Jueves, 13 de Junio 2024

Real Madrid se impuso ante el Al Ahly y se mete a la final del Mundial de Clubes

El conjunto merengue se medirá, el próximo sábado, ante el Al Hilal en la gran final del Mundial de Clubes

Por: EFE

Vinicius fue la gran figura del Real Madrid. AP/Manu Fernandez

Vinicius fue la gran figura del Real Madrid. AP/Manu Fernandez

Del regreso de Vinícius a su mejor versión al oportunismo de un canterano tocado por una varita mágica como Sergio Arribas, transcurrió una semifinal de resultado engañoso, en la que el Real Madrid entrelazó los momentos de superioridad con la duda ante Al Ahly, antes de acabar goleando (4-1) para acceder a la final del Mundial de Clubes, en la que se medirá a Al Hilal saudí.

Era un encuentro en el que debía aparecer 'Vini' y respondió con nota ante la obligación. Sin Karim Benzema, en un equipo que añora la figura de un 9 de garantías que supla al francés. Un delantero puro. Todo recayó sobre la pareja brasileña Rodrygo-Vinícius, ya que Ancelotti perdió a Marco Asensio a última hora por una molestia muscular e introdujo a Fede Valverde como tercera pieza del tridente.

Ante la falta de autoridad madridista en área rival, el encuentro tuvo momentos de intercambio de golpes. Sobre el papel un escenario interesante para los de Ancelotti, pero Rodrygo perdonó una clara de zurda y estrelló en el poste un mano a mano tras una acción de brillantez. 

La igualdad la deshizo Vinícius. Perdonó la primera, cruzando en exceso de derecha su disparo en el mano a mano ante el portero, al que picó el balón con calidad para poner en ventaja al Real Madrid a tres minutos del descanso. Sacó oro del error individual de Mahmoud Metwali para insuflar un tranquilidad que debió convertirse en sentencia nada más iniciarse el segundo acto.

La mejoría de Modric, con mayor presencia en el juego, se plasmó en un pase preciso al giro y control perfecto de Rodrygo. Su disparo lo repelió El Shenawy y al rechace Fede Valverde le puso toda la tranquilidad del mundo para marcar el segundo. El gol que debía significar la sentencia si el Real Madrid atravesase un momento de autoridad. Anda alejado de ella y cualquier rival le hace daño.

Al Ahly se levantó por El Shahat. Un peligro constante. Perdonó con un disparo cruzado pegado al poste y después de que ni el colegiado ni el VAR entendiesen como penalti un derribo claro a Vinícius, sí vio el de Camavinga al extremo egipcio. Maaloul no perdonaba la pena máxima que prometió emoción hasta el final.

Se mantuvo en pie el conjunto egipcio que incluso perdonó el empate en una de esas lagunas a corregir por el Real Madrid. Sin la intensidad adecuada vio como Afsha, con todo para marcar ante Lunin y la cobertura tardía de Nacho, mandó su remate a las nubes. Ahí se acercó a la derrota Al Ahly.

Vinícius fue víctima de otro penalti, en esta ocasión señalado y fallado por Modric, segundo consecutivo tras el de Asensio en Mallorca, y cuando se acercaba el final con cabreo de Rodrygo por ocasiones perdonadas, el brasileño se asoció con Dani Ceballos en una jugada de magia que acabó con asistencia de tacón del andaluz y el tanto de la tranquilidad. No era el último, Arribas demostró en segundos que merece más de Ancelotti. Marcó de zurda su estreno goleador en partido oficial con el primer equipo para convertir el triunfo en goleada.

io

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones