Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 11 de Diciembre 2019

Golovkin no convence, pero derrota combativo Derevyanchenko

El kazajo consiguió los títulos de peso medio de la OMB y del FIB tras vencer por decisión unánime

Por: SUN

Golovkin se llevó la victoria por decisión unánime con tarjetas de 114-113 y doble 115-112, aunque con una rechifla sonora de los aficionados. AP/R. Schultz

Golovkin se llevó la victoria por decisión unánime con tarjetas de 114-113 y doble 115-112, aunque con una rechifla sonora de los aficionados. AP/R. Schultz

Gennady Golovkin vino de más a menos y dio una actuación poco convincente en el Madison Square Garden de Nueva York, pero aun así le valió para derrotar al ucraniano Sergey Derevyanchenko por decisión unánime para quedarse con los títulos vacantes de peso medio de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Golovkin tuvo un buen arranque de pelea, en la que su pegada lo sacó adelante. Incluso, lastimó a tal grado a Derevyanchenko que le provocó un corte en una de sus cejas que lo puso en peligro de que detuvieran la pelea. Sin embargo, el corazón del ucraniano y una buena atención de su corte por parte de su equina, lo mantuvieron en la pelea.

El kazajo le hizo sentir el poder de sus puños. Incluso lo mandó a la lona con un volado de derecha. Era el mejor momento del combate para el Triple G, pero conforme fueron pasando los rounds, Derevyanchenko tomó aire y metió en problemas al kazajo, quien fue perdiendo el control de la pelea.

El ucraniano, entonces, vivió la mejor parte del combate en los últimos cinco rounds. La rapidez de sus golpes encontraron el cuerpo y el rostro de Golovkin, quien poco a poco vio como se cerraba la pelea hasta poner en aprieto al excampeón del mundo.

Al ucraniano le alcanzó para mantenerse de pie hasta el final de los 12 rounds, mandar la pelea a que la decidieran las tarjetas y a convertir el pleito en un combate cerrado. Sin embargo, no le alcanzó para llevarse el triunfo, pero sí para mostrar que Golovkin está en una clara decadencia.

Al final, el kazajo se llevó la victoria por decisión unánime con tarjetas de 114-113 y doble 115-112, aunque con una rechifla sonora de los aficionados del Madison Square Garden, que nunca antes habían desaprobado una de sus peleas.

Temas

Lee También