del Estado mexicano y, por ello, las decisiones del gobierno no están condicionadas por la oposición de un solo sector, explicó.

Ello porque "pudiéramos estar secuestrados por un solo sector y sus intereses", añadió Guajardo Villarreal, quien minutos antes estuvo acompañado de la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, y el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer.

El presidente del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales (CCENI), Juan Pablo Castañón, expuso que a los tres equipos negociadores les hubiera gustado avanzar, pero las consultas de Estados Unidos no lo permitieron, y se continuará con el cabildeo en las siguientes semanas y en las reuniones que se tendrán antes de la octava ronda.

"Nosotros estaremos interesados en mantener el trabajo, el diálogo y el análisis de la industria automotriz con el resto de la iniciativa privada para darle nuestros puntos de vista al gobierno", subrayó.

Castañón remarcó que el sector privado mantiene una relación estrecha y ninguno "será factor de cambio por otro", por lo que los trabajos siguen hacia el interior porque está dentro de la estrategia de negociación del acuerdo comercial. 

Temas

Lee También

Comentarios