Jalisco

El alcalde electo de Tonalá recortará nómina; ahorros serán para seguridad

Juan Antonio González asegura que reducirá de 850 a 250 los trabajadores supernumerarios, el ahorro resultante —calculado en 60 millones de pesos al año— se utilizará para contratar a 300 policías y adquirir 25 patrullas 

Juan Antonio González lanza la promesa de reducir el pago de la nómina en la siguiente administración tonalteca, con el propósito de direccionar esos ahorros al mejoramiento de los servicios públicos, principalmente la seguridad.

Mientras el Ayuntamiento de Tonalá paga en estos momentos a 850 trabajadores supernumerarios, que son contratados temporalmente para cuestiones operativas, el presidente municipal electo apunta que los reducirá a sólo 250 trabajadores. Quedarán únicamente los que necesita “realmente” la alcaldía.

Con esos ahorros es como incrementará la plantilla en la Policía (por lo menos 300 agentes nuevos), pero también comprará 25 patrullas en los primeros 100 días para aumentar la vigilancia en la Cuna Alfarera.

Juan Antonio González gobernará a partir del 1 de octubre. A pesar de las presiones que generan el gasto corriente (como el pago de la nómina) y las deudas públicas, también pretende invertir más de 300 millones de pesos cada año en infraestructura, como pavimentación, mejora de espacios públicos y servicios generales.

Explica que “una de las apuestas es la prevención social, que la gente empiece a percibir la seguridad desde los servicios públicos que otorga el Ayuntamiento. Vamos a apostarle al rescate de espacios públicos, al tema de la infraestructura básica, al alumbrado, los pavimentos, que muchas veces (por su mal estado) propician la inseguridad”.

Tonalá necesita 950 policías más para estar en el margen que marca la ONU, de 1.8 policías por cada mil habitantes. EL INFORMADOR/Archivo

Promete recorte

Para contar con los recursos necesarios para la contratación de más policías y mejorar el equipamiento de la corporación, el presidente municipal electo de Tonalá, Juan Antonio González, anuncia que recortará puestos de supernumerarios en la siguiente administración.

Precisó que actualmente la administración municipal cuenta con 850 supernumerarios, que son contratados por periodos. Indicó que buscarán reducir esta cifra a 200 o 250, conservando sólo a la gente preparada que cuenta con los conocimientos técnicos y los perfiles que necesite el municipio.

“Nosotros tenemos una estrategia simple: vamos a reducir esa ‘sobrenómina’ de las últimas administraciones y vamos a hacer una reingeniería del organigrama. Según nuestros cálculos, ahorraríamos de tres a tres millones y medio de pesos mensuales. Con eso vamos a empezar a hacer las inversiones necesarias en temas de seguridad y en materia de infraestructura y equipamiento. Calculamos que podemos ahorrar hasta 60 millones de pesos cada año de lo que se eroga excesivamente en supernumerarios y en los cargos que no se necesitan. Lo demás serán ahorros en recursos materiales y del despilfarro en otras administraciones”.

Explicó que el compromiso es contratar 300 policías más para incrementar el estado de fuerza a 950 elementos durante su Gobierno. Por lo pronto, en los primeros 100 días de su administración comprará al menos 25 patrullas.

El primer edil electo  calificó de “lamentable” el estado del equipamiento y  los vehículos de la Policía de Tonalá.

Acentuó que actualmente se cuenta con apenas 48 patrullas, lo cual es insuficiente para los 650 elementos que tiene actualmente la corporación.

“Necesitamos, por lo menos, 950 elementos para estar en el margen que marca la ONU de 1.8 policías por cada mil habitantes. Le vamos a apostar a eso, tenemos que hacer estrategias de austeridad y para eficientar el organigrama con la finalidad de que haya recursos para invertirle precisamente al tema de vehículos y a la prevención social en Tonalá”.

También apostarán a la mejora en la prestación de servicios públicos como estrategia para reducir la inseguridad en el municipio, pues explicó que uno de los elementos que afecta la percepción de la ciudadanía es el mal estado de las vialidades y del espacio público.

“El ahorro por el recorte de supernumerarios se irá a seguridad e infraestructura en general, que también tiene que ver con seguridad. También vamos a invertirle a la infraestructura básica y de temas de prevención social. Eso lógicamente se reflejará en la seguridad”.

Compromisos en seguridad
  • 25 patrullas más en los primeros 100 días
  • 300 elementos más en el trienio.

 

Mejorar los servicios básicos, la gran apuesta de González

La mejora en los servicios básicos será una de las grandes apuestas de la administración de Juan Antonio González en los próximos tres años. Se trata de una estrategia transversal para combatir la inseguridad y mejorar la vida de los tonaltecas.

El compromiso del presidente municipal electo es invertir al menos 300 millones de pesos anuales en obras de infraestructura, pavimentación, mejora de espacios públicos y servicios generales.

“Una de las apuestas es la prevención social, que la gente empiece a percibir la seguridad desde los servicios. Vamos a apostarle al rescate de espacios públicos, al tema de la infraestructura básica, el alumbrado, los pavimentos que muchas veces (por su mal estado) propician la inseguridad. Tenemos un caldo de cultivo con la condición de infraestructura que tiene Tonalá y más en la zona Sur donde se presentan la mayoría de los ilícitos y en algunas partes de Alamedas de Zalatitán y la colonia Jalisco. Van a ver las unidades deportivas y están abandonadas totalmente, no hay alumbrado. Eso genera todo un caldo de cultivo”.

Enfatizó que, a la par de reforzar la recaudación del predial e ir por la cartera vencida, deberán mejorar la infraestructura del municipio y la prestación de los servicios.

“Nosotros lo vimos mucho durante la campaña. ¿Cómo quieren que paguen el predial si llevan 30 años sin pavimentos en algunas colonias como Alamedas de Zalatitán? Tenemos que ser muy inteligentes en buscar incentivos como este”.

Durante el 2016, el Ayuntamiento de Tonalá destinó una bolsa de 704 millones de pesos a la obra pública de los cuales apenas nueve millones eran de recursos propios, según documentos de transparencia. De los demás años de la administración no hay información disponible.

Las tres metas en infraestructura
  • Rescate de espacios públicos
  • Hospital Civil en el CUTonalá
  • Rescate de ríos y arroyos urbanos

Polos de desarrollo

—¿Cuáles serán los principales polos de desarrollo de Tonalá?

—La Carretera libre a Zapotlanejo y la autopista, que es la puerta de entrada al Centro del país, y el nuevo Periférico. Son corredores naturales de inversión, de servicios y comercios en la industria de impacto bajo. También en la oferta de vivienda.

Todavía somos de los municipios que, de manera intraurbana, tenemos muchas reservas territoriales. Tenemos que hacer un plan territorial que permita la inversión en vivienda, servicios y comercio de manera ordenada para propiciar que Tonalá crezca.

—¿Ya tiene pláticas con empresas que pudieran detonar naves industriales o centros comerciales?

—Hay muchos empresarios que han manifestado interés en esos corredores para invertir, sobre todo en el nuevo Periférico, donde está el Centro Universitario de Tonalá, que es un polo muy interesante. Ahí ya están consignados los usos de suelo para servicios y comercios. En la autopista tenemos el centro de distribución de una farmacia muy reconocida en la ciudad. Ya nada más hace falta el detonante para empezar a crear las condiciones.

La estrategia de mejora de servicios públicos es parte de un programa más grande enfocado a combatir la inseguridad y mejorar la vida de los tonaltecas. EL INFORMADOR/E. Barrera

—¿Cuándo espera completar el proceso de actualización de los planes parciales?

—Tiene que salir en el primer año. Nosotros incluso ya estamos planteando algunas estrategias específicas para llegar y desde el pleno del Ayuntamiento llevar a cabo la aprobación del proceso para que se inicie esa revisión y actualización de los planes. Tonalá no tiene un Plan de ordenamiento ecológico territorial… se han hecho algunos temas aislados en materia de análisis de riesgo. Tenemos que hacer un instrumento serio, fuerte y estar muy de la mano de la sociedad con los instrumentos de participación ciudadana.

—¿Revivirá el proyecto Yolkan?

—No es una prioridad para nosotros. Lo que sí podríamos hacer en el área del Cerro de la Reina, no propiamente en el polígono del centro Yolkan, sino en el parque ecológico, son los estudios necesarios que vienen desde los planes de ordenamiento para generar un estímulo turístico pegado a la ruta de los artesanos. Hasta el momento no tenemos otro plan. Ya traemos otros proyectos de infraestructura básica, agua y drenaje.

—¿Qué pasó con el edificio administrativo que se construiría en las faldas del Cerro de la Reina?

—Está abandonado. Para poderlo enajenar (el predio) tenemos que hacer un análisis estructural para ver cuáles son las condiciones de ese acero que tiene años expuesto. Pretendieron hacer un edificio administrativo… nosotros no le daremos prioridad aunque nos falten oficinas. Pensaremos en otras estrategias en su momento porque sí es un tema que tenemos que solucionar, las áreas administrativas. Hubo administraciones donde se pagó hasta 300 mil pesos en rentas de oficinas.

“Nos sujetaremos al pacto federal”

Al igual que sus homólogos Ismael del Toro y Pablo Lemus, así como el gobernador electo Enrique Alfaro, Juan Antonio González aseguró que su trato con el Gobierno federal será directo y sin intermediarios.

Aunque señaló que sí habría diálogo con el coordinador estatal, Carlos Lomelí, siempre y cuando sus funciones no violen el pacto federal.

“Habrá que visualizar cuáles son sus alcances y funciones (del coordinador estatal) de acuerdo con el pacto federal. Nosotros tendremos una comunicación con el ingeniero Enrique Alfaro para caminar en esos temas”, aseguró el primer edil electo al respaldar la postura de los mandatarios de Movimiento Ciudadano en el Estado.

“En el caso de Tonalá, con ese tipo de personajes tendremos todos los puentes necesarios para que a Tonalá le vaya bien. Nosotros no tenemos telarañas en la mente para no sentarnos con algunos personajes. Claro que siempre y cuando las leyes lo faculten”.

 

En la mira, deuda con Pensiones y CFE

Algunos de los principales retos que enfrentará la administración de Juan Antonio González, presidente municipal electo de Tonalá, será disminuir los pasivos del municipio. En concreto tienen dos grandes deudas: una con el Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal) y otra con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Según información del propio Ipejal, Tonalá le adeuda poco más de 166 millones de pesos en aportaciones y retenciones. No ha pagado lo que corresponde al Instituto en dos años y dos meses, equivalente a 52 quincenas. Es el tercer ente público más endeudado sólo detrás de Guadalajara y Puerto Vallarta.

“Tenemos muy identificado (el adeudo con Pensiones), ya lo estamos explorando con el área de Finanzas. Es un tema que desde el primer momento debemos tener la comunicación con las instituciones pertinentes para llegar a los acuerdos o convenios necesarios para cubrir esos adeudos”, indicó Juan Antonio González.

En administraciones anteriores se vendieron algunos predios propiedad municipal para pagar la deuda con Pensiones. El primer edil electo explicó que no impulsará una estrategia similar porque pretenden contar con más áreas verdes en el municipio, no deshacerse de las pocas que tienen.

El atraso en el pago de las cuotas al Ipejal ya está tipificado como delito en el Código Penal, por lo que González explicó que, una vez que tomen las riendas de la administración, analizarán las acciones legales que tomarán en contra los responsables.

“Lo veremos en su momento con nuestro director jurídico. Lo que sí haremos es tender un puente inmediato con Pensiones del Estado para ver cuál es el estatus que guarda la deuda y cómo la vamos a ir resolviendo”.

Por otra parte, la anterior administración heredó un adeudo por 56 millones de pesos con la Comisión Federal de Electricidad, que implicó suspender de forma temporal el suministro eléctrico al inicio del trienio que está por concluir. Ya se finiquitaron 33 millones 353 mil pesos de ese pasivo y en septiembre se terminarán de pagar 23 millones 702 mil pesos más, según el convenio que firmaron con la empresa productiva del Estado.

Sobre este adeudo con la Comisión, Juan Antonio González acentuó que también deberán tender un puente con la dependencia federal para solucionar ese boquete, pues se trata de un problema que se viene arrastrando desde hace varias administraciones.

Descarta contratar más deuda con bancos

Con el objetivo de sanear las finanzas del municipio, la siguiente administración no pedirá más créditos para Tonalá. Así lo indicó el primer edil electo, Juan Antonio González, quien explicó que analizan volver a reestructurar la deuda a largo plazo con instituciones bancarias.

Según información de Transparencia, el municipio adeuda poco más de 948 millones de pesos al Banco Interacciones (Grupo Financiero Banorte), que terminará de pagar hasta el año 2034.

Fitch Ratings califica la calidad crediticia del municipio con BBB- por el endeudamiento elevado y la capacidad reducida para realizar inversión.

“No vamos a contratar un crédito más. Lo que vamos a hacer es analizar cómo está el crédito actual y cómo podemos mejorar la situación del mismo. Pero nuevos créditos, para nada. Vamos a eficientar los recursos para ir saliendo de los problemas que tenemos. Cada día que pasa nos encontramos con más sorpresas. Vamos a ver cuál es la situación real de la Hacienda y por eso nuestras estrategias no van a ser equivocadas, van a ser muy responsables”.

Afirmó que como parte de la estrategia para sanear las finanzas, van por más recaudación del impuesto predial. En el municipio, al menos siete de cada 10 cuentas catastrales registran adeudos y, a principios del año pasado, se informó que la cartera vencida ascendía a cuatro mil 783.7 millones de pesos. Esto representa casi tres presupuestos anuales del Ayuntamiento.

“Hay que empezar a cobrar esos pasivos. Ahí en Tonalá todavía se manejaba como pueblito, al compadre sí le perdonaban el predial y al que no era compadre, no. Vamos a ver cómo está esa cartera vencida. También generar certeza a la gente para que ellos también vayan y paguen su predial”.

Comentó que aplicarán diversas prácticas para incentivar a la ciudadanía para que pague el predial, como el presupuesto participativo. Además esperan que una vez que mejore la prestación de los servicios públicos, eso motivará a los habitantes a hacer sus aportaciones.

“Vamos a incentivar a las personas para que paguen mediante la prestación de los servicios desde el beneficio y la percepción que pueda tener la comunidad de su misma ciudad. También habrá incentivos en materia de participación ciudadana, nosotros vamos a hacer el presupuesto participativo. Lógicamente podría ser uno de estos incentivos los beneficios en materia de infraestructura y servicios. Que la misma gente empiece a sentir una corresponsabilidad en sus obligaciones, pero que también vea que el municipio les está respondiendo”.

La gran apuesta de Juan Antonio González es mejorar los servicios públicos del municipio. EL INFORMADOR/Archivo

Analizará concesión de alumbrado

Ante las carencias en la prestación del servicio, Juan Antonio González aseguró que revisarán la concesión del alumbrado público en Tonalá. El presidente municipal electo señaló que tienen “sospechas fundadas” de que no se han colocado todas las luminarias a las que se comprometió la empresa Mexiled.

“Tenemos que hacer un censo real de las luminarias en Tonalá. Hasta el momento no tengo conocimiento de que se haya actualizado ese censo, con la finalidad de saber si de verdad existe ese servicio que se cobra cada mes”.

En octubre de 2014, la administración de Jorge Arana concesionó el servicio de alumbrado público a Mexiled. La empresa se comprometió a instalar 21 mil 100 luminarias en todo el municipio al finalizar el primer semestre del 2017.

“Tenemos sospechas fundadas de que no se han colocado las luminarias correspondientes. Es una de las áreas que vamos a explorar de manera puntual en la transición”.

A la par, González indicó que también revisarán a las concesiones de la recolección de la basura que presta Caabsa Eagle y de los parquímetros a cargo de Parking Control.

La de parquímetros tiene una vigencia por 15 años. El concesionario recibe el 60% del total de los ingresos por los estacionómetros y el municipio se queda apenas con el 40 por ciento. Mientras que la de recolección de residuos sólidos tiene una duración de 20 años y la administración paga 194 pesos a la empresa por cada tonelada de basura.

“Creo que Tonalá en algunos temas hubiera transitado de manera adecuada si se hubieran llevado algunos temas con una buena administración en su momento. Vamos a revisar las concesiones a fondo”.

Remarcó que durante las pasadas campañas, varios representantes de las empresas concesionarias quisieron tener un acercamiento con él y su equipo. Aseguró que rechazó el diálogo hasta no hacer una revisión profunda de todas las concesiones.

Sigue: #DebateInformador

¿Cuál es el tema prioritario que debe atender la siguiente administración de Tonalá?

Participa en Twitter en el debate del día  @informador

Sigue navegando