/contenidos/2018/06/12/noticia_0183.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 18 de Junio 2018

Estados Unidos 1994: Mundial con el vecino

La justa internacional llegó por vez primera a tierras no futboleras, en un evento con claroscuros muy marcados

Por: El Informador

El Mundial en el vecino país significó el primero donde se tuvieron que hacer grandes traslados para seguir a una Selección. EL INFORMADOR/J. López

El Mundial en el vecino país significó el primero donde se tuvieron que hacer grandes traslados para seguir a una Selección. EL INFORMADOR/J. López

Organizar una Copa del Mundo para 24 selecciones no era tarea fácil, por lo que la famosa rotación Europa-América para elegir sede cada cuatro años empezaba a complicarse, sobre todo en el continente americano.

Eso, y la intención de la FIFA de promover el futbol en países donde el balompié no era el deporte más popular, pusieron en bandeja de plata la sede de la Copa del Mundo para Estados Unidos en 1994.

Sin problemas para llenar el cuaderno de cargos y presumiendo su infraestructura, el Mundial en el vecino país significó el primero donde se tuvieron que hacer grandes traslados para seguir a una Selección. México, por ejemplo, jugó en Nueva York, Washington y Orlando; y pese a las largas distancias que había que recorrer, el Tri jugó como local en el Mundial estadounidense.

“Hoy el mundo comenzará a correr atrás de un balón”, titula EL INFORMADOR el 17 de junio de 1994, que da cuenta además de que se espera una fastuosa inauguración previa al duelo Alemania-Bolivia, donde el árbitro central será Arturo Brizio.

Esta casa editorial abría en su portada con información del Mundial, pero también ahí mismo había noticias de otros deportes o de los equipos locales. Páginas adelante había una sección exclusiva del máximo evento futbolístico del planeta.

Estados Unidos fue una Copa del Mundo donde un par de acontecimientos negativos marcaron el evento.

Primero, un desafortunado autogol del zaguero colombiano Andrés Escobar en el duelo ante Estados Unidos, y que a la postre fue clave para la eliminación de los sudamericanos, derivó en el asesinato del defensa días después en su país. El móvil no ha quedado del todo claro, pero se manejó que fue una venganza por el dinero que perdió algún apostador con la derrota de los cafetaleros.

El otro suceso ocurrió dentro de la Copa del Mundo. Diego Armando Maradona dio positivo a efedrina en un control antidopaje luego del segundo partido de los pamperos en el certamen. El 1 de julio la FIFA lo expulsó del Mundial, pese a que Diego argumentó siempre su inocencia aduciendo que la organización del evento le “había cortado las piernas”.

El golpe fue muy duro para los argentinos, que sin su líder fueron eliminados en Octavos de Final por Rumania.

La Copa continuó con el avance sorpresivo de los búlgaros, que con Hristo Stoichkov en gran momento llegaron hasta Semifinales, al igual que Suecia. Las cenicientas cayeron en esa instancia ante los gigantes Brasil e Italia, respectivamente.

“El futbol mundial tendrá tetracampeón en EU 94”, titula EL INFORMADOR el 14 de julio, a propósito de la Final entre los tricampeones. Fue Brasil, en un duelo deslucido, el que se quedó con la gloria, luego de vencer a Italia en tanda de penaltis.

Comienza la maldición

México estaba de regreso en la Copa del Mundo luego de la penosa ausencia cuatro años antes por el caso de los “cachirules”.

El Tri, dirigido por Miguel Mejía Barón, había maravillado uno año antes en su primera participación en Copa América, donde llegó hasta la Final.

Jugando como en casa en el país vecino, el Tri logró sortear un difícil grupo donde fue primero por encima de Italia, Irlanda y Noruega, y donde le dio varias alegrías a la afición.

Cuando la mesa estaba puesta para tocar tierra de Cuartos de Final, los penales se lo impidieron en un polémico duelo ante Bulgaria, donde de nueva cuenta las piernas les temblaron a los seleccionados. Comenzaba, sin que nadie lo pudiera vaticinar, la maldición del quinto partido.

Temas

Lee También

Comentarios