Domingo, 04 de Diciembre 2022

Charros, rumbo a la nueva campaña

El equipo jalisciense hizo un trato con Mazatlán para traer a Jared Wilson y Edson García a cambio Féliz Pérez y a Jaime Lugo 

Por: Hernán Sánchez

Jared Wilson. El lanzador de los Estados Unidos se incorporará de nuevo con los jaliscienses. ESPECIAL/Charros de Jalisco

Jared Wilson. El lanzador de los Estados Unidos se incorporará de nuevo con los jaliscienses. ESPECIAL/Charros de Jalisco

El pasado mes de abril, Charros de Jalisco anunció que cambiaban a Mazatlán a uno de sus principales cañoneros y artífices de su segundo título, el cubano Félix Pérez. Como parte del convenio, Mazatlán también se hizo de los servicios del lanzador derecho Jaime Lugo.

La organización de Jalisco recibió, de este cambio, los derechos del estadounidense Jared Wilson, quien llegó como refuerzo a Charros en los pasados playoffs y de Edson García, quien años atrás vistió la franela de los actuales monarcas de la Liga Mexicana del Pacífico.

Lo positivo del cambio para Charros

Si bien, deshacerse del hombre que capturó el último out para la consumación del título ante los Tomateros, es doloroso, tenemos que ver a detalle los beneficios de la llegada de Jared Wilson con los jaliscienses.

El talón de Aquiles de Charros durante la temporada pasada, sin duda, fue el pitcheo de relevo intermedio. Desde el inicio, no había muchas opciones para proteger las ventajas. No obstante, Jalisco logró culminar en el tercer y quinto sitio de la primera y segunda vuelta, respectivamente, en la campaña anterior, lo que los catapultó a la postemporada en la cuarta posición general por sistema de puntos.

Para playoffs tenían que reforzar el relevo, por lo cual, en el primer draft de refuerzos tomaron como primera opción a Jared Wilson, quien había lanzado 34.1 innings con 14 carreras limpias admitidas, 32 hits, ocho bases por bola y 24 ponches, logrando así, una marca de 3-0, incluyendo dos salvamentos.

Jared Wilson sorprendió con sus grandes actuaciones, destacando el repertorio en sus lanzamientos. 

Una recta que promediaba las 96 millas, acompañada de un slider monumental que terminaba siendo letal para sus oponentes. De igual forma, Wilson mostraba un gran dominio del sinker y cutter (recta cortada), los cuales alternaba junto con el slider como lanzamientos finales.

Wilson logró dos victorias y dos holds en 12 apariciones, recetando 16 chocolates en 17.1 innings en playoffs, convirtiéndose en el preparador de confianza de los Charros y siendo un relevista clave para que los albiazules conquistaran el campeonato.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones