Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 18 de Enero 2019
Tecnología | Flame retardant

Expertos refuerzan pinturas industriales para retardar efecto de incendios

Desarrollan recubrimientos que inhiben por un lapso temporal los efectos de las flamas sobre las estructuras metálicas

Por: EL INFORMADOR

Cuando el fuego hace contacto con estos recubrimientos se forma una espuma carbonizada. ID  /

Cuando el fuego hace contacto con estos recubrimientos se forma una espuma carbonizada. ID /

GUADALAJARA, JALISCO (14/AGO/2011).- Cuando un incendio se encuentra en su apogeo, las temperaturas pueden alcanzar más de 1000 grados centígrados. A estos niveles de calor, las edificaciones que son construidas predominantemente con acero son vulnerables a colapsar debido a que el metal comienza a perder propiedades de resistencia mecánica.

Expertos del Centro de Investigación en Polímeros del Grupo Comex, en colaboración con diferentes instituciones académicas, desarrollaron recubrimientos que inhiben por un lapso temporal los efectos de las flamas sobre las estructuras metálicas.

De esta forma es posible prolongar el tiempo de colapso de estructuras en la construcción, factor que redunda en que las personas que laboran o residen en algún edificio cuenten con mayor tiempo para desalojar las instalaciones en caso de algún siniestro por fuego. Asimismo, los cuerpos de bomberos tienen la posibilidad de inhibir las flamas antes de que el fuego dañe la infraestructura.

“Estos sistemas de recubrimientos intumescentes no evitan un incendio, pero retardan sus efectos”, aseguró Feliciano Solís, gerente de Negocio Industrial de Grupo Comex.

La línea de recubrimientos intumescentes denominados Flame retardant consisten en pinturas que se utilizan sobre diferentes superficies, tanto en concretos o yesos como en infraestructuras metálicas. Estas reaccionan bajo la acción del calor debido a sus propiedades de intumescencia (los recubrimientos adquieren un grosor de más de 50 veces su densidad normal, ante altas temperaturas).

Cuando el fuego hace contacto con estos recubrimientos se forma una espuma carbonizada que protege la estructura metálica. Tal efecto posibilita que la temperatura del metal no se eleve durante un tiempo determinado a más de 500 grados centígrados (temperatura en que el acero pierde propiedades de resistencia mecánica).

“Estas pinturas y recubrimientos crean una barrera cuya textura se asimila a la espuma, la cual actúa como protección entre el calor generado por las llamas y el sustrato (objeto de reacción) que normalmente es la materia afectada, y esto se debe a la inclusión de elementos como el carbono y fósforo en la fórmula de estas pinturas”, explicó Solís.

El sistema de protección intumescente es el resultado de diversas investigaciones en distintas universidades alrededor del mundo. “El Centro de Investigación en Polímeros retoma esos estudios para realizar productos que satisfagan las necesidades en seguridad dentro de la industria de la construcción” concluyó el ingeniero Feliciano Solís.

Con información de la Agencia ID.

Temas

Lee También

Comentarios