Jueves, 29 de Julio 2021

El negocio de las Grandes Ligas está cambiando

Apuestas a largo plazo y falta de figuras le pegan a la taquilla de algunos equipos de las Grandes Ligas
 

Por: El Informador

Los Rays de Tampa Bay viven una constante de poca afluencia en el Tropicana Field (foto), ya ni su paso a Playoffs ha logrado que mejoren las entradas. AP

Los Rays de Tampa Bay viven una constante de poca afluencia en el Tropicana Field (foto), ya ni su paso a Playoffs ha logrado que mejoren las entradas. AP

Aunque la fiesta de los Playoffs apenas dio inicio, esta temporada 2019 de la Major League Baseball (MLB) vino a confirmar lo que ya se veía venir desde años atrás: el negocio del mejor beisbol del mundo está viviendo tiempos de cambio.

Tal como lo apuntó el periodista Ronald Blum, son diversos factores los que han causado que la concurrencia en la MLB haya disminuido en los últimos años, pero hay algunos puntos clave que es necesario entender en esta situación.

El primero de ellos ha sido el cambio en la filosofía de ciertos equipos, pues algunas novenas han preferido desprenderse de sus jugadores experimentados y caros para iniciar proyectos a largo plazo con peloteros jóvenes y con menores salarios. Es lo que Blum ha llamado la “filosofía del todo o nada: si no se puede ganar, tampoco se dará pelea”.

Esta nueva estrategia de algunos equipos ha venido acompañada de la resignación por ver cómo se desploman sus ganancias en la venta de entradas a sus estadios.

Un caso puntual es el de Baltimore, equipo que en julio de 2018 dejó ir a Manny Machado a los Dodgers a cambio de cinco jugadores prospectos. Hoy, a poco más de un año de haber enviado a Los Ángeles a su torpedero estrella, los Orioles sumaron una nueva campaña con más de 100 derrotas, situación que afectó de manera importante la asistencia al Oriole Park.

En este 2019 la casa de los Orioles atrajo a 1.3 millones de aficionados a su estadio, cifra que, por holgada que parezca a simple vista, es la peor en una temporada sin huelga desde el ya lejano 1978.

Los Reales de Kansas City, Gigantes de San Francisco, Marineros de Seattle o Blue Jays de Toronto son casos similares en cuestión de la baja en sus taquillas. Hablando exclusivamente de Marineros y Azulejos, ambas novenas registraron declives similares, pues fueron de los 2.3 al 1.8 millones de visitantes.

Con equipos como los nombrados, los cuales parecen haberse resignado a no competir desde antes que inicie la temporada, la concurrencia promedio a los estadios de MLB registró un declive de cuatro años seguidos por primera vez desde que se lleva registro de esto.

La contraparte

A diferencia de los equipos que se han desprendido de sus figuras y han resentido el golpe en la taquilla, algunas otras franquicias han mejorado sus entradas gracias a que contrataron peloteros con calidad probada en la Gran Carpa.

Tal es el caso de Filadelfia, equipo que tras el fichaje de Bryce Harper tuvo un incremento de alrededor de 500 mil aficionados. Padres de San Diego hizo lo propio al llevarse a Machado, pues de esta manera registró un incremento de 200 mil asistentes.

Los Twins de Minnesota, equipo que tuvo un aumento de 300 mil, puede jactarse de haber tenido la temporada regular más exitosa en medio siglo, la cual logró apostando por figuras como la del veterano Sergio Romo, quien hace unos años fue desechado por los Gigantes y ahora vive una nueva etapa dulce en su carrera.

La tecnología gana terreno

Mientras que las decisiones de ciertos equipos han propiciado que disminuya la asistencia a los estadios de MLB, la tecnología también ha aportado su granito de arena para que esto suceda, pues las nuevas plataformas para ver un juego o las televisoras han registrado aumentos en cuestión de usuarios o televidentes.

Temas

Lee También