Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 20 de Noviembre 2018
null
México

“Texcocazo” agudiza división AMLO-empresarios

López Obrador confirma la cancelación del aeropuerto de Texcoco y promete tres años para inaugurar las pistas de Santa Lucía

El Informador

Tras la consulta pública en la que siete de cada 10 votaron por Santa Lucía, el Presidente electo Andrés Manuel López Obrador confirmó la suspensión del nuevo aeropuerto en Texcoco, abriendo otro frente de batalla con el sector empresarial. “La decisión es obedecer el mandato de los ciudadanos”. De esta forma, continuarán las tareas del Aeropuerto Internacional de Ciudad de México “Benito Juárez”, aunque para subsanar su saturación combinará sus tareas con la terminal de Toluca y la construcción de dos pistas en la base aérea de Santa Lucía.

Visiblemente satisfecho, calificó su decisión como “racional, democrática y eficaz… inteligente y sabia”. Y remarcó: “Se acabó la corrupción, los intereses personales o de grupo. Ésta es una muestra: no se permitieron presiones de nadie, queda de manifiesto que hay una frontera entre el poder económico y el político y el Gobierno que está por iniciar…”.

Ahora se abre otra controversia, dado que no está claro qué pasará con los contratos asignados y qué repercusiones tendrá la decisión en la economía del país de cara a las inversiones futuras. López Obrador buscará “llegar a arreglos” con los contratistas de Texcoco o la forma de trasladar los contratos a Santa Lucía, e insistió en que atenderán “cualquier reclamación”.

La noticia provocó la reacción de la iniciativa privada. El Consejo Coordinador Empresarial rechazó frontalmente tanto la decisión como “el método utilizado para tomarla”. Su presidente Juan Pablo Castañón aseguró que la cancelación de Texcoco significa la pérdida de “46 mil empleos directos e indirectos”. Estimó que el costo “real” de la cancelación estará entre los 120 mil millones de pesos. Subrayó que sus abogados “están haciendo un análisis sobre las repercusiones legales, sobre todo por las repercusiones que México pudiera tener ante los acuerdos internacionales”. Incluso, la Barra Mexicana Colegio de Abogados advirtió una serie de denuncias de afectados, las cuales podrían llegar a instancias internacionales.

En Jalisco, las cúpulas empresariales también lamentaron la cancelación de Texcoco. Xavier Orendáin, presidente de la Canaco, alertó sobre “implicaciones jurídicas y financieras mayores a los ahorros que sugieren que tendrá Santa Lucía. No habrá confianza en los contratos firmados”.

En reacción, Moody’s redujo la calificación del Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México a Baa3 desde Baa1, además de colocar sus notas en revisión para una mayor baja. También, la financiera Morgan Stanley bajó su recomendación para invertir en México por la cancelación de Texcoco y el incierto panorama en producción petrolera. La calificación de México pasó desde “sobrepeso” a “bajo peso”.

Deben 200 mil millones por obras en aeropuerto cancelado

El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) detalló que el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), ubicado en Texcoco, debe 120 mil millones de pesos a bonistas nacionales e internacionales, otros 36 mil millones de pesos a un Fideicomiso de Inversión y Bienes Raíces (Fibra), además de 45 mil millones de pesos en pagos a contratistas y demás gastos.

“Se deben 120 mil millones de pesos a los bonistas, estos son 6 mil millones de dólares a 20 pesos; otros 36 mil millones de pesos a la Fibra y, por otra parte, tendríamos el tema de cubrir los gastos no recuperables, que son aquellos a favor de los contratistas de los pedidos y subcontrataciones que se han pedido para realizar la obra”, precisó Federico Patiño, titular del GACM.

Aclaró que se han desembolsado 60 mil millones de pesos, que son los recursos invertidos y pagados a los contratistas, pero también participan diferentes instrumentos. “Tenemos comprometidos 170 mil millones de pesos, que representan 60% del valor total de la obra, a través de procesos licitatorios, 88% fue a través de licitaciones internacionales”.

A la fecha, “tenemos registrado un avance de 32.2% en global. Por otra parte, llevamos cuatro años en la construcción de este nuevo aeropuerto: los dos primeros años fue básicamente la definición”.

El directivo abundó en que el financiamiento de la Fibra tiene relación con las Afores (Administradoras de Fondos para el Retiro), debido a que los 36 mil millones de pesos tienen un rendimiento preferente y estos inversionistas participan en el flujo del aeropuerto actual y del próximo aeropuerto.

“Un porcentaje va para la FIBRA, de tal suerte que la FIBRA opinará teniendo todos los derechos respectivos hasta que logren los inversionistas recuperar su inversión y su rendimiento que establece el propio instrumento”.

Resaltó que todos los pagos a los inversionistas por parte del GACM están garantizados. Las obras en el proyecto del NAIC seguirán hasta el próximo 30 de noviembre de 2018.

Ayer, López Obrador informó que la decisión sobre el nuevo aeropuerto es “obedecer el mandato de los ciudadanos”, por lo que se construirán dos pistas en el aeropuerto militar de Santa Lucía y se reacondicionará el actual aeropuerto de la Ciudad de México y el de Toluca. Aseguró que en tres años se tendrá resuelto “en definitivo” el problema de saturación del actual aeropuerto.

Apuntó que la decisión se toma “con respeto absoluto al Estado de Derecho” sin afectar intereses de las empresas y de los inversionistas. Aseguró que hay fondos en el fideicomiso actual que respaldan los compromisos de contratos e inversiones del aeropuerto.

También descartó que se abran procesos legales tras la cancelación del aeropuerto en Texcoco.

Y remarcó que los movimientos en los mercados y el tipo de cambio tras el anuncio sobre el nuevo aeropuerto, no son significativos, por lo que pidió esperar a que se normalicen.

Señaló que se analizará qué van a hacer con los terrenos donde se tenía proyectada la construcción de la terminal aérea y la recuperación del lago.

Aunque ya fue confirmada la suspensión de la construcción de la terminal en Texcoco, las obras continuarán hasta el 30 de noviembre próximo. EFE/J. Méndez

VOCES

Las 10 frases de AMLO

El pasado domingo, los organizadores de la consulta por el nuevo aeropuerto informaron que ganó la opción de construir pistas en Santa Lucía en vez de continuar la construcción en Texcoco.

Ayer, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dio un mensaje donde ratificó que se obedecerá la consulta. Sus principales frases fueron:

“La decisión sobre el aeropuerto es obedecer el mandato de los ciudadanos, por lo que se construirán dos pistas en Santa Lucía”.

“La decisión que tomaron los ciudadanos sobre el nuevo aeropuerto es racional, democrática y eficaz”.

“La decisión sobre el nuevo aeropuerto se toma con respeto absoluto al Estado de Derecho, sin afectar intereses de las empresas y de los inversionistas”.

“Se aplicó un ejercicio democrático... tenemos que ir creando el hábito democrático”.

“Vamos a ahorrar 100 mil millones de pesos”.

“Volvimos a dar el ejemplo a nivel mundial”.

“Vamos a iniciar los trabajos para resolver en un muy poco tiempo en definitiva”.

“En tres años vamos a tener operando tres aeropuertos. Ése es mi compromiso”.

“Hay la posibilidad de que sigan (los actuales empresarios de Texcoco) con los contratos en Santa Lucía”.

NUMERALIA

¿Qué se debe en Texcoco?

  • 120 mil millones de pesos a bonistas nacionales e internacionales.
  • 36 mil millones de pesos al Fideicomiso de Inversión y Bienes Raíces (Fibra).
  • 45 mil millones de pesos en pagos a contratistas y demás gastos.  

Nuevo Gobierno deberá pagar compromisos: Peña

El Presidente Enrique Peña Nieto sostuvo que si el nuevo Gobierno mantiene la decisión de cancelar el nuevo aeropuerto en Texcoco, desde el 1 de diciembre deberá hacer frente al pago de compromisos, lo cual probablemente requerirá recursos fiscales adicionales.  Informó que desde ahora y hasta el 30 de noviembre no se realizará ninguna modificación a la concesión o a la ejecución del proyecto del aeropuerto en Texcoco.   De mantenerse la decisión, insistió, a partir del 1 de diciembre es de preverse que “eventualmente haya que pre-pagar los bonos emitidos para la financiación de este proyecto y probablemente demandará de recursos fiscales adicionales”.

“A fin de no afectar ni dejar de cumplir las condiciones establecidas en los bonos que se emitieron para el financiamiento de este proyecto, durante la actual administración, es decir, de aquí al 30 de noviembre, no se realizará modificación alguna, ni a la concesión ni a la ejecución del proyecto del nuevo aeropuerto”.

Detalló que eso probablemente demandará recursos fiscales adicionales a los que han venido financiando el proyecto, como el impuesto que pagan los usuarios del aeropuerto actual de la Ciudad de México, la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA), que es la fuente principal de financiamiento al proyecto que se ha venido edificando.

Peña Nieto subrayó que su Gobierno será respetuoso de cualquier decisión que se tome en el futuro y que en este periodo de transición, ya próximo a concluir, “seguiremos actuando con estricta colaboración, con respeto a las decisiones y con la mayor cordialidad”.

En su discurso durante la entrega de los Premios Nacionales 2018, en la residencia de Los Pinos, enfatizó: "durante los últimos años hemos sido claros acerca del valor y la relevancia de esta obra para el país. De cara al futuro, es importante que nuestro país mantenga optimismo y confianza en las definiciones que tome el próximo Gobierno".

Afirmó que su administración está resuelta a mantener los compromisos que se asumieron para la edificación de este importante proyecto aeroportuario.

Atenderán 70 millones de pasajeros

El próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, respondió que gracias a la consulta ciudadana y al anuncio del presidente electo, se creará un sistema aeroportuario que permitirá atender entre 60 millones y 70 millones de usuarios.

Destacó que conformar este sistema tiene tres vertientes, dos de efecto inmediato, que son el reacondicionamiento del actual aeropuerto “Benito Juárez” y el de Toluca. Mientras que con la tercera vertiente se iniciarán estudios de impacto ambiental, de suelos, urbanos y de impacto social, así como todos aquellos que sean necesarios para la construcción del aeropuerto en la base militar de Santa Lucía.

Lo anterior, dará “como resultado un proyecto digno y funcional, éste incluye desde luego las acciones complementarias externas al aeropuerto, como atención a comunidades aledañas que puedan ser afectadas, el cuidado del medio ambiente y temas relacionados con vialidades de acceso y los servicios necesarios, como agua y energía”.

De igual forma, resaltó que de inmediato se iniciará el estudio de detalle para el rediseño del espacio aéreo, como se anunció cuando se confirmó la viabilidad en la convivencia de operaciones simultáneas de la terminal “Benito Juárez” y la de Santa Lucía. Indicó que se iniciará de inmediato un diálogo con las autoridades actuales, así como con contratistas y otros participantes claves del proyecto, para determinar el mejor curso legal de acción para la suspensión ordenada de los trabajos.

Andrés Manuel López Obrador confirmó ayer la cancelación del aeropuerto de Texcoco, tras la consulta ciudadana. Va Santa Lucía y el reforzamiento de la terminal de Toluca. EFE/. Guzmán

“El financiamiento para el aeropuerto de Texcoco seguirá garantizado por los ingresos del TUA del actual aeropuerto, y se cubrirán los compromisos adquiridos y los gastos no recuperables de los contratistas con estricto apego a Derecho”.

Agregó que la inversión para los aeropuertos del sistema aeroportuario y Santa Lucia será menor a 100 mil millones. También se establecerá una mesa de análisis con expertos de diversas disciplinas y organizaciones civiles, a fin de proponer el destino del predio del aeropuerto de Texcoco y el aprovechamiento de la infraestructura construida.

GUÍA 

Los tiempos

Después de que la consulta favoreciera al proyecto de Santa Lucía como nuevo aeropuerto habrá que esperar a que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador entre en funciones para que este proyecto tome forma.

La capital del país estará integrada por una red aeroportuaria conformada por el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), el de Toluca y la Base Aérea de Santa Lucía.

AICM-Santa Lucía

El tiempo aproximado entre ambas terminales, con algo de tráfico, es de 55 minutos en los que habrá que recorrer una distancia entre 42 y 45 km. Esta ruta, como todas, pasa por una zona de peaje aunque tiene una opción, más tardada, sin cuotas.

Toluca-Santa Lucía

Este es el recorrido más largo entre aeropuertos, pues hay rutas de hasta dos horas con peaje incluido en situación de tráfico normal, entonces podría ser más tiempo. Dependiendo del camino tomado, la distancia varía entre los 100 y 119 kilómetros.

AICM-Toluca

En una ruta sin tránsito puede hacer hasta una hora y media de tiempo. Aunque tiene la ventaja de que, si está dispuesto a pagarlo, puede trazar su ruta por la autopista urbana (o segundo piso del Periférico).

Colonia Roma-Santa Lucía y Toluca

Saliendo de la zona Centro de la ciudad hacía el Aeropuerto de Toluca puede hacer un tiempo aproximado de 55 minutos, con buena fluidez vial. El recorrido es de 56 kilómetros y la ruta incluye obligatoriamente pasar por una zona de peaje.

El tiempo a la base de Santa Lucía es similar cuando no hay tráfico pesado en la capital. Un recorrido de 55 kilómetros en casi una hora es buen tiempo para los estándares de la ciudad.

Santa Fe-Santa Lucía y Toluca

La zona Poniente de la Ciudad de México tendría un recorrido más largo hacia la base de Santa Lucía. Con tiempos estimados entre una hora con 20 minutos y una hora con 40 podría ser un dolor de cabeza para la gente que habita esta zona de la ciudad.

Este es el ejemplo más contrastante de esta lista, pues su tiempo al aeropuerto de Toluca es de 32 minutos sin tránsito.

Alerta sobre reelección

Después de darse a conocer los resultados de la consulta sobre la construcción del nuevo aeropuerto, el banco suizo UBS remarcó que el nuevo Gobierno podría utilizar el instrumento de referéndum para extender su mandato y manejar las reservas del Banco de México. “Vemos la posibilidad de que un referéndum sea aprobado como una forma constitucionalmente válida de hacer cumplir los cambios en el futuro, incluida la posibilidad de extender el mandato presidencial de seis años. El uso de reservas también podría estar sujeto”

Francia se deslinda

Después que López Obrador compartiera extractos de una carta que recibió del presidente francés, Emmanuel Macron, su Gobierno se deslindó de un estudio que avala Santa Lucía. A través de la Embajada en México, el Gobierno francés aclaró que sólo compartió el contacto de la empresa especializada en seguridad aérea, Navblue, con el equipo de AMLO. Remarcó que no avaló el informe. “La empresa también precisó que muchos otros parámetros se debían tomar en consideración”, señaló la Embajada, cuando López Obrador aseguró que Francia lo apoyó con la empresa Navblue para presentar el dictamen sobre la posibilidad de operar Santa Lucía.

El peso, con la mayor pérdida en dos años

En la sesión de ayer, el peso registró su mayor depreciación diaria desde el 9 de noviembre de 2016, cuando el mercado reaccionó al triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, informó Banco Base.

Con este contexto, el peso se devaluó 3.62% o 70.1 centavos, cotizando alrededor de 20.06 pesos por dólar y alcanzando un máximo de 20.11 pesos por dólar, nivel no visto desde el 2 de julio. La entidad financiera atribuye que la caída del peso fue resultado de una percepción de mayor riesgo para el país, luego de que López Obrador confirmó que cancelará el proyecto del nuevo aeropuerto de Texcoco.

Más allá del impacto económico que pueda tener sobre los involucrados en el proyecto, la reubicación de la terminal aérea genera dudas sobre la manera en que el nuevo Gobierno conducirá sus políticas públicas, precisan los analistas financieros.

Con la depreciación de ayer, el peso borró por completo su avance anual, mostrando ahora una depreciación en el año de 2.05 por ciento.

De igual forma, la cancelación de Texcoco también pone en riesgo la calificación crediticia de México, por la incertidumbre que se genera sobre la nueva administración.

El Banco Base prevé que el tipo de cambio siga subiendo gradualmente hacia el nivel de 20.50 pesos por dólar. Así, el dólar libre finalizó la jornada de ayer en 20.36 pesos a la venta, es decir 56 centavos más respecto al cierre del pasado viernes, y se compró en precio mínimo de 18.95 pesos en bancos de la Ciudad de México.

 

Advierten sobre presión fiscal y altas tasas

La cancelación del aeropuerto en Texcoco además de generar una “grave incertidumbre”, deja sin trabajo a 45 mil trabajadores, provocará despilfarro de recursos presupuestales al estimarse cuando menos un costo de 120 mil millones de pesos, además de un incremento de tasas de interés y presión en las finanzas, coincidieron lideres el sector empresarial.

En conferencia de prensa, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón (acompañado de los líderes de cámaras y confederaciones que conforman el pleno del organismo) dijo que no es posible “catafixiar o canjear los contratos actuales de Texcoco por los de Santa Lucía porque se incurriría en ilegalidad”.  A pesar de que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, subrayó que hablaría con las constructoras afectadas para buscar solución de cómo cambiar contratos de Texcoco por Santa Lucía, Castañón afirmó: “Los contratos están dados para Texcoco y, una vez que sea Gobierno, tendrá que decir finiquitar contratos con costo al patrimonio de la nación, y esto es entre 100 mil y 120 mil millones de pesos que se tirarán a la basura sin ningún objeto”.

La decisión de cancelar el nuevo aeropuerto envía un “mensaje grave de incertidumbre” a los mercados internacionales, inversionistas y ciudadanos, al incumplir y quebrar el marco jurídico vigente, además de generar un gasto extra al erario, porque no podrá tomarse el dinero del Fideicomiso para la construcción del NAIM.

Para el presidente de la Coparmex nacional, Gustavo de Hoyos, con la decisión “pierde el futuro del país” y López Obrador va contra sus tres postulados de campaña: no mentir, no traicionar y no robar, porque mintió al asegurar que podría terminarse la construcción con recursos del sector privado.

El Consejo Coordinador Empresarial se manifestó contra la decisión de López Obrador. EFE/J. Núñez

Empresarios de Jalisco se oponen a Santa Lucía

Los organismos empresariales de Jalisco se manifiestan contra el nuevo aeropuerto de Santa Lucía. Los presidentes del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ), la Coparmex y la Cámara Nacional de Comercio de Guadalajara (Canaco), criticaron “la poca representatividad y falta de metodología y legalidad de la consulta” realizada entre el 25 y 28 de octubre.

Además, alertaron de afectaciones a la economía como consecuencia de la decisión tomada, y señalaron que la medida afecta la credibilidad y la confianza de los inversionistas hacia México.

Daniel Curiel, coordinador del CCIJ, criticó que la Consulta no se hiciera “en lugares donde hubiera usuarios del aeropuerto, lo principal hubiera sido tomarles en cuenta”, y criticó que AMLO tomara este tipo de decisiones sin tomar posesión aún de su cargo. “Es presidente electo, no está todavía en el poder, no es autoridad”.

A través de un comunicado, la Coparmex pidió reconsiderar la decisión de cambiar Texcoco por Santa Lucía, atendiendo a los estudios de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) y las calificadoras de riesgo. “Los aeropuertos son palanca de desarrollo de cualquier país, y a sabiendas de que una cancelación de este tipo traería consigo impactos negativos a la economía nacional y a la imagen de nuestro país ante los ojos de los inversionistas locales y extranjeros (...) hacemos un llamado a la reflexión”, indicó Mauro Garza Marín, titular del organismo.

Xavier Orendáin, presidente de la Canaco, advirtió que la cancelación de Texcoco “tendrá implicaciones jurídicas y financieras mayores a los ahorros que sugieren que tendrá Santa Lucía. Hasta la fecha se han invertido 60 mil millones de pesos (en Texcoco), y además están comprometidos otros 170 mil millones, que representan 60% de la obra por terminar”.

El líder empresarial añadió que, además de poner en duda la credibilidad de México ante el capital extranjero, la decisión de AMLO afectará a 45 mil familias que actualmente trabajan en Texcoco. “No habrá confianza en los contratos firmados, y se manda el mensaje de que pueden cancelarse simplemente por una consulta sin metodología”.

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina de la decisión final para que el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México sea en Santa Lucía?

Participa en Twitter en el debate del día @informador