Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 25 de Septiembre 2018

Cultura

¿Alguna vez la televisión dejará de educar?

Como ciudadanos interesados en la educación podríamos comenzar exigiendo mejor contenido en los medios audiovisuales, ahora extendidos a otros dispositivos

Por: El Informador

Según datos del IFT, los niños consumen 4.46 horas diarias de televisión. ESPECIAL/Freepik.com

Según datos del IFT, los niños consumen 4.46 horas diarias de televisión. ESPECIAL/Freepik.com

Toda la televisión, todas las televisiones “educan” aunque no se lo propongan
Guillermo Orozco, Académico en comunicación y educación.

Una metáfora popular combina a dos objetos mágicos: el fuego y la televisión. La fogata que acompañaba a los cavernícolas durante las narraciones fantásticas fue sustituida en el siglo XX por la TV. Además de historias, ambos comparten otro objetivo común: educar.

Los relatos más antiguos: los mitos, explicaban el orden social. Ellos proporcionaban conocimiento, proveían hazañas que educaban a través de los tropiezos del héroe. Basta revisar el recorrido que propone Campbell en “El héroe de las mil caras” para reconocer nuestro lugar en la sociedad.

Ya en la época moderna están los cuentos populares. Darnton veía en ellos una utilidad más inmediata y práctica en “Los campesinos cuentan cuentos”. Lo que se narra a los niños les enseñará a vivir. Caperucita roja facilitaba explicar el riesgo de confiar en extraños, evitaba mencionar palabras como rapto o violación y aun así los prevenía. Educar es un papel que la televisión heredó.

Se habla de la televisión educativa. Aquí agrupamos a proyectos con una intención pedagógica. Quien enseña matemáticas o reafirma valores socialmente aceptados educa, pero también quien muestra violencia o quien discrimina. ¿Qué hacer ante alguien diferente? Si crecimos viendo comedias de situación quizá lo resolvamos gritando “chusma, chusma”. Algunos otros sabremos que “hablar como idiota” es su derecho y está en la constitución.

Si hablamos de niños, estos consumen 4.46 horas diarias de este medio, según datos del IFT. Además, el programa más visto por ellos es un melodrama dirigido a un público mayor. Habrá quien esté cómodo en estas condiciones; sin embargo, como ciudadanos interesados en la educación podríamos comenzar exigiendo mejor contenido en los medios audiovisuales, ahora extendidos a otros dispositivos. Es importante recordar que mientras sigamos consumiendo TV, o Netflix, o cualquier otro proveedor, seguiremos siendo educados.

Luis Moctezuma

ECOS DEL DEBATE

“Puede la televisión ser un medio educativo además de entretenimiento”

El rol de la televisión ha sido limitado al del entretenimiento, pero con el paso de los años ha ido evolucionando, permitiendo ofrecer una mayor cantidad de contenido que busca algo más que divertir. Por lo tanto, sí podemos considerar la posibilidad de que la televisión sirva como un medio educativo, pero tomando en cuenta que esto no se logra a través del aparato en sí sino mediante un uso consciente de él y del contenido que se consume.

Linett Rodríguez

Desde hace tiempo se ha elaborado contenido con fines educativos, sin embargo, aún lo clasificado como entretenimiento puede normalizar pautas de conducta o pensamiento en las personas sin que éstas tengan plena consciencia. Por ello se requiere de espectadores atentos para identificar aquello que aporte a un conocimiento útil para los individuos, y discernir de las imágenes y diálogos que deben quedarse solo en la pantalla, o que deben ser cuestionados por la audiencia.

Alejandra Nava, Colaboradora Mar Adentro.

COMPARTE

Escucha de viva voz a los líderes sociales compartir, en una entrevista, algunas de sus experiencias

“Si uno quiere generar alguna vocación no hay nada mejor que tener una”

Entrevista a Álvaro Díaz

Quizá el nombre Álvaro Díaz sea poco familiar para muchos; sin embargo, su timbre de voz es algo que muchos jóvenes y niños reconocerán de inmediato. Para quienes crecimos viendo 31 minutos nos recuerda inmediatamente a Juan Carlos Bodoque, Balón Von Bola o el Patito tengo miedo, entre otros. Se trata de uno de los creadores de esta icónica serie de títeres.

Como presentación, Álvaro menciona que su persona es inseparable de la serie por la que se le conoce en México y Latinoamérica. “La primera pregunta que hago es: ¿conoces 31 minutos? Bueno, yo soy el que lo hago. A veces hay gente que me dice: no, no lo conozco. Y ahí me ven, alargando un poco más”. Se trata de un personaje multifacético, no sólo por la variedad de los personajes por los que se le reconoce, sino por los distintos roles que desempeña en sus proyectos. “Vivo en general el trabajo de director, guionista y un montón de cosas más. Entonces esa vendría a ser como mi carta de presentación”.

Si por algo se reconoce a Álvaro Díaz es por un programa de títeres, sobre lo que él anota que busca cambiar la idea común que se tiene de ellos. Comenta que al hablar sobre sus proyectos busca que “no se imaginen que son los títeres que ven en la plaza… la gente se imagina cosas de los títeres bastante tristes, entonces trato de que no sea esa la sensación”. Este hacer algo distinto es lo que define la obra de Álvaro Díaz.

Sobre los valores que rigen su vida, él destaca a la originalidad, “la originalidad entendida como la honestidad frente a tu trabajo”. La forma en que la define es: “estar buscando, observando y combinando cosas que vengan a partir de un proceso de creación, o vengan de un proceso reflexión”. En este sentido agrega que “es importante que las cosas que uno hace sean una especie de descubrimiento, aunque sea pequeño, digo, pero que uno esté buscando”.

Al preguntar su opinión sobre la juventud expone un panorama novedoso. “Quizás vamos a ser la primera generación o estamos vislumbrando las primeras generaciones que sí están cuestionando la idea de la educación formal”. Para Álvaro se están modificando las formas de aprender. “La manera de obtener conocimiento de cualquier niño hoy día a partir de los celulares es completamente distinto a lo que es una sala de clases. Yo creo que eso ya hace que ellos se pongan en cuestionamiento esa idea de que el colegio o la escuela es una vendedora de futuro.”

Las instituciones ya no son la respuesta, al menos no la única para Álvaro Díaz. El consejo que ofrece para los jóvenes es desarrollar un “Interés genuino” en lo que se hace. “Que de verdad sintamos atracción por lo que estamos haciendo porque vamos a poder ser como una especie de difusores de atracción. Si uno quiere que la gente se motive no hay nada mejor que estar motivado.”

Mensaje para los jóvenes “SÚMATE MAR ADENTRO”

Para quienes aspiran a ser futuros líderes el mensaje es directo: “Si uno quiere generar alguna vocación no hay nada mejor que tener una. Yo creo que nada irradia más que la gente que se entusiasma o que tiene cierto grado de pasión o de involucramiento por las cosas que hace”. Al menos eso es lo que propone un hombre al que se le reconoce como uno de los promotores de una actitud crítica y propositiva en los televidentes que hace algunos años nos divertíamos viendo títeres en televisión.

VOLUNTADES

Historias de éxito que trascienden

Televisión para educar

Con el objetivo de extender la cobertura de educación básica en México y de esta manera reducir la tasa de analfabetismo en la población en el año de 1968, Agustín Yáñez, quien en ese entonces era el titular de la Secretaría de Educación Pública, se creó el proyecto de educación a distancia a través de la televisión.

En un inicio las transmisiones se hicieron a través de XHGC Canal 5. Los primeros estados que trabajaron con este modelo fueron el Distrito Federal (ahora CDMX). Hidalgo, Morelos, Oaxaca, Puebla, Tlaxcala y Veracruz-.

La metodología no pretende ser lineal, sino que está diseñada para que los estudiantes interactúen entre sí y se involucren también profesores y padres de familia. Parte de la evaluación son proyectos que promuevan el trabajo en equipo.

Con el paso del tiempo se ha buscado que este modelo integre otras tecnologías de manera que los estudiantes tengan también un acercamiento a éstos.

Diez notas positivas

1. El gobierno de Japón implementará robots para impartir clases de inglés a partir del 2019.

2. Estudiantes del ITESM crearon sensores de aviso previo a incendios forestales.

3. Estudiantes de la Universidad de Guanajuato crearon una bebida nutritiva a base de cacao y garbanzo.

4. Alumnas de Ingeniería Química Industrial del IPN desarrollaron un purificador para generar combustible a partir de aguas negras.

5. Investigador del IPN desarrolló un dispositivo de rehabilitación para dedos.

6. En el ITESM se creó un parche a base de sábila para curación de heridas leves en la piel.

7. Universidades de Sonora, Quintana Roo y Arizona se unen para que estudiantes sonorenses asesoren a estudiantes maya en el idioma inglés.

8. Va en aumento la población de cocodrilos en México, después de especulaciones de su extinción.

9. Vanessa Musi, chef mexicana, abrirá un restaurante y escuela en Austin, Texas, con enfoque vegano.

10.  Artesanos wixárikas crearon el mosaico más grande del mundo con chaquiras en el centro de Guadalajara.

Mar adentro propone

Para  saber…

En 1968 se implementó en México el modelo de telesecundarias. Su objetivo es llevar educación a las zonas rurales del país.

Para conocer… 

Según datos del IFT el contenido más visto en televisión abierta son los noticieros con 96% de puntos.

Para  leer…

“Una pedagogía de la comunicación” de Mario Kaplún.

Temas

Lee También

Comentarios