Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 22 de Mayo 2018

Filadelfia gana a lo Rocky Balboa

Cuando pocos apostaban por ellos, las Águilas asestaron los golpes más certeros y se proclamaron triunfadores en el Super Bowl LII

Por: El Informador

Con poco más de dos minutos por jugar, Brandon Graham (der.) logró capturar a Tom Brady y forzar un balón suelto que aclaró el camino del triunfo para los Eagles. AFP/ S. Lecka

Con poco más de dos minutos por jugar, Brandon Graham (der.) logró capturar a Tom Brady y forzar un balón suelto que aclaró el camino del triunfo para los Eagles. AFP/ S. Lecka

Los Patriots fallaron la oportunidad de acercarse a los Eagles cuando Stephen Gostkowski falló un gol de campo

Los Patriots fallaron la oportunidad de acercarse a los Eagles cuando Stephen Gostkowski falló un gol de campo

Filadelfia gana a lo Rocky Balboa

Filadelfia gana a lo Rocky Balboa Luego de que Nueva Inglaterra tomara la ventaja, Zach Ertz recuperó el marcador tras lanzarse sobre la línea de gol y al caer perdió el ovoide, sin embargo ya había cruzado el plano.

El Super Bowl LII se definió hasta el último segundo luego de Tom Brady lanzara un pase de 51 yardas de “Ave María” hasta la zona de anotación.

El Super Bowl LII se definió hasta el último segundo luego de Tom Brady lanzara un pase de 51 yardas de “Ave María” hasta la zona de anotación.

Nick Foles fue nombrado el Jugador Más Valioso del Super Bowl LII. AP / M. Humprey

Nick Foles fue nombrado el Jugador Más Valioso del Super Bowl LII. AP / M. Humprey

Tom Brady lució desanimado durante la última parte del partido.  AFP / P. Smith

Tom Brady lució desanimado durante la última parte del partido. AFP / P. Smith

El camino de los Eagles de Filadelfia hacia el Super Bowl LII bien puede ser comparado con la historia de otro icono de esa ciudad: Rocky Balboa. Sin embargo, las peripecias del boxeador creado y encarnado por Sylvester Stallone son ficción; lo de los Eagles es una realidad.

A lo largo de toda la Postemporada, Filadelfia fue visto como el rival pequeño que tenía que esforzarse más de lo necesario para batir a los gigantes, así como Rocky lo hacía.

Pero Nick Foles se encargó de sepultar todas las dudas y como el “Semental Italiano” asestó el golpe final para, como suplente, llevar a su equipo a derrotar al gigante más grande de todos: los Patriots de Nueva Inglaterra por 41-33, victoria de los Eagles en el Super Bowl LII.

Desde que se conoció hace un par de semanas que Eagles y Patriots se enfrentarían en este Super Bowl, el equipo del Este de la NFC fue visto en todo momento como la víctima y como un obstáculo difícil mas no complicado de vencer en el camino de Tom Brady y compañía hacia la obtención de un sexto trofeo Vince Lombardi.

Sin embargo, el plan de juego de Doug Pederson, coach de los Eagles, combinado con la perfecta ejecución de Nick Foles, puso contra la pared a los Patriots desde el inicio del juego y a lo largo de los 60 minutos de acción en la casa de los Vikings de Minnesota.

Esa determinación de los Eagles los llevó a tener una ventaja de 10 puntos después de dos cuartos; 22-12 fue el marcador al medio tiempo gracias a las casi desconocidas virtudes de los jugadores de ataque de los Eagles.

Iniciada la segunda mitad, los Patriots fueron el equipo de costumbre: incisivos, precisos, agresivos, indefendibles, imparables. Un hasta entonces incógnito Rob Gronkowski fue protagonista de la primera serie ofensiva de la segunda mitad, tras atrapar cuatro pases para 68 yardas, uno de ellos de anotación y poner el marcador 22-19.

A partir de entonces fue un intercambio de golpes entre ambos rivales; las defensas brillaron por su ausencia durante la mayor parte del juego y los ataques de Eagles y Nueva Inglaterra se daban gusto en cada oportunidad, hasta el punto en el que los Patriots lograron irse arriba en el marcador por primera vez en el juego con poco menos de 11 minutos por jugar.

Pero Nick Foles no bajaría los brazos y con una serie ofensiva de siete minutos logró recuperar la ventaja al conectar con Zach Ertz, que a dos yardas de la línea de gol logró lanzarse para consumar la anotación, aunque quedaron 2:21 minutos para Tom Brady en el reloj.

En la siguiente posesión de los Pats, lo que no pudo hacer la defensiva alada durante poco más de 57 minutos, apareció en el momento más preciso. Brandon Graham logró llegar hasta Brady, provocando un balón suelto recuperado por los Eagles. La jugada defensiva más significativa en un encuentro en el que ambos ataques se combinaron para mil 151 yardas, récord de Postemporada.

Y así, como en las películas de Rocky, el nocaut del que no era favorito llegó en el último momento. Ahora los Eagles pueden darse el lujo de festejar su primer triunfo de Super Bowl subiendo los escalones del Museo de Arte de la ciudad que representan.

MOMENTOS CLAVE

Pudo ser diferente
Abajo 9-3 en el marcador en los primeros minutos del segundo cuarto, los Patriots fallaron la oportunidad de acercarse a los Eagles cuando Stephen Gostkowski falló un gol de campo de 26 yardas cuando el sujetador Ryan Allen dejó ir el ovoide y no pudo colocarlo en la posición correcta.

Recuperan la ventaja
Luego de que Nueva Inglaterra tomara la ventaja en el marcador por primera vez en el juego en los primeros minutos del último cuarto, Filadelfia respondió de inmediato con una serie ofensiva de 14 jugadas, 75 yardas y 7:01 minutos que culminó con un pase de anotación de 11 yardas de Nick Foles con Zach Ertz. El ala cerrada de los Eagles se lanzó sobre la línea de gol y al caer perdió el ovoide, sin embargo ya había cruzado el plano, lo que fue validado tras la revisión de los oficiales.

Jugar a la desesperada
Sin tiempos fuera y con menos de un minuto por jugar, los Patriots buscaron igualar el marcador con jugadas de pase. El Super Bowl LII se definió hasta el último segundo luego de Tom Brady lanzara un pase de 51 yardas de “Ave María” hasta la zona de anotación, en donde el perímetro de los Eagles logró batear el ovoide para concretar el primer triunfo de Super Bowl en la historia de la franquicia.

LA CIFRA

57 años, un mes y nueve días pasaron desde el último título de los Eagles en la NFL.

El héroe improbable es el Jugador Más Valioso

Después de ser cortado por los Rams de San Luis al término de la temporada 2015, Nick Foles sólo tenía una cosa en mente: retirarse del futbol americano profesional.

Veinticinco meses después, es campeón y Jugador Más Valioso de un Super Bowl.

Foles, que inició la temporada como suplente de Carson Wentz con los Eagles, se puso a la par del mariscal de campo más prolífico y brillante de los últimos tiempos y al final logró ganarle la partida.

Con una noche de 28 pases completos de 43 intentados para 373 yardas, tres pases de anotación y además haber atrapado otro envío en las diagonales, Foles fue nombrado el Jugador Más Valioso del Super Bowl LII.

Ahora su futuro, que alguna vez estuvo en duda, luce más brillante que nunca y ha puesto en aprietos a los Eagles, que tendrán que decidir entre él y Wentz, el original proyecto a largo plazo.

 

Temas

Lee También

Comentarios