Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 13 de Octubre 2019

Carlos Bremer, "el tiburón" caza talentos

El empresario apuesta sus números al deporte y al cine, poniendo los recursos suficientes para llevar al talento mexicano al siguiente nivel; recientemente adquirió en una subasta la casa decomisada a Zhenli Ye Gon y la usará para fines benéficos

Por: Norma Gutiérrez

Carlos Bremer. Su audacia filantrópica busca impactar en muchos mexicanos. En entrevista, comparte los proyectos que tiene en puerta. CORTESÍA / SONY

Carlos Bremer. Su audacia filantrópica busca impactar en muchos mexicanos. En entrevista, comparte los proyectos que tiene en puerta. CORTESÍA / SONY

Si algo conoce Carlos Bremer es la voluntad, y desde esta trinchera ha sabido encaminarse en el sendero del apoyo social y empresarial. Además de ser reconocido como uno de los líderes financieros más importantes de México con Value Grupo Financiero, también destaca por impulsar las causas sociales.

Carlos Bremer puntualiza que siempre ha tratado de encontrar el lado positivo de las cosas, en especial, cuando hay talento de por medio. Aunque los números son su fuerte, este empresario también ha tenido que aprender con detalle cómo funciona la industria deportiva y la cinematográfica, en las que ha echado a andar proyectos que potencialicen el valor de México más allá de sus fronteras.

Tras la subasta emprendida por la presidencia de México para vender la mansión decomisada a Zhenli Ye Gon, Carlos Bremer valoró las posibilidades de jugar este partido -destinando 102 millones de pesos- que hoy lo hace acreedor de la finca que dejará atrás su polémica y pasará a tener un uso en beneficio de su fundación Butaca Enlace.

“Adquirimos esta casa con la idea de dedicarla en cosas buenas para México. No quiero tomar ninguna decisión precipitada, quiero ver ideas en este momento y hasta enero, para ver cómo podemos eficientar su uso, que el esquema que visualizamos sea exitoso hasta donde se pueda. Me están diciendo ideas de más instituciones deportivas y cosas por el estilo, pero necesito ver cómo puede ser más útil. No la quiero para mí, no me interesa”.

Agrega que “faltaban dos días para la subasta, pensamos hasta donde yo podía apoyar porque sí es una cantidad muy elevada para mí, concursé por teléfono en la subasta. Sí sentí felicidad el poder poner un granito de arena, son cosas que se presentan una vez en la vida y no me gusta dejarlas pasar”.

Bremer puntualiza que no ha tenido oportunidad de conocer personalmente la mansión, pero a través de una puja telefónica consideró sus posibilidades financieras teniendo el objetivo en mente: que el dinero destinado a la compra del inmueble se entregará a los deportistas participantes en los pasados Juegos Panamericanos de Lima 2019.

“Desde el inicio de los Juegos Panamericanos, fue sobresaliente la actuación de los deportistas mexicanos, y cuando comenzaron a acercarse al récord de medallas, más gente les prestó atención. Vino una iniciativa histórica por parte de presidencia para dar un apoyo muy grande a cada uno de todos los deportistas participantes, creo que es un esfuerzo importante para premiar a los atletas. Yo no sabía cómo apoyar, pensé que podía sumarme a la subasta para que esta iniciativa se cumpliera”.

Ayudar, la prioridad

Desde niño aprendió cómo trabajar con capital y sobre todo cómo encausarlo para ayudar a quienes requieran de un empujón, es por ello que cuando un proyecto llega a sus manos no duda en sacar la calculadora y empezar a ver las posibilidades que beneficien a los sectores productivos de México, generar más fuentes de empleo y hacerle ver a los emprendedores y empresarios que nuestro país siempre será un buen lugar para echar raíces.

“Quiero mucho a mi país, estoy orgulloso de México, le tengo fe. Quiero tratar de regresarle algo de todo lo que me ha dado, no tengo otra motivación más que esa, de ver cómo los atletas, por ejemplo, cada vez son más exitosos, son héroes del pueblo, y los jóvenes eso necesitamos, más ejemplos a seguir. Para mí son mis héroes, me emociono igual que la gente”.

La relación de Carlos Bremer con el deporte no es nueva, y apoyar a deportistas profesionales lo ha llevado a explorar el cine desde la producción, hermanando dos temáticas que han dado frutos en la pantalla grande con películas como “Somos campeones” y “108 costuras”, historia beisbolera protagonizada por Kuno Becker y Ximena Navarrete, que recuerda el campeonato de la selección Mexicana en la Serie del Caribe. El filme llegará a cartelera nacional el 4 de octubre en 800 salas.

Carlos Bremer también se alista para apoyar al boxeador campeón de peso completo Andy Ruiz Jr., en su revancha contra Anthony Joshua a celebrarse en diciembre próximo en Arabia Saudita; a la espera también del anuncio del próximo encuentro del tapatío Saúl “Canelo” Álvarez, no sin antes regresar a Guadalajara para sumarse a las celebraciones del Premier 12, torneo que funge como parte del Preolímpico de beisbol para los Juegos de Tokio 2020.

“Para mí puede ser histórico, porque por primera vez el beisbol participará en la Olimpiada de Japón 2020 y la eliminatoria para ver quiénes califican será en Guadalajara, ahí vamos a eliminar a Estados Unidos, República Dominicana y Holanda. Tengo mucha fe en que se armará a un equipo fuertísimo y daremos la sorpresa. Yo estaré en Guadalajara desde el 1 de noviembre hasta el cierre. Vamos por todo”.

Fuera de cuadro

Una de las facetas más populares de Carlos Bremer es como tiburón en “Shark Tank México”, en donde conoce a talentos empresariales que buscan capital para emprender o fortalecer proyectos comerciales y de servicio, experiencia que ahora se ve reflejada en puntos de venta reales en el país.

“Empecé como emprendedor a los 13 años de edad, siempre tuve apoyo de gente que creyó en mí y eso quiero hacer. Además de apoyar a los que van al programa, trato de transmitir consejos para la audiencia. Yo veo cómo encontrar el sí y no el no, hay gente muy buena a la que veo como brazos clave para México, que van a crear empleo y apoyar a artesanos y campesinos con apoyo digno”.

Actualmente, Carlos Bremer trabaja con grupos de emprendedores para reunirlos en un punto de venta “Empresarios de México”, en una reconocida plaza comercial de Monterrey y colocar ahí semestralmente a talentos como Mayaca, productores de hamacas que da empleo a mil artesanos mayas, así como a la empresa tapatía Tuluminati, una boutique de sombreros de alta moda.
 

Tapatío

Temas

Lee También

Comentarios