Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 23 de Septiembre 2018

Juan Villoro mira al universo

Con “La desobediencia de Marte”, el dramaturgo pisa por primera vez el Conjunto de Artes Escénicas
 

Por: El Informador

Juan Villoro. Su texto “La desobediencia de Marte” cobrará vida en la sala 2 del Conjunto de Artes Escénicas el 9 y 10 de noviembre. SUN/J. Villoro

Juan Villoro. Su texto “La desobediencia de Marte” cobrará vida en la sala 2 del Conjunto de Artes Escénicas el 9 y 10 de noviembre. SUN/J. Villoro

El escritor mexicano Juan Villoro comenzó su carrera profesional en las letras en la narrativa: el cuento y la novela fueron sus primeras publicaciones en los ochenta y noventa. A la par ejerció la crónica y el ensayo, dos géneros por los que también ha ganado reconocimiento. Pero no fue hasta hace poco cuando el autor decidió incursionar en las artes escénicas. Su obra “La desobediencia de Marte” tendrá función días después de la inauguración del Conjunto de Artes Escénicas de la Universidad de Guadalajara.

Sobre esta obra, Villoro platicó en entrevista que la obra la estrenó en Chile, “en el Festival Puerto de Ideas, que trata de relacionar la cultura con la ciencia”. Es justo al ciencia uno de los temas que trata esta puesta en escena que hace unos meses se estrenó también con un reparto mexicano. De las diferencias de ambos montajes, el dramaturgo dijo: “Las dos han sido espléndidas, con escenografías muy distintas”.

Con la fecha en la zona metropolitana de Guadalajara tras la inauguración del Conjunto de Artes Escénicas, Juan Villoro expresó su agrado por el proyecto: “Estoy muy contento de que vaya a Guadalajara. Siempre es extraordinario que se amplíen los foros para la cultura. Ahora con el terremoto en la Ciudad de México nos encontramos con que no hay suficientes espacios teatrales… Defender el teatro es muy valioso, la gente necesita congregarse, reunirse, escapar al individualismo de la realidad virtual”. En ese sentido, afirmó Villoro, “La gente puede tener una catarsis: no solo personal, sino colectiva”.

Es importante también el origen de la inversión del proyecto destinado exclusivamente a las artes escénicas y nacido desde la Universidad de Guadalajara: “El teatro en casi todos los países del mundo depende de foros públicos y de la participación de las universidades. En Estados Unidos he dado clases en dos universidades: pude ver que eran el laboratorio del teatro experimental, y también de las obras que posteriormente se montan en Nueva York. En el circuito universitario las obras se ponen a prueba, se modifican, se discuten. Son caldo de cultivo, un laboratorio perfecto para el teatro, confluyen muy distintas artes y distintos intereses.

La incursión de Villoro en la dramaturgia

Sobre el género y su experiencia, el autor bromeó: “Voy a tener una vejez dramática, todas lo son por distintas razones: yo aludo a que sea teatral”. Aunque esta nueva faceta en su bibliografía está ligada a su inquietud por las letras, en la adolescencia: “Desde hace unos diez años empecé a escribir teatro. Fue el primer género en el que quise incursionar a los 14 años, con una obra de creación colectiva: titulada ‘Crisol’, inspirada en nuestro gran gurú en esos años,  Jodorowsky”.

Ya con la experiencia de escribir para escena y ver sus piezas, Villoro comparte su elogio del teatro: “Es muy distinto, por eso me interesa escribir teatro: puedo decir cosas en teatro totalmente imposibles en la novela: en esta obra hay un juego de identidades, cada personaje representa al menos dos personajes. Esa mascarada, ese juego de caracterologías es muy propicio para el teatro, el efecto es muy diferente”.

Su texto “La desobediencia de Marte” cobrará vida en la sala 2 del Conjunto de Artes Escénicas. La historia retoma dos personajes científicos: Tycho Brahe y Johannes Kepler. Uno de los motivos de Villoro para escribir fue entender las pasiones humanas detrás de la ciencia: Tycho Brahe y Johannes Kepler  se necesitaban y competían el uno contra el otro. Se dio una confrontación muy habitual en las ciencias: el científico experimental frente al teórico. Tycho tenía las mejores mediciones del cosmos, pero no sabía cómo interpretarlas. Kepler tenía mala vista, no era muy preciso en los cálculos matemáticos ni interesado en la ciencia empírica, pero con una enorme imaginación teórica, era un gran intérprete”.

ASISTE

“La desobediencia de Marte” en la sala 2 del Conjunto de Artes escénicas, 9 y 10 de noviembre, 21:00 horas. Boletos en taquilla y en el sistema Ticketmaster, de $220 pesos a $650 pesos.

También en la FIL

El escritor tendrá una nutrida actividad durante la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Presentará el homenaje a José Emilio Pacheco el 26 de noviembre a las 17:00 horas; ese mismo día también estará en “Espectáculo musical ‘El mariachi’”, a las 20:00 horas. El 27 presenta su libro de ensayos “La utilidad del deseo”, a las 17:00 horas; una hora después será parte de los Premios Gran Angular y Barco de Vapor. A las 19:00 horas del mismo 27, estará firmando libros en el stand destinado a ello, como parte de la promoción con la editorial Anagrama.

Temas

Lee También

Comentarios