Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 20 de Agosto 2018

Dar enganche de una casa, mejor destino para el aguinaldo

"Es más fácil perder una inversión en algo intangible, que dejar de ganar con un bien inmueble porque es tangible", puntualiza el director de Proyectos de la empresa inmobiliaria Metrópolis

Por: NTX

Lejos de depreciarse su valor, éste crecerá con el paso del tiempo. EL INFORMADOR / ARCHIVO

Lejos de depreciarse su valor, éste crecerá con el paso del tiempo. EL INFORMADOR / ARCHIVO

El 2017 está por terminar y con ello llegan los ingresos extras como el aguinaldo, fondo de ahorro y bonos que, sin duda, son una excelente oportunidad para destinarlos al enganche de una casa, departamento o terreno.

El Artículo 87 de la Ley Federal del Trabajo (LFT) establece que los trabajadores formales deberán recibir esta gratificación antes del 20 de diciembre y por un monto mínimo de 15 días de salario o su equivalente en días trabajados.

A este respecto, el director de Proyectos de la empresa inmobiliaria Metrópolis, Jorge Azar Lugo, señaló que "la adquisición de algo tangible, como una propiedad, es una forma inteligente de invertir el aguinaldo", por lo que es recomendable dirigir poco más de 50 por ciento de esta prestación a ese objetivo.

En entrevista, refirió que esta apuesta ayuda a aumentar de 12 a 18 por ciento el valor del bien inmueble, al ponerlo a la venta o renta en un mediano plazo, en comparación con la utilidad o rendimiento que pueda ofrecer una institución bancaria o "meter el dinero bajo el colchón".

Lo anterior porque lejos de depreciarse su valor, éste crecerá con el paso del tiempo, y más cuando se toman algunos aspectos antes de la compra, como la ubicación, el diseño, el tamaño, la plusvalía y el precio de la renta, entre otros, apuntó.

El directivo sugirió primero evaluar con la familia cuánto dinero se puede destinar, tanto individual como conjuntamente con la pareja, en la compra de una casa, departamento o terreno.

Sin embargo, de no alcanzar el enganche requerido, consideró que el aguinaldo también puede ser utilizado para complementar o hacer crecer el ahorro acumulado en la Subcuenta de Vivienda del Infonavit, cuyo monto equivale al 5.0 por ciento del salario integrado, o juntarlo al préstamo de algún crédito hipotecario.

La adquisición es una inversión muy inteligente y requiere verificar todos los detalles, subraya Jorge Azar Lugo. EL INFORMADOR / ARCHIVO

En la actualidad existen instituciones que otorgan financiamiento con tasas de interés anual de 9.0 al 12.0 por ciento, y plazos de pago de cinco a 20 años, sin necesidad de ser un trabajador formal, mencionó.

Azar Lugo sugirió invertir en desarrollos verticales residenciales en la Ciudad de México, Puebla y Guadalajara, principalmente, porque ofrecen opciones comerciales y de entretenimiento, y porque es donde cada vez existe una mayor demanda de inmuebles y un menor espacio para construirlos.

"Las propuestas verticales permiten un mayor número de viviendas en un mismo espacio, disminuye el costo para los compradores y dan una mayor plusvalía con el paso de los años", argumentó el directivo.

Respecto a lo ocurrido con los sismos de septiembre pasado, cuando las constructoras se deslindaron de los daños, opinó que es indispensable investigar qué empresa y personas están involucrados en el proyecto, la ubicación y medidas de seguridad de la edificación, y las cláusulas sobre los seguros ofrecidos antes de la cerrar la compra.

"Esa indagatoria es de gran utilidad para darse una idea de a quién se le está comprando y qué calidad tiene el inmueble", subrayó Azar Lugo, al reiterar que la adquisición es una inversión muy inteligente y requiere verificar todos los detalles.

Expuso que otra opción para destinar el aguinaldo, fondos de ahorro y bonos es mejorar la casa actual, en donde impermeabilizar, pintar, arreglar paredes y techos o sustituir materiales desgastados, mantendrá la propiedad e incrementará su valor.

Consideró que cualquier alternativa traerá grandes beneficios para quienes busquen hacerse de un patrimonio o mejorar el que ya poseen, pues el mercado inmobiliario crece cada año.

"Es más fácil perder una inversión en algo intangible, que dejar de ganar con un bien inmueble porque es tangible", puntualizó Azar Lugo, al añadir que en México se requieren unas 300 mil viviendas cada año para atender la demanda.

 

AO

Temas

Lee También

Comentarios