Lunes, 06 de Abril 2020

El Mundial a colores

Alemania 2006 fue la primera Copa del Mundo que se publicó a color en EL INFORMADOR

Por: El Informador

La competencia tuvo buenos pasajes de futbol, pero con la confirmación de que los grandes siempre mandan en las instancias importantes. EL INFORMADOR/J. López

La competencia tuvo buenos pasajes de futbol, pero con la confirmación de que los grandes siempre mandan en las instancias importantes. EL INFORMADOR/J. López

Luego de la aventura por Oriente en 2002, la Copa del Mundo evitó el Continente Americano y regresó a Europa para que Alemania organizara el segundo Mundial de su historia, luego de la edición de 1974.

La copa de 2006 ya tuvo el beneficio de que EL INFORMADOR publicaba a color sus portadas, principal y de secciones, lo cual se facilitaba aún más por el horario europeo, con partidos por la mañana y el mediodía de nuestra ciudad.

Al igual que en el Mundial anterior, la primera página del diario hace eco de la fiesta del futbol y le da su espacio principal a la información de todo lo previo a la inauguración del Mundial. “Llegó el día; el mundo es un balón”, dice la foto principal de la edición del viernes 9 de julio, donde además se da cuenta de que los anfitriones debutan sin su capitán Michael Ballack. La portada de deportes titula “Inicia la fiesta” y ocupa la mitad de la plana, mientras una nota que conmocionó al medio nacional, al menos antes de que empezara la justa, ocupa la otra mitad.

Y es que previo al inicio del Mundial, el papá de Oswaldo Sánchez falleció en esta ciudad, lo que obligó al arquero a abandonar la concentración del equipo nacional en Alemania para sepultar a Felipe Sánchez. El día de la inauguración del evento, el portero del equipo mexicano despedía al autor de sus días para salir a la mañana siguiente de regreso a la sede de la Copa del Mundo.

El Tricolor de Ricardo La Volpe tuvo un comienzo placentero con una victoria sobre Irán, para después bajar su rendimiento paulatinamente hasta quedarse fuera del Mundial en el cuarto partido.

La competencia tuvo buenos pasajes de futbol, pero con la confirmación de que los grandes siempre mandan en las instancias importantes, pues a la ronda de los mejores ocho clasificaron seis europeos, además de Argentina y Brasil.

Para las Semifinales sólo quedaron equipos del Viejo Continente y ahí se dio una de las grandes sorpresas, cuando Italia echó a Alemania de su Mundial, mientras que Francia venció a Portugal.

El Mundial alemán lo reventó la estrella francesa Zinedine Zidane, quien propinó un salvaje cabezazo al defensa Marco Materazzi, para dejar a su equipo con un jugador menos muy temprano en el duelo de la Final.

Tras 120 minutos de paridad entre galos e italianos, finalmente estos últimos conquistaron su cuarta Copa del Mundo en la tanda de penaltis. “Italia tetracampeón”, dice la portada (a colores, por supuesto) de Deportes del lunes 10 de julio.

Jugaron como nunca...

La calma que se sentía en la concentración de la Selección mexicana, se rompió dos días antes del arranque del torneo con una noticia dolorosa e inesperada.

Oswaldo Sánchez, el portero titular del Tri, recibió la noticia de que su padre había fallecido víctima de un infarto fulminante, lo cual obligó al cancerbero a volar a Guadalajara para sepultar a don Felipe.

Oswaldo tuvo una visita relámpago a la ciudad y tras pasar el duro trance se reintegró a la concentración del Tri, para ser titular en el duelo donde México venció a Irán con dos goles de Omar Bravo.

El arranque prometedor se frenó de súbito con un empate sin goles ante el debutante Angola, para después perder ante Portugal y clasificar gracias a la poca calidad de los rivales del grupo.

Ante Argentina, y pese a los malos augurios, México batalló hasta los tiempos extras con los sudamericanos, que terminaron con el sueño del quinto partido gracias a un golazo de Maxi Rodríguez, uno de esos tantos que no se olvidan nunca.

Temas

Lee También