Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 17 de Noviembre 2017

Mario Vargas Llosa, un férreo lector de Tolstói

El narrador y ensayista fue reconocido por las autoridades culturales rusas por su obra “El héroe discreto”
Mario Vargas Llosa confesó la gran influencia que ha tenido en su obra el gran literato ruso durante la ceremonia de premiación. EFE/M. Shipenkov

Mario Vargas Llosa confesó la gran influencia que ha tenido en su obra el gran literato ruso durante la ceremonia de premiación. EFE/M. Shipenkov

El escritor Mario Vargas Llosa confesó la gran influencia que ha tenido en su obra el gran literato ruso León Tolstói al recibir en el teatro Bolshói un premio por “El héroe discreto”.

“Este galardón está ligado a un escritor que admiro enormemente (...) y que ha tenido una gran influencia en mi vida de escritor”, admitió en su discurso de agradecimiento.  Vargas Llosa, de 81 años, recibió el galardón Yásnaya Poliana durante una ceremonia en la sala Beethoven del Bolshói a la que asistió el propio nieto del autor de “Guerra y Paz”, Vladímir Tolstói.

“Leí ‘Guerra y Paz’ en francés a comienzos de los años 60 y es una de las más grandes impresiones que he tenido como lector. Desde entonces creo haber leído todo lo que se ha traducido de su obra al español, inglés y francés”, dijo el escritor hispano-peruano.

Además de considerar “Guerra y Paz” como “una de las mejores novelas de la historia”, el premio Nobel se siente identificado también con la “doble vida” de Tolstói, “la de escritor y pensador, y la de modelo espiritual implicado en los problemas sociales de su tiempo”.

“Mostró una manera de ser intelectual y escritor, es decir, dedicado a su trabajo y, al mismo tiempo, profundamente comprometido”, señaló.

Tolstói no dudó en criticar a los zares por la represión de las clases más desfavorecidas y enfrentarse a la todopoderosa Iglesia Ortodoxa, que le excomulgó.  De hecho, al final del acto, Vargas Llosa, que siempre ha sido un apasionado de la política, emuló al genio ruso y no pudo evitar referirse a la situación en Cataluña.

Recordó que “el nacionalismo siempre provoca violencia” y pronosticar que no cree que “ese intento secesionista vaya a prosperar”, ya que es “un movimiento minoritario”. Además, consideró de una “ambigüedad extraordinaria declarar una independencia y suspenderla a los siete segundos”, al tiempo que lo interpretó como un “retroceso” para los nacionalistas inquietos por la huida masiva de bancos y empresas.

Un día para celebrar a las letras

Pero era un día para centrarse en la literatura y, acto seguido, reconoció que “para un escritor latinoamericano saber que puede llegar a lectores rusos es muy emocionante”.

“La vida de un escritor es muy solitaria (...) y saber que los libros de uno tienen difusión y reciben reconocimiento es algo estimulante”, señaló.

Vargas Llosa, que lleva varios días en Moscú, donde ha firmado libros y concedido numerosas entrevistas, estuvo acompañado en todo momento por su pareja, Isabel Preysler.  El nieto de Tolstói, que fue el encargado de presentar el premio, le devolvió el cumplido dedicado a su abuelo y admitió que Vargas Llosa, al que veía hoy por primera vez, era su “amor secreto” desde hace décadas.

“Recuerdo la emoción que sentimos en los años 70 cuando en la URSS aparecieron las primeras traducciones de autores latinoamericanos. Siento muy cercano su temperamento, sus personajes coloristas, y esa mezcla de realidad y fantasía”, señaló.

Tolstói destacó que Vargas Llosa está enamorado de sus propios personajes y que eso lo nota el lector. “El mundo necesita héroes discretos, que no vuelan al cosmos o hacen cosas increíbles, sino que viven según les dicta su conciencia”, apuntó en referencia a “Un héroe discreto”, libro publicado en 2013 y considerado por su propio autor como su obra más optimista.

SABER MÁS
El galardón

El premio Yásnaya Poliana reconoce en la categoría de mejor novela extranjera obras escritas después del año 2000 y traducidas a la lengua rusa. En las primeras ediciones del premio reconoció los trabajos del turco Orhan Pamuk, Nobel de Literatura en 2006, y de la canadiense Ruth Ozeki.

“Había muchos candidatos al premio. Había novelas de autores franceses, ingleses, alemanes y estadounidenses, pero la obra de Vargas Llosa fue la más votada”, comentó Alexéi Varlámov, miembro del jurado.

Comparó al escritor peruano con Tolstói por su capacidad para “pasar de lo grande a lo pequeño” sin que apenas se note. “Para Tolstói no hay diferencia entre los personajes que representan la guerra y la paz. Vargas Llosa tampoco hace distinciones entre ricos y pobres. Tiene la capacidad de mostrar ambos. Desde el punto de vista artístico, los pequeños también son grandes”, explicó.

Los rusos se enamoraron de la literatura latinoamericana en tiempos soviéticos y desde entonces “García Márquez, Borges y Vargas Llosa forman la troika de escritores más leídos”.

Vargas Llosa pondrá punto y final a su periplo ruso con una visita este sábado a Yásnaya Poliana, localidad de la región de Tula donde nació en 1828 el autor de “Anna Karénina”, y que es objeto de peregrinación de muchos admiradores de Tolstói, ya que en ese lugar yacen sus restos.

Lo imprescindible de Vargas Llosa

• “TRAVESURAS DE LA NIÑA MALA”
Editorial: De Bolsillo
Autor: Mario Vargas Llosa

¿Cuál es el verdadero rostro del amor? Ricardo ve cumplido, a una edad muy temprana, el sueño que en su Lima natal alimentó desde que tenía uso de razón: vivir en París. Pero el rencuentro con un amor de adolescencia lo cambiará todo. La joven, inconformista, aventurera, pragmática e inquieta, lo arrastrará fuera del pequeño mundo de sus ambiciones. Testigos de épocas convulsas y florecientes en ciudades como Londres, París, Tokio o Madrid, que aquí son mucho más que escenarios, ambos personajes verán sus vidas entrelazarse sin llegar a coincidir del todo. Sin embargo, esta danza de encuentros y desencuentros hará crecer la intensidad del relato página a página hasta propiciar una verdadera fusión del lector con el universo emocional de los protagonistas. Mario Vargas Llosa juega en “Travesuras de la niña mala” (2006) con la realidad y la ficción para ilustrar la complejidad del amor: pasión y distancia, azar y destino, dolor y disfrute... ¿Cuál es el verdadero rostro del amor?

• “LA CIUDAD Y LOS PERROS”
Editorial: De Bolsillo
Autor: Mario Vargas Llosa

Premio Biblioteca Breve 1962. Considerada una de las mejores novelas en español del siglo XX. Traducida a más de treinta idiomas, un título imprescindible de la literatura hispanoamericana. Con esta novela, Vargas Llosa alcanzó el reconocimiento internacional. En ella demuestra una madurez literaria extraordinaria que en adelante irá en aumento hasta alcanzar un estilo depuradísimo y un sitio de primera fila entre los escritores contemporáneos. La ciudad y los perros no solamente es una diatriba contra la brutalidad ejercida en un grupo de jóvenes alumnos del Colegio Militar Leoncio Prado, también es un ataque frontal al concepto erróneo de la virilidad, de sus funciones y de las consecuencias de una educación castrense malentendida. Aunada a la brutalidad propia de la vida militar, a lo largo de las páginas de esta extraordinaria novela, la vehemencia y la pasión de la juventud se desbocan hasta llegar a una furia, una rabia y un fanatismo que anulan toda su sensibilidad. El libro más violento de Mario Vargas Llosa.

• “LA CIVILIZACION DEL ESPECTÁCULO”
Editorial: De Bolsillo
Autor: Mario Vargas Llosa

La banalización de las artes y la literatura, el triunfo del periodismo amarillista y la frivolidad de la política son síntomas de un mal mayor que aqueja a la sociedad contemporánea: la idea temeraria de convertir en bien supremo nuestra natural propensión a divertirnos. En el pasado, la cultura fue una especie de conciencia que impedía dar la espalda a la realidad. Ahora, actúa como mecanismo de distracción y entretenimiento. La figura del intelectual, que estructuró todo el siglo XX, hoy ha desaparecido del debate público. Aunque algunos firmen manifiestos o participen en polémicas, lo cierto es que su repercusión en la sociedad es mínima. Conscientes de esta situación, muchos han optado por el discreto silencio. Como buen espíritu incómodo, Vargas Llosa nos entrega una durísima radiografía de nuestro tiempo y nuestra cultura. «Este pequeño ensayo no aspira a abultar el elevado número de interpretaciones sobre la cultura contemporánea, solo a dejar constancia de la metamorfosis que ha experimentado lo que se entendía aún por cultura cuando mi generación entró a la escuela o a la universidad y la abigarrada materia que la ha sustituido, una impostura que parece haberse realizado con facilidad, en la aquiescencia general.

Temas

Lee También

Comentarios