Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 23 de Septiembre 2018

Jóvenes, mitad de la población que está desocupada en Jalisco

Hay más de 56 mil jaliscienses en esa condición; expertos sostienen que el problema es mayúsculo

Por: El Informador

Aunque hay más empleos en el Estado, éstos no son tan bien pagados. EL INFORMADOR/E. Barrera

Aunque hay más empleos en el Estado, éstos no son tan bien pagados. EL INFORMADOR/E. Barrera

Rodrigo Chávez consiguió empleo en una dependencia de un centro universitario, puesto en donde se ha mantenido ocupado por más de 90 días. Sin embargo, aunque tiene su título de licenciatura, tardó varios meses en conseguir ese trabajo.

“Sobrellevé esa situación con la ayuda de mis papás y algunos préstamos y ahorros que tenía. Por ejemplo, la beca que iba a utilizar para titularme y que tuve que usar para gastos personales”, comentó.

La población desocupada de 20 a 29 años en Jalisco se incrementó casi 10% en el último año. Actualmente, uno de cada dos jaliscienses sin estudio ni trabajo tiene ese rango de edad, lo que representa 56 mil 591 personas (49.5%); hace un año eran 39 mil, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) al segundo trimestre de 2018.

De 2013 a 2017, los jaliscienses de entre 20 y 29 años en esa situación eran cuatro de cada 10, pero para este año el porcentaje se elevó a cinco de cada 10.

Luis Ignacio Román, economista del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) cree que la desocupación no es solamente un problema entre los jóvenes, sino que también afecta a las personas mayores de 30 años, muchas de ellas con hijos y familia por mantener.

“Un joven que no tiene dependientes puede tener un poco más de flexibilidad para moverse de un empleo a otro, no aceptar un trabajo o tener una beca aunque no sea un ingreso laboral. Si bien es fundamental que los jóvenes se integren a la vida activa, no es solo una necesidad de ellos”.

Aunque ahora tiene un cargo como abogado, Alejandro Pérez se postuló a puestos de trabajo en los que fue rechazado por tener estudios en Derecho. Así le sucedió cuando quiso trabajar como almacenista en una farmacia.

“Te preguntan si tienes familiares profesionistas. Luego, si hay profesionistas que estudiaron derecho y, en cuanto les dices que sí, te dicen: ‘nosotros te hablamos’ y nunca te vuelven a marcar. Parece que por conocer nuestros derechos no nos contratan”.

Además del aumento de la desocupación, la ENOE revela una pérdida de empleos que pagan más de dos salarios mínimos en el Estado. Por ejemplo, en un año se redujeron 27 mil puestos de trabajo que pagaban entre dos y tres salarios mínimos (entre cinco mil 300 y ocho mil pesos mensuales), y 13 mil trabajos con sueldos entre tres y cinco salarios mínimos (por arriba de los ocho mil pesos y hasta los 13 mil 250 pesos).

 

Menos de tres salarios mínimos

Con casi 30 años de edad y la necesidad de ganar experiencia para aspirar a un mejor empleo porque en todos lados le piden mínimo dos años de experiencia, Alejandro Pérez trabaja como auxiliar de abogado con cuatro mil pesos mensuales en ingresos. Su salario debe alcanzarle para mantener sus necesidades y las de su madre, quien a pesar de estar enferma de lupus, también trabaja.

“Es muy mal pagado para la larga jornada laboral que tengo. Mi horario laboral es de ocho de la mañana a siete de la noche, de lunes a viernes, y sábados de nueve a dos de la tarde”, indicó. “Aunque hay mucha oferta de trabajo te piden experiencia mínima, pero si no tienes la posibilidad de agarrar experiencia, ¿cómo vas a trabajar?”.

A pesar de la promoción del empleo formalizado por parte del Gobierno actual, este no se ha visto acompañado de mejoras salariales por parte de los patrones o empresarios, aunque existe la petición para ello del titular del Ejecutivo, Aristóteles Sandoval.

Al segundo trimestre de 2018, 73.3% de los empleos remunerados o subordinados en Jalisco para la población de 20 a 29 años paga tres salarios mínimos o menos.

El porcentaje representa la cifra más alta del sexenio en curso. Además, en un año se redujeron en casi 24 mil los empleos subordinados de dos a tres salarios mínimos, y hay nueve mil trabajos menos con sueldos entre tres y cinco salarios mínimos, de acuerdo con la ENOE.

“Apelaremos a la sensibilidad del sector empresarial de Jalisco para que podamos mejorar las condiciones salariales de nuestros trabajadores. Este es el último reto”, mencionó el gobernador durante la Cumbre de la Alianza del Pacífico, celebrada el pasado mes de julio en Puerto Vallarta.

Rodrigo Chávez gana actualmente cinco mil 200 pesos mensuales en una “chamba” dentro de una universidad. Pero llegó a ganar 600 pesos por semana cuando trabajaba en restaurantes de comida rápida. Asegura que hay cada vez más empresas que “regatean” el sueldo.

“Te ofrecen el trabajo pero no te quieren decir el sueldo hasta que no estés allí con la solicitud. Te dicen: ‘si te interesa vienes, si no, mejor no vengas’ y no te dejan ver si la oportunidad vale la pena o no”, dijo.

En fechas recientes, el presidente del Centro Empresarial de Jalisco (Coparmex), Mauro Garza, señaló que esperan convencer a la Comisión Nacional de Salarios Mínimos de aprobar un incremento a 102 pesos antes del 1 de diciembre próximo.

Esto, dijo, permitiría incrementar los ingresos de los trabajadores en consonancia con la línea de bienestar que marca el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Entre 2013 y 2017, los ciudadanos desempleados de 20 a 29 años eran cuatro de cada 10; ahora son cinco. EL INFORMADOR/Archivo

Se pierden cinco mil empleos 

El Instituto de Información Estadística y Geográfica (IIEG) del Estado de Jalisco reportó que, durante el mes de julio, el Estado perdió más de cinco mil empleos formales, principalmente en los sectores servicios y primario de la Entidad.

Esos cinco mil 303 empleos representan una estadística “atípica”, debido a que en los anteriores meses de julio se generaban entre cuatro y cinco mil empleos, de acuerdo con las estadísticas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El sector servicios encabeza la caída de empleos al perder siete mil 008 espacios, y le sigue el sector primario con seis mil 091, a pesar de la generación positiva de nuevos puestos de trabajo en el resto de la economía jalisciense.

Los servicios de administración pública, que en año electoral registran más despidos que contrataciones, mostraron una pérdida de tres mil 596 empleos, cifra que triplica la de otros años de comicios, como 2015 (mil 400) y 2012 (mil 016).

También se perdieron tres mil 142 empleos de enseñanza académica, investigación, capacitación y difusión electoral, reportó el IIEG.

Rezagado en sueldos de calidad 

A pesar de que hay un incremento en la población ocupada de Jalisco, los ingresos salariales de los jóvenes de 20 a 29 años presentan un deterioro. De acuerdo con los datos del segundo trimestre de 2018 que revela la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), siete de cada 10 jóvenes ganan tres salarios mínimos diarios o menos; es decir, ocho mil pesos mensuales como máximo.

El porcentaje de jóvenes con ese rango salarial (69.9%) es el más alto de todos los segundos trimestres de la administración de Aristóteles Sandoval. En 2017, el porcentaje era de 66.2 por ciento.

Y pese a tener potenciales económicos similares, los jóvenes jaliscienses tienen acceso a empleos más precarios que los homólogos de la Ciudad de México y Nuevo León. En el primer punto, 58.7% de las personas en ese rango ganan tres salarios mínimos o menos, y en Nuevo León, el porcentaje es todavía más bajo: 45.2 por ciento.

Además, existen 31 mil 432 jóvenes de 20 a 29 años que, pese a tener una ocupación, no reciben ingresos salariales. Eso supera los 27 mil 901 que no tuvieron sueldo en el segundo trimestre del año pasado.

“Pagan muy poco y quieren explotarte demasiado”, considera Rodrigo Chávez, joven de 25 años quien actualmente trabaja en una universidad.

 

Cinco de cada 10 mexicanos, por debajo de los seis mil pesos

La mitad de los trabajadores en México gana hasta dos salarios mínimos. Es decir, que sus percepciones llegan a cinco mil 301 pesos al mes en el mejor de los casos, según los resultados más recientes de la ENOE.

Al segundo trimestre del año, la población ocupada en el país ascendía a 53.8 millones de personas, de las cuales 27.3 millones tiene un ingreso de hasta dos salarios mínimos (50.7% del total). Esa cifra es 34.6% superior a los 20.2 millones de empleados con ese nivel de ingreso registrados en el segundo trimestre de 2011, cuando representaban 43.2% del total.

De forma desagregada, casi tres millones de trabajadores no reciben ingresos, ya sea porque son trabajadores familiares o dedicados a actividades agropecuarias de subsistencia. En tanto, 8.7 millones ganan hasta un salario mínimo (dos mil 650 pesos al mes) y 15.3 millones que ganan más de uno y hasta dos salarios mínimos, que representan la mayoría en el mercado laboral, con 28.4% del total nacional.

Por edad, la mayor parte de los trabajadores que reportan un ingreso de hasta dos salarios mínimos tienen entre 30 y 49 años, con un total de 11 millones de personas.

SUN

Temas

Lee También

Comentarios