Viernes, 14 de Mayo 2021
Tecnología | Investigación de la Universidad Autónoma de Zacatecas

Científicos producen tres tipos de maíz tolerantes a la sequía

Superiores tanto en rendimiento de forraje como en grano

Por: NTX

Para conseguir los tipos resistentes, los científicos investigaron 27 muestras originarias. AP / D. Nalio

Para conseguir los tipos resistentes, los científicos investigaron 27 muestras originarias. AP / D. Nalio

CIUDAD DE MÉXICO (10/OCT/2016).- Un grupo de científicos de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) obtuvo tres tipos de mazorcas tolerantes a la sequía, luego de investigar distintas variedades de maíz nativas del territorio zacatecano.

Los especialistas de la Unidad Académica de Agronomía (UAA) de la UAZ recaudaron en diversos municipios del Estado 27 muestras originarias de maíz, a fin de identificar las más productivas para su mejoramiento genético.

Para el desarrollo del proyecto, los objetos de estudio fueron probados en siembras de campo con y sin sequía, mencionó Maximino Luna Flores, uno de los líderes del proyecto.

“De ahí seleccionamos las tres variedades que más rindieron con sequía y tuvieron un pequeño contraste en relación con el rendimiento obtenido sin sequía”, indicó Luna para la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

En la segunda fase, realizaron las pruebas morfológicas, fisiológicas y anatómicas; éstas últimas registraron el total de estomas por donde las hojas de las plantas transpiran y obtienen dióxido de carbono (CO2) del aire.

Los protocolos de morfología comprenden cerca de 50 tipos, como el color de grano, número de hojas por planta, altura que alcanzan, granos por mazorca, longitud y ancho de la hoja, predisposición a enfermedades y resistencia al viento.

Se hicieron las pruebas fisiológicas para medir la capacidad de germinación y la presión osmótica, es decir, el agua y las sales minerales que absorbe la raíz de la planta, donde los científicos encontraron la relación con la resistencia a la sequía.

Para la tercera etapa hicieron el mejoramiento genético en dos ciclos de selección masal de plantas autofecundadas, donde se escogió a las mejores para tomar la semilla y después mezclarlas, dando como resultado nuevas generaciones.

“Encontramos que las superan tanto en rendimiento de forraje como en grano. Obtuvimos 10 variedades mejoradas, pero tres presentaron un notable rendimiento”.

Temas

Lee También