Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 16 de Agosto 2018

El recuerdo de un Chivas vs América explosivo

En las Semifinales del torneo 1982-1983 se dio la bronca más recordada en el Clásico Nacional, luego del 3-0 de los tapatíos
 

Por: El Informador

En la bronca estuvieron inmiscuidos todos los integrantes de ambos equipos. ESPECIAL

En la bronca estuvieron inmiscuidos todos los integrantes de ambos equipos. ESPECIAL

El Clásico Nacional entre Chivas y América es ese episodio que semestre a semestre esperan los aficionados de todo el país. Considerado como el encuentro que divide a todo México, este partido ha pintado páginas de oro en la historia del balompié nacional, aunque en muchas ocasiones la pasión generada en la cancha llega a los excesos, provocando peleas dignas del barrio más bravo de cualquier ciudad.

Muestra de esto fue lo sucedido en las Semifinales de la temporada 1982-1983, cuando rojiblancos y azulcremas se vieron las caras en la antesala de la gran Final. Pese a que el encuentro de ida había terminado a favor del América por marcador de 2-1 y todo indicaba que el poderoso conjunto de Coapa volvería a competir por el título, los dirigidos por Alberto Guerra remontaron el marcador y con un contundente 3-0 se instalaron en la Final, no sin antes enfrascarse en una monumental bronca en la que se vieron inmiscuidos todos los integrantes de ambos equipos.

Testigo y partícipe de aquella monumental gresca, Demetrio Madero, ex jugador y campeón con el Guadalajara, relató lo sucedido en aquella ocasión.

“El 3-0 de la temporada 1982-1983 es el Clásico que más recuerdo, los eliminamos para ir a la Final contra Puebla. Se generó la bronca, llegamos diezmados a la Final y contra Puebla no jugó el equipo titular, pero lo que más destacamos en aquel tiempo fue haberlos eliminado, pese a que eran líderes y favoritos, eso es lo que más recuerdo”.

El ex zaguero recordó que luego de la decisión del árbitro Edgardo Codesal de expulsar a siete jugadores del equipo rojiblanco no hubo reclamos, aunque al final las ausencias de jugadores clave perjudicaron al Guadalajara en su búsqueda del campeonato.

“En ese momento no nos frustramos por la decisión del árbitro, el detalle fue cuando ya perdimos la Final contra Puebla. Terminamos frustrados”.

Así sucedió

La tarde del 22 de mayo de 1983, América y Guadalajara se enfrentaron en la cancha del Estadio Azteca. Todo parecía a favor del conjunto local, sin embargo, los rojiblancos sacaron la casta y con un categórico 3-0 dieron la vuelta al marcador, sin embargo, desde temprana hora el encuentro se había tornado ríspido y con varios conatos de bronca.

Fue hasta el minuto 88 cuando la batalla campal se desató luego de que Roberto Gómez Junco se burlara frente a la banca del América, lo que provocó la reacción de todo el conjunto azulcrema, incluyendo al preparador físico Hugo de Anda, quien se lanzó a los golpes contra los jugadores rojiblancos, ocasionando un todos contra todos durante casi 20 minutos.

Patadas, puñetazos, cabezazos y todo tipo de artimañas se vieron aquella tarde en la cancha del coloso de Santa Úrsula, además de la frustración del equipo americanista por las burlas del conjunto tapatío.

Invencibles

Para aquella temporada, el conjunto del América, dirigido por Carlos Reinoso, se había convertido en el equipo a vencer de todo México.

Los azulcremas terminaron en el primer lugar de la tabla general con la cifra récord de 61 puntos en 38 encuentros disputados, además de haber anotado 69 goles y únicamente haber perdido tres partidos durante todo el torneo, lo que lo había convertido prácticamente en un equipo invencible.

Pluma polémica

Aquel encuentro fue registrado en las páginas de EL INFORMADOR por la pluma del histórico Jaime “Tubo” Gómez, quien dio a conocer todos los acontecimientos en aquel Clásico.

El ex guardameta del Guadalajara título la crónica de ese partido con un encabezado que rezaba “Derrumbada, la supuesta grandeza de las Águilas”, lo que provocó controversia entre los lectores.

Los expulsados

El saldo de aquel partido fue la expulsión de estos jugadores del América: Manuel Bravo, Luis Rodríguez, Héctor Tapia, Hugo Salazar, Mario Trejo, Alfredo Tena, Carlos de Los Cobos, Juan Antonio Luna, Norberto Outes y Nilton Pinheiro “Batata”.

Mientras que por parte del Guadalajara fueron expulsados Javier Cárdenas, Roberto Gómez Junco, Gabriel Zapiáin, Javier “Zully” Ledesma, José Gutiérrez, Eduardo Cisneros y Jaime Pajarito.

Escoltados

Luego de que el encuentro fuera finalizado por el árbitro Edgardo Codesal a causa de la monumental golpiza que se propinaron ambos conjuntos, el capitán de los rojiblancos, Fernando Quirarte, evitó que sus compañeros llegaran solos a los vestidores.

El ex defensa tuvo que pedir apoyo a los guardias de seguridad para poder ingresar a los cubículos del Azteca y entre una lluvia de objetos desde la tribuna abandonaron la cancha.


 

Temas

Lee También

Comentarios