Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 19 de Octubre 2019
Suplementos | El Acueducto es un atractivo imperdible en esta ciudad michoacana

Todos los caminos llevan a Morelia

El Acueducto es un atractivo imperdible en esta ciudad michoacana

Por: EL INFORMADOR

El Acueducto moreliano se ilumina cuando anochece ofreciendo un espectáculo visual que no debe pasar desapercibido. EL INFORMADOR /

El Acueducto moreliano se ilumina cuando anochece ofreciendo un espectáculo visual que no debe pasar desapercibido. EL INFORMADOR /

GUADALAJARA, JALISCO (19/OCT/2014).- Existen ciudades que al caer la noche se transforman magistralmente e incrementan su belleza arquitectónica en un ambiente bohemio que permite al turista descubrir nuevas facetas, aromas y sabores, que de día no son tan perceptibles a los sentidos.

Eso pasa en Morelia, capital del Estado de Michoacán, que cuando el Sol se oculta, se ilumina revelando los misterios de su historia y legendarias tradiciones.

Avenida Acueducto es la responsable. Esta principal arteria vial que atraviesa Morelia con 253 arcos distribuidos, no solamente representa la comunicación total de la urbe, también es ejemplo de la majestuosidad que sus calles adquieren cuando sus elevados arcos son decorados con luz ámbar.

Este Acueducto de estilo romano de casi dos kilómetros de distancia es un atractivo básico de Morelia. Ir a la ciudad y no pasear bajo la luz de la Luna, es como no haber visitado jamás a la cuna de los uchepos y corundas bañadas de crema y queso.

Aunque el Acueducto ya no funciona como un distribuidor de agua por toda la metrópoli, ahora es un referente arquitectónico digno de admirarse y archivarlo en la memoria. Desde su construcción a mediados del siglo XVIII, por órdenes del obispo Fray Antonio de San Miguel, esta elevación pasó a formar parte de la identidad moreliana y uno de los principales motivos para que el Centro Histórico de la ciudad fuera declarado como Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1991 por la UNESCO.

El Acueducto moreliano se ilumina cuando anochece ofreciendo un espectáculo visual que no debe pasar desapercibido cuando la ciudad es merodeada tranquilamente mientras se saborea una tradicional nieve de pasta, que al igual que la de garrafa, despierta los sentidos con dulces acentos de almendra y miel.

Al estar en el Acueducto el turista puede desplazarse y albergarse en los recintos más destacados la metrópoli y emprender una experiencia única donde la historia y la belleza arquitectónica son los principales ingredientes, en especial cuando se llega al clásico monumento la Fuente de las Tarascas, emblema que da la bienvenida al corazón de la urbe.

Para comprender el legado de Morelia es necesario conocer sus antecedentes, su desarrollo social y la vitalidad que los purépechas otorgaron a los alrededores marcando costumbres desde la forma de vestir hasta su gastronomía ancestral que hoy se presume como un tesoro único de Michoacán.

Paso a paso

Para los amantes de la historia, Morelia siempre sorprende con hallazgos y archivos que ayudan a reafirmar ese fervor patriota y el orgullo de ser mexicano. Sin lugar a dudas, su relación con la Independencia de México ha sido elemental para que Michoacán ofrezca rutas y exploraciones en lugares históricos donde se concentraron destacados personajes como José María Morelos y Pavón, Agustín de Iturbide, Josefa Ortiz de Domínguez y José Mariano Michelana.

No por nada, Morelia es considerada como una de las ciudades que dieron fuerza y empuje a la libertad de México.

Llegando al Centro Histórico es básico es darse una vuelta en el Palacio de Gobierno, una bella obra arquitectónica que caracteriza a Morelia. Este legendario inmueble, además de que también iluminado por las noches, fue iniciativa del Carlos II en el año de 1760, pero fue hasta 10 años después cuando finalmente entró en funciones.

Más allá de ser un recinto donde la ideas políticas se elevaron, el Palacio representó un punto de comunión entre la cultura, las artes y los idiomas, pues desde sus inicios sus salones albergaron al Seminario Tridentino, que fue inaugurado por el obispo de Michoacán Pedro Sánchez de Tagle, con la consigna de impartir a la población clases de griego, latín, francés, castellano, filosofía, derecho y sagradas escrituras.

Pero es su precisión arquitectónica la que regala un bello paisaje a quienes desean mirar con atención su estilo barroco desde la perspectiva de sus tres fachadas, mientras que en su interior se aprecia arquería clásica que da paso a tres patios principales, que también sirven como hogar para las obras pictóricas del artista Alfredo Zalce, que proyectan los momentos más importantes de una parte de la historia de Michoacán, así como de la Revolución Mexicana.

Estando en el interior del Palacio no hay que dudar en subir al segundo piso para obtener una privilegiada mirada de las torres de Catedral, que enmarcada en cantera rosa, significan otra escena esencial para quien visita a Morelia por primera vez.

A unas cuantas cuadras está la Casa Museo José María Morelos y Pavón, espectacular finca conservada en la calle Morelos. Este espacio de arquitectura barroca se desempeña actualmente como un museo que rinde homenaje a uno de sus más destacados habitantes: José María Morelos y Pavón, que hizo del lugar su residencia en el año de 1801.

Tradición moreliana

Tomando como punto de partida al Acueducto, Morelia revela rinconcintos que aderezan la estancia con gastronomía que data desde la época colonial hasta lo más modernizado de la cocina fusión e internacional.
Son infinitas las opciones que el visitante tiene para entretenerse en Morelia, no sin antes entregarse a las delicias de los mundialmente conocidos “gazpachos”, un coctel frutal de mango, piña y jicama principalmente, que complementado estratégicamente con queso y chile seco es un manjar ahogado en jugo de naranja.

Con el estómago preparado es momento de internarse a los misterios morelianos como el planetario Felipe Rivera, el club de golf Tres Marías, la cosmopolita plaza comercial Altozano, Templo y Conservatorio de Música de las Rosas, el mercado popular de artesanías en donde destacan dulces típicos como las bolitas de limón, el parque zoológico Benito Juárez y Bosque Cuauhtémoc, entre otros.

Tampoco hay que olvidar que anualmente Morelia y sus alrededores realizan encuentros de talla internacional como el Festival de Cine, de Música “Miguel Bernal Jiménez”, Guitarra, y Órgano, así como el Encuentro de Cocineras Tradicionales.

TOMA NOTA

¿Cómo llegar?

De Guadalajara a Morelia se hacen aproximadamente tres horas de camino en carretera, en automóvil. Para quienes busquen una salida rápida y cómoda, pero no cuenten con coche, de la Central camionera salen todos los días autobuses que cubren este recorrido.

EL DATO

¿Dónde dormir?


> Villa San Jose Hotel & Suites, ubicada en Calle Patzimba 77, en Vista Bella, Morelia. Más información al teléfono 01 (443) 324-4545 y en www.villasanjose.com.mx
> Casa De La Loma Hotel & Suites, ubicada en Avenida Mozart 380, en La Loma, Morelia. Más información al teléfono 01 (443) 324-8901 y en www.casadelaloma.com
> Hotel Virrey De Mendoza, ubicado en Avenida Madero Poniente 310, en Centro, Morelia. Más información al teléfono 01 (443) 312-0633 y en www.hotelvirrey.com

Temas

Lee También

Comentarios