Domingo, 07 de Marzo 2021

LO ÚLTIMO DE Deportes

MLB: Votar por el Salón de la Fama es cada vez más enredado

Los votantes al Salón de la Fama ahora evalúan el comportamiento de ex peloteros para exaltarlos o no

Por: AP

POLÉMICO. El legado de Curt Schilling en el diamante se ha visto afectado por sus mensajes incendiarios en redes sociales.

POLÉMICO. El legado de Curt Schilling en el diamante se ha visto afectado por sus mensajes incendiarios en redes sociales.

Como muchos periodistas especializados en el beisbol, C. Trent Rosecrans se toma la votación del Salón de la Fama como un sacrificio noble. La papeleta llega en el correo en noviembre y se pasa parte de diciembre estudiando cómo llenarla. Coloca sus datos sobre los jugadores en una libreta y se emociona al depositar el sobre en un buzón. Este año el proceso resultó bastante distinto.

“Dejé sin abrir la papeleta hasta después de Navidad, ya sabía lo que tenía”, dijo Rosecrans. “Y no fue algo que disfruté”.

Los resultados de la votación de 2021 serán anunciados este martes, y Rosecrans no es el único que ha tenido que luchar con su voto esta vez.

Con la candidatura de Curt Schilling en primer plano, y Barry Bonds y Roger Clemens aún en la papeleta, los votantes han tenido que escudriñar cuánto debe incidir la conducta del pelotero fuera del terreno en sus posibilidades de entrar al Salón de la Fama.

Ahora, algunos se replantean si los incendiarios mensajes de Schilling en las redes sociales hasta las acusaciones de violencia doméstica contra Bonds y otros pueden influir en su voto.

Ken Rosenthal, colega de Rosecrans en The Athletic, abrió una columna reciente de esta manera: “Odio mi papeleta del Salón de la Fama. Espero que sea mi última”.

Schilling es el jugador que repite que más cerca estuvo de ser elegido por la Asociación de Cronistas de Beisbol de Estados Unidos (BBWAA) el año pasado, cuando se quedó corto por 20 votos. Su apoyo parece haberse frenado ahora.

La mañana de este lunes, Schilling tenía 75.3% de respaldo en las papeletas contabilizadas por el rastreador de sufragios Ryan Thibodaux, pero esa tendencia tal vez no le alcance. Un jugador necesita de 75% para la exaltación y en el pasado Schilling perdió apoyo en el sufragio privado, las papeletas que no entran en el registro que lleva Thibodaux.

Schilling ha irritado a los votantes por su comportamiento tras retirarse.

ESPN le suspendió de la Serie Mundial de Pequeñas Ligas hace unos años por un tuit en el comparó a los extremistas musulmanas con los Nazis alemanes. El canal lo despidió por unos comentarios en Facebook sobre personas transgénero y en el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero se mostró a favor de lo que muchos consideraron como terrorismo doméstico.

Bonds y Clemens aparecen justo detrás de Schilling en el rastreador de Thibodaux, pero sus candidaturas han sido cuestionadas más allá de la persistente sospecha de dopaje.

Rosenthal sabe de las denuncias de violencia doméstica contra Bonds,  al igual que los cuestionamientos sobre Clemens y su vida privada con una cantante de Country con quien supuestamente sostuvo una relación sentimental cuando ella tenía 15 años y él brillaba eb Boston.

Es así que le sigue correspondiendo a los votantes decidir cómo ponderar lo hecho fuera del terreno al evaluar a un candidato.

El Salón de la Fama instruye a los votantes que tomen en consideración “el récord del jugador (sus estadísticas), habilidades, integridad, espíritu deportivo, carácter y contribuciones al equipo (s) en el que militó”.

Desde luego que hay margen para considerar la conducta del pelotero fuera del terreno.

JL

Temas

Lee También