Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 19 de Octubre 2019

Mercedes, a conquistar tierra difícil

La escudería alemana, que ha ganado todas las carreras de esta temporada, busca tomar revancha de lo ocurrido hace un año en Austria

Por: AFP

Tanto Lewis Hamilton como Valtteri Bottas tienen en una cómoda posición a Mercedes dentro del campeonato de constructores de esta temporada. DAIMLER AG

Tanto Lewis Hamilton como Valtteri Bottas tienen en una cómoda posición a Mercedes dentro del campeonato de constructores de esta temporada. DAIMLER AG

Un regreso que despierta viejos fantasmas. Hegemónico esta temporada en la Fórmula Uno, el equipo Mercedes recordará que no es infalible, este fin de semana en el Gran Premio de Austria, en el que la escudería alemana vivió el año pasado una carrera desastrosa.

Todo había comenzado bien para sus dos coches, posicionados en la primera línea. Pero por la primera vez desde su regreso a la categoría reina en 2010, las Flechas de Plata sufrieron un doble abandono por causas mecánicas, problema hidráulico para Valtteri Bottas y de presión en la gasolina para Lewis Hamilton.

“Esta carrera nos ha recordado con crueldad a qué velocidad las cosas pueden degenerar en nuestro deporte y el hecho de que el rendimiento y la fiabilidad no se pueden separar”, señaló el director de Mercedes, Toto Wolff.

Su equipo, un reloj suizo que ha ganado las ocho carreras disputadas este año,  tiene como peor plaza el cuarto puesto de Bottas en Canadá. Tiene 140 puntos de ventaja sobre Ferrari en la clasificación de constructores.

Hamilton, que llega a Austria tras cuatro victorias consecutivas, lidera la clasificación de pilotos con 36 puntos de ventaja sobre su compañero finlandés, segundo, y 76 con Sebastian Vettel, tercero.

“En Austria no tenemos toda la confianza del mundo, sabemos que podemos tener un fin de semana complicado”, dijo Hamilton, recordando que las temperaturas cercanas a 30 grados pueden pesar.

Pero si no hay incidentes, es difícil imaginar otro panorama que no sea un triunfo de Mercedes. Ferrari busca mejorar el rendimiento tras los desarrollos establecidos en el Gran Premio de Francia, la semana pasada.

En las numerosas rectas del Red Bull Ring, donde se disputa el Gran Premio de Austria, la escudería italiana puede soñar con volver a subir al cajón gracias a su punta de velocidad, donde debería tener ventaja sobre Red Bull, que juega en casa.

Cuando te toca, ni aunque te quites

En una verdadera suerte de estar en el lugar justo en el momento menos indicado, el japonés Takuma Sato libró milagrosamente una tragedia luego de que en la vuelta 26 de la edición de 2002, su Jordan fuera impactado en el costado derecho por el Sauber de Nick Heidfeld que perdió el control y se salió de pista. Sato disputaba la posición con Juan Pablo Montoya a la salida de una curva y terminó en el hospital.

Triunfos “robados”

En 2002, además del momento dramático de Sato, llegó la controversia al final cuando a Rubens Barrichello se le pidió ceder la victoria a su coequipero en Ferrari, Michael Schumacher. En Spielberg, el brasileño dominó para olvidarse de tres abandonos previos en la temporada, pero por órdenes de equipo le cedió la punta al alemán a metros de la bandera a cuadros, desatando los abucheos de los asistentes.

Choque fraterno

En el pico de la pelea por el campeonato que sostenían Nico Rosberg y Lewis Hamilton en 2016, uno de los momentos que hizo enfurecer a Toto Wolff durante esa temporada ocurrió en la última vuelta en Austria, cuando Rosberg sacó de pista a Hamilton en la última vuelta de la carrera. El británico se quedó con la victoria, mientras que el alemán, quien terminó cuarto, recibió una penalización.
 

Temas

Lee También

Comentarios