Viernes, 03 de Abril 2020

Atlético de Madrid va por el primer milagro

Los Colchoneros no contarán con el mexicano Héctor Herrera ni con su joven estrella, Joao Félix

Por: EFE

MAGIA. Diego Simeone (fondo) tendrá que revivir a su Atlético y darle batalla al mejor equipo del mundo. EFE

MAGIA. Diego Simeone (fondo) tendrá que revivir a su Atlético y darle batalla al mejor equipo del mundo. EFE

Nunca en toda la era Diego Simeone ha afrontado una eliminatoria con los pronósticos tan en contra el Atlético de Madrid, que desafía al Liverpool, el actual campeón de Europa, y que compite contra todo en los Octavos de Final de la Champions League, que comienzan hoy en el Wanda Metropolitano y con Diego Costa de vuelta a la acción.

No hay ningún dato objetivo esta temporada que discuta el papel de favorito del duelo del equipo inglés; imponente en su campeonato, con una colección de 25 victorias, un empate y cero derrotas.

El equipo de Jurgen Klopp ha elevado el techo futbolístico en Europa e Inglaterra y bate récords, apisona y destroza rivales a su gusto, con una facilidad que asusta y que hace presagiar un dominio mundial.

Desde hace semanas tiene la Liga atada, la primera en 30 años. Era la prioridad de la temporada, la Premier, por lo que la Champions, de la que es el actual campeón, pasaba a un plano secundario, pero el paseo triunfal que ha resultado el campeonato doméstico ha vuelto a poner en el punto de mira para el doblete.

Ni la bajada de jugadores, ni la carga de partidos ha dañado al equipo. Klopp ha rotado lo suficiente, tiró la Copa de la Liga y dejó la FA Cup para los canteranos, con la buena (o mala) suerte de haber pasado dos rondas con ellos. De este modo, en los últimos 17 días, el Liverpool sólo ha disputado un encuentro con sus jugadores habituales.

Llegan frescos, con ganas, como los vigentes campeones y a un Wanda Metropolitano que ya los coronó como reyes de Europa hace unos meses.

A las órdenes de Jurgen Klopp están el fenomenal portero Alisson, el extraordinario defensa Virgil Van Dijk, los trepidantes laterales Trent Alexander Arnold y Andrew Robertson, el comodín James Milner, el capitán Jordan Henderson, los centrocampistas Fabinho y Georginio Wijnaldum, y, sobre todo, los desbordantes delanteros Sadio Mané, Firmino y Mohamed Salah. Entre los tres suman 44 goles este curso.

Más que todo el Atlético (37 en 33 partidos oficiales), que no ha ganado ni la mitad de los duelos que su rival (15 de 33 choques), pero que no entiende ni de lógica ni de favoritos ni de nada más allá de lo que se ve sobre el terreno.

Los Colchoneros necesitan un partido y unas características de altísimo nivel, que reconocía no hace mucho y que hoy parecen casi ajenas, para desarmar a uno de los peores rivales posibles en la actualidad.

El Atlético, que sólo ha perdido dos de sus 33 choques como local en la Champions League de la era Simeone, se ha rearmado por su primer tiempo contra el Valencia y porque va recuperando efectivos; de las ocho bajas que sufrió hace semana y media ante el Granada a las tres que padece contra el Liverpool: Joao Félix, Héctor Herrera y Kieran Trippier, que siguen con su puesta a punto.  

JL                             

 

Temas

Lee También