Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 16 de Octubre 2019

"Los años heridos" despierta a los fantasmas

La historia de la guerrilla en México es plasmada en este ensayo que ha sido dotado de información de Fritz Glockner

Por: El Informador

Fritz Glockner, el autor de “Los años heridos” trabajó durante 30 años investigando el tema; es un convencido de escribir la historia a partir de los fantasmas. CORTESÍA

Fritz Glockner, el autor de “Los años heridos” trabajó durante 30 años investigando el tema; es un convencido de escribir la historia a partir de los fantasmas. CORTESÍA

El escritor, historiador y periodista Fritz Glockner recién publicó el libro “Los años heridos. La historia de la guerrilla en México 1968-1985”, a través de editorial Planeta. El texto es un ensayo donde el especialista brinda datos e información sobre este fenómeno desarrollado de las injusticias sociales, donde los personajes del poder utilizan la represión como método de defensa.

“Son 30 años investigando este tema. Se había escrito la historia desde una óptica de los cementerios, donde los sujetos históricos se habían convertido en cadáveres y no tanto en fantasmas. Soy un convencido de que la historia hay que escribirla a partir de los fantasmas, porque el fantasma en la actualidad te hace ‘buh’ y te asusta, en cambio el cadáver es aquella especie que ni se mueve y que no tiene una actuación directa en el presente”, comparte en entrevista.

Y es que estos fantasmas siguen haciendo eco en la realidad porque parece que la historia no ha cambiado mucho desde entonces, los mecanismos de represión por parte del poder siguen estando vigentes. “Si escribes la historia a partir de los fantasmas, el pasado tiene una actuación directa en el presente y eso es lo que tiene que suceder. La historia no es una ciencia enterrada, no es un pasado que hay que conocer con fechas, nombres y acontecimientos, la historia es un acontecer de la sociedad presente para poder calificar cómo nos ha ido en el ayer en nuestros calendarios y para poder construir las oportunidades del futuro”.

LEER TAMBIÉN: Mozart y Mahler resonarán con la OSM

Con 30 años de investigación, donde también resalta la parte familiar del escritor en este libro, la estructura narrativa de “Los años heridos” se vuelve muy interesante. “Así como hago la apuesta de desenterrar fantasmas y no cadáveres, hago la apuesta también de que la historia tiene que ser narrativa, y cuando digo narrativa no me refiero a la ficción, sino a que hay que contarla”. Comparte el autor que lo que busca con su narrativa, que está fundamentada durante tantos años a través de datos, entrevistas y su propia historia familiar, es que el lector comprenda mejor la información que si leyera un texto cronológico común de historia.

Su padre Napoleón Glockner en 1972 se unió a la guerrilla y eso fue uno de los hechos fundamentales para indagar en esta parte de la historia que pocos cuentan. “En el año de 1971 a mis nueve años, la historia irrumpe en mi recámara y destroza mi poster de ‘Campanita’ -porque ella es mi primer amor platónico y no me da pena confesarlo-. Proveniente de una familia clase media alta, mi padre era ‘godín’ en un hospital en Puebla y que de la noche a la mañana, ya no aparezca, te planteas dónde está, ¿se fue a comprar cigarros? O ¿se fue con otra mujer? Que sería lo común y corriente, y resulta que en efecto, sí se fue con otra mujer, pero su nombre se llamaba ‘Revolución’, su nombre se llamaba ‘Utopía’, había ido detrás de sus ideales. Y en ese sentido siempre he planteado que el niño Fritz Glockner le dice a Napoleón Glockner: ‘¡Qué poca abuela por haber abandonado a la familia!’”.

Pero el adulto Fritz reconoce la capacidad de determinación de su padre para ir detrás de sus sueños y las utopías a pesar de su familia, “a partir de eso es como te enteras de que la estrategia de guerra de baja intensidad del gobierno mexicano había sido negar la existencia de la represión, de la tortura como mecanismos de confesión, de interrogatorio y el asesinato. Entonces, te percatas que tenías que contar esta historia”.

Desde la perspectiva del poder

Libros como “Los años heridos” son un contrapunto de la historia oficial, la cual está escrita, según cuenta el autor, desde la perspectiva del poder que está en ese momento, quien secuestra la memoria para intentar justificar sus actos en el presente, “por lo tanto la historia se convierte en un discurso político que sirve para replantear lo que está sucediendo en las acciones del gobierno en turno y evidentemente deja diversas líneas narrativas históricas a la deriva, incluso deja a la deriva la historia de los perdedores, en este caso el gobierno mexicano se aventó toda una apuesta por guardar y secuestrar lo que tenía que ver con la historia de los movimientos armados y sociales de toda la disidencia que protestaba contra él desde los años 40 hasta los 80 que es donde yo concluyo (su investigación)”.

Continuidad en su obra

Antes de “Los años heridos”, está el libro “Memoria roja”, también escrito por Fritz que abarca la historia de la guerrilla en México, de 1943 a 1968.

LEER TAMBIÉN: Las "Palabras migrantes" de Gerber Bicecci

Temas

Lee También

Comentarios