Jueves, 04 de Junio 2020

Bonafont dona plástico que se convertirá en mascarillas para médicos de Jalisco

La empresa respalda la iniciativa de Miguel Huerta, académico del ITESO, para fabricar dispositivos de protección al personal que atiende casos de COVID-19

Por: El Informador

El investigador del ITESO, Miguel Huerta, ha compartido en sus redes toda la información de las propuestas para proteger al personal médico. ESPECIAÑ

El investigador del ITESO, Miguel Huerta, ha compartido en sus redes toda la información de las propuestas para proteger al personal médico. ESPECIAÑ

Los hospitales públicos de Jalisco recibirán un donativo de 10 mil mascarillas para el personal médico elaboradas con media tonelada de plástico reciclado que será donado por la embotelladora Bonafont.

Sofía Díaz Rivera, gerente de Sustentabilidad de Grupo Danone, dijo al periódico El Economista que para contribuir a lucha contra la pandemia del COVID-19, la compañía decidió respaldar la iniciativa del investigador Miguel Huerta, académico del ITESO (Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente).

Él desarrolló unas máscaras protectoras hechas de plástico PET y para eso nosotros donamos 500 kilogramos de plástico de botellas; es decir, plástico reciclado, para participar en la donación de 10 mil máscaras protectoras”, precisó Díaz Rivera.

Detalló que el donativo será dirigido a hospitales y centros de salud públicos del IMSS, Cruz Roja y del sector salud estatal, encargados de atender casos de COVID-19, principalmente de municipios de Los Altos de Jalisco como Atotonilco El Alto, Arandas y San Juan de los Lagos.

“Estamos recibiendo y compilando las solicitudes que nos llegan para priorizar y hacer una distribución a los sectores con mayor necesidad”, comentó la gerente de Sustentabilidad de la compañía.

Respecto a esta donación, el investigador Miguel Huerta reaccionó en su cuenta de Twitter @MiguelHta y dijo estar trabajando a marchas forzadas: "Hoy estamos por terminar las primeras dos mil caretas del material de Bonafont", publicó.

El investigador también recordó que además de conseguir el material, también requieren recaudar recursos para la fabricación de los dispositivos, para lo cual tiene abierta una campaña en línea para recibir donativos.

Además de la careta para protección médica, Miguel Huerta trabaja en el modelo de una caja de intubación, un duplicador para los ventiladores que permitiría incrementar el número de camas disponibles y una aplicación que da la posibilidad de conocer el riesgo que tiene una persona de ser portadora del COVID-19.

¿Cómo funciona la careta de protección hecha de botellas?

El modelo de máscara protectora para personal médico utiliza la mayor parte de una botella grande de plástico, eliminando la base y dibujando la silueta del rostro en un lateral del envase.

Como parte de sus ideas, el académico también invitó a dos grandes refresqueras a que impriman guías de corte en sus botellas para que las personas puedan fabricar sus propias protecciones siguiendo las instrucciones que también están disponibles en sus redes sociales. 

Además, puso disponible en línea los planos de un escudo y una caja de intubación para quienes puedan hacer uso de máquinas de láser o impresoras con una única petición: "Si no lo regalan, no abusen del precio que ofrezcan recuerden que podemos ayudar y reactivar la economía a la vez".

Con información de El Economista

Coronavirus

Temas

Lee También