Miércoles, 24 de Febrero 2021
Tecnología | Los gobiernos tendrán hasta febrero de 2014 para ajustarse a las normas

Nueva norma de reciclado de residuos electrónicos en la UE

La UE pretende establecer una recogida sistemática y un tratamiento adecuado de materias como el oro, la plata y el cobre

Por: EFE

La nueva legislación europea fija un objetivo de recogida del 45 % de los aparatos electrónicos vendidos. ESPECIAL  /

La nueva legislación europea fija un objetivo de recogida del 45 % de los aparatos electrónicos vendidos. ESPECIAL /

BRUSELAS, BÉLGICA (13/AGOSTO/2012).- La nueva directiva europea sobre el reciclado de residuos electrónicos ha entrado en vigor, abriendo el plazo para que cada Estado traslade a su legislación las nuevas obligaciones, que buscan que a partir de 2016 cada país recoja al menos el 45 % de los aparatos vendidos en su territorio.

Los gobiernos tendrán hasta febrero de 2014 para ajustarse a las normas, que fueron aprobadas el pasado mes de enero por el Parlamento Europeo.

Con ellas, la UE pretende establecer una recogida sistemática y un tratamiento adecuado de materias como el oro, la plata, el cobre y los metales raros que se usan en aparatos como televisores, ordenadores y móviles, recordó en un comunicado la Comisión Europea.

"En esta coyuntura de crisis económica y subida de los precios de las materias primas, la eficiencia en el uso de los recursos es lo que aúna los beneficios medioambientales y las oportunidades innovadoras de crecimiento", señaló en la nota el comisario de Medio Ambiente, Janez Potocnik.

La nueva legislación europea fija un objetivo de recogida del 45 % de los aparatos electrónicos vendidos, que será obligatorio a partir de 2016.

A partir de 2019, esa meta se elevará al 65 % de los aparatos vendidos o al 85 % de los residuos electrónicos generados.

La CE, en todo caso, animó a los Estados miembros a tratar de lograr esos objetivos antes de las fechas requeridas.

Actualmente, la meta de recogida es de 4 kilos de residuos por habitante, es decir unos dos millones de toneladas anuales frente a los alrededor de 10 que se generan en la UE.

Según las previsiones de Bruselas, para cumplir con los objetivos fijados para 2019 se tendrán que recoger unos 20 kilos por habitante, dado que se espera que el nivel de residuos aumente de forma importante.

La directiva prevé, una vez que está adaptada a las legislaciones nacionales, que los consumidores puedan devolver los aparatos electrónicos de menor tamaño en los grandes establecimientos minoristas o que los países dispongan de un sistema igual de efectivo para la recogida.

También ha entrado en vigor nuevas normas para mejorar la información de los ciudadanos sobre las amenazas que pueden plantear instalaciones industriales situadas cerca de sus domicilios, una parte de la conocida como directiva "Seveso".

Temas

Lee También