Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 19 de Septiembre 2018

Un gol de Asensio da la victoria al Madrid sobre el Leganés

Los merengues se adjudican el compromiso de ida de cuartos de final de Copa del Rey por marcador 1-0 gracias al tanto anotado al minuto 89

Por: EFE

Asensio define el partido rematando de volea un centro de Theo Hernández. EFE/R. Jiménez

Asensio define el partido rematando de volea un centro de Theo Hernández. EFE/R. Jiménez

El Real Madrid dejó bien encarrilada su eliminatoria de cuartos de final de la Copa del Rey ante el Leganés (0-1) gracias a un tanto de Marco Asensio (minuto 89), quien salvó a los suyos en un partido gris.

Con ganas de dar continuidad a los habituales en Copa, tanto Zidane como Garitano apostaron por dos onces semejantes a los que se vieron en los encuentros de vuelta de octavos de final ante el Numancia y el Villarreal, respectivamente. Solo una modificación en el eje de la zaga por bando. Varane ocupó el lugar de Nacho y Bustinza el de Ezequiel Muñoz.

Comenzó el choque con el Real Madrid monopolizando la posesión mientras estudiaba cómo hacer daño al rival.

EFE/R. JIménez

Los visitantes, cortocircuitados, exhibían calidad individual sin fluidez colectiva ante un contrario que les dejaba hacer. Buenos controles, interesantes conducciones, pases en largo al pie, detalles de los que justifican el precio de una entrada pero sin peligro ni efectividad.

De hecho la ocasión más clara no llegó por mérito suyo sino por demérito del Leganés. Un fallo de Rubén Pérez al borde del área, algo poco habitual en el centrocampista andaluz, dejó a Kovacic solo ante el portero. El croata, que solo necesitaba temple para definir, tiró fuera. Desde ahí al descanso la defensa únicamente tuvo que hacer esfuerzo extra para sacar bajo palos un disparo de Carvajal tras jugada ensayada.

Sin brillantez pero con la eliminatoria de cara, los blancos ganan tiempo ante las críticas

En la segunda parte, como el Real Madrid no terminaba de reaccionar, sucedió que acabaron animándose los locales. El primer aviso lo dio Naranjo con un centro que tocó Casilla y nadie llegó a rematar. Sin embargo más cerca del gol estuvieron después cuando Llorente rozó una falta lateral y solo el larguero impidió que introdujera el esférico en su propia portería.

Para cicatrizar la herida y poner algo de luz acudió Zidane al banquillo en busca de dos recursos de lujo, Modric e Isco. Cambió también caras Garitano, otorgándole protagonismo a Brasanac y Amrabat. El marroquí, todo ímpetu y potencia, inquietó desde su irrupción sirviendo un centro medido al segundo palo que Beauvue enganchó de volea. Casilla evitó el tanto con una gran parada.

Cuando el enfrentamiento agonizaba y el Real Madrid ya se preparaba para seguir cargando con las críticas, resolvió la ecuación. Una apertura a banda izquierda la recibió Theo y su centro lo culminó en el primer palo Asensio. Sin arabescos y sin brillantez pero con la eliminatoria de cara, los blancos ganan tiempo deseando que los nubarrones se vayan y vuelva el brillo.

 

RR

Temas

Lee También

Comentarios