/contenidos/2017/11/18/noticia_0020.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 25 de Junio 2018

Buscan pantallas en el primer día del Buen Fin

Los carritos chocaban en los pasillos apelotonados por los compradores 
 

Por: El Informador

Jaime Martínez adquirió cuatro televisores de 32 pulgadas para sus hijos. EL INFORMADOR/F. Atilano

Jaime Martínez adquirió cuatro televisores de 32 pulgadas para sus hijos. EL INFORMADOR/F. Atilano

Con mucho cuidado, Jaime Martínez comenzó a bajar, una a una, las cuatro pantallas “Smart TV” de 32 pulgadas que compró durante el primer día del Buen Fin. 

Todas cupieron en el carrito que él y su esposa condujeron hacia la caja por los pasillos que se encontraban  de personas que, como Jaime, buscaban las mejores ofertas de artículos para llevar a casa.

“Son cuatro muchachos y cada uno quiere la suya en su cuarto. Como ya quitamos el cable, ahora quieren ver ahí el Netflix. Desde la semana pasada ya las habíamos venido a ver. Estaban como en cinco mil y cacho. Hoy aprovechamos porque las pusieron en cuatro mil 500”, dijo Jaime. 

Durante un recorrido que llevó a cabo este medio de comunicación por un supermercado ubicado en el Centro de Guadalajara, se observó cómo Alfredo Ibarra, otro comprador, adquirió una pequeña pantalla que no estaba entre las cosas que pensaba comprar. 

“La verdad no la teníamos contemplada, por eso no checamos el precio antes pero estaba barata y por eso la compramos”, comentó Alfredo.  

Así como él, decenas de personas salían del espacio comercial con todo tipo de aparatos. Sin embargo, los televisores destacaron entre los artículos más buscados por todas las personas que decididieron aprovechar las promociones. 

Atareados, los vendedores corrían de un lado a otro para auxiliar a los clientes, quienes preguntaban por los aparatos que tenían una mejor definición o descuento. 

Los trabajadores los motivaron al ofrecerles la adquisición con pagos mensuales sin intereses. 

Las computadoras, electrodomésticos y teléfonos celulares no se quedaron atrás. Familias completas acudieron a comparar los descuentos ofrecidos por cada una de las distintas marcas. 
Pero el interés no sólo quedó en los dispositivos tecnológicos. En el área de juguetería los papás preguntaron a los más pequeños cuáles juguetes querían recibir en el próximo festejo de Navidad.  

Por los pasillos del inmueble, los carritos eran conducidos sin dirección aparente, chocaban incluso unos con otros, provocando confusiones entre las personas. 

“Oiga, disculpe, ese es el mío”, le dijo una señora a otra que se había llevado el carrito equivocado. El problema fue que ambas habían elegido la misma vajilla.

En el área de cajas, las tarjetas bancarias también hacían un desfile: pocos eran los compradores que pagaron en efectivo. 

Los cajeros, apresurados, pasaban los artículos para cobrar lo más rápido posible, ya que las filas parecían no tener fin.

LEA TAMBIÉN: Negocios que abusen de “El Buen Fin” pagarán multas: Profeco

Este artículo forma parte del Suplemento Especial Buen Fin de EL INFORMADOR. Hojealo a continuación:

Temas

Lee También

Comentarios