Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 15 de Noviembre 2018
Tecnología | La CBI (Comisión Ballenera Internacional) criticó en un comunicado a la organización ballenera nipón por poner en peligro la seguridad en el mar

CBI condena las peligrosas protestas ecologistas contra un ballenero nipón

Esta semana, ecologistas australianos del buque Steve Irwin, perteneciente a Sea Shepherd, arrojaron bombas fétidas contra el ballenero japonés Nisshin Maru en la Antártida

Por: EL INFORMADOR

LONDRES.- La Comisión Ballenera Internacional (CBI) condenó hoy las "peligrosas" tácticas empleadas esta semana por el grupo ecologista estadounidense Sea Shepherd para protestar contra un ballenero japonés en aguas de la Antártida.
La CBI, que concluyó hoy en Londres una reunión extraordinaria de tres días, criticó en un comunicado conjunto a esa organización por "poner en peligro la seguridad en el mar".
Esta semana, ecologistas australianos del buque "Steve Irwin", perteneciente a Sea Shepherd, arrojaron bombas fétidas contra el ballenero japonés "Nisshin Maru" en la Antártida, y previamente activistas de ese colectivo abordaron un ballenero nipón.
La disputa empeoró este viernes, cuando el capitán del "Steve Irwin" aseguró que la tripulación nipona le disparó y perforó su chaleco antibalas.
En la nota, la Comisión se hizo hoy eco de "las peligrosas acciones de la Sociedad de Conservación Sea Shepherd dirigidas en los últimos meses contra los barcos japoneses".
Asimismo, la CBI instó a los activistas a "abstenerse de cometer acciones peligrosas que ponen en peligro la seguridad en el mar", al tiempo que pidió "ejercitar contención" a los barcos afectados por esos intentos de sabotaje.
"La Comisión y sus gobiernos no condonan, sino que, de hecho, condenan cualquier acción que suponga un riesgo para la vida humana y para la propiedad en relación con las actividades de barcos en el mar", señala el comunicado.
Japón, un país con una tradición de consumo de carne de ballena, argumenta que la caza de estos animales se lleva a cabo de acuerdo con las normas de la Comisión Ballenera Internacional, pero los grupos ecologistas acusan a Japón de capturar cetáceos ilegalmente.
Durante la reunión de la CBI, el Gobierno nipón tuvo que reforzar la seguridad en su Embajada en Londres, después de que un activista de Sea Shepherd se encaramara a la fachada de la misión diplomática para protestar contra la "captura ilegal de ballenas".
En la conferencia de la CBI participaron mediadores internacionales con el objetivo de intentar forjar un consenso entre los países defensores de la caza de ballenas, como Japón, Islandia o Noruega, y las naciones contrarias a esa práctica, como el Reino Unido, Nueva Zelanda o Australia, entre otros.
Así, asistieron como árbitros en el conflicto el ex secretario ejecutivo de la Convención de Diversidad Biológica de las Naciones Unidas (ONU), Calestous Juma, y dos diplomáticos latinoamericanos: el argentino Raúl Estrada-Oyuela y el peruano Álvaro de Soto.
"En los últimos años, la CBI ha mostrado crecientes signos de polarización y ha llegado a un punto muerto", reconoció hoy el presidente de la Comisión, William Hogarth, al acabar la reunión, que se celebró a puerta cerrada en un hotel del oeste de Londres.
Hogarth añadió que presentará una "serie de recomendaciones para la mejora de los procedimientos" de la CBI ante la Asamblea Anual de la Comisión, que tendrá lugar en Chile el próximo junio.

EL INFORMADOR / MOM / 08-03-08

Temas

Lee También

Comentarios