Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 20 de Junio 2019
Suplementos | SALUD. Una correcta posición del cuerpo

¡Siéntate bien!

Corregir la postura de tus hijos puede evitarles muchos problemas de salud a futuro

Por: EL INFORMADOR

Una correcta postura es importante para el buen rendimiento escolar.  /

Una correcta postura es importante para el buen rendimiento escolar. /

GUADALAJARA, JALISCO (14/AGO/2014).- Habitualmente desatendida por la mayoría de la población, la higiene postural observa un conjunto de normas cuyo propósito es mantener la correcta posición del cuerpo, en quietud o en movimiento, para prevenir y evitar posibles lesiones; en esencia, se trata de proteger la columna vertebral al llevar a cabo nuestras actividades diarias para que no se presenten dolores y disminuya el riesgo de lesiones serias, por lo que la observancia de estas medidas y cuidados en la vida cotidiana se torna una apremiante necesidad durante las primeras etapas del desarrollo y, muy en especial, cuando los niños y jóvenes van a la escuela.

Analizar la higiene postural requiere conocer el entorno para mantener posturas de trabajo adecuadas y tener en cuenta el mobiliario y las condiciones en que nos movemos (diseño de puestos de trabajo, iluminación, exigencias de las actividades, entre otras), para que estén adaptados a las características particulares de cada caso; en general, se recomienda realizar actividades físicas porque fomentan músculos y huesos fuertes, resistentes y elásticos. Cuando se presentan los problemas (dolor, regularmente), se debe consultar a un médico y atender a sus recomendaciones, diagnóstico y tratamiento.

Escuelas y cultura de prevención

Es importante que en las escuelas se comience a fomentar la actividad física; es un hecho que México está entre los países con mayor número de niños con sobre peso. Si esta falta de actividad no se combate, el menor desarrollará diabetes; también, puede desarrollar problemas de columna.

El especialista señala que “en el primer mundo este tipo de tratamientos de orden quiropráctico forman parte de la seguridad social; aquí, en México, acudir con el especialista es casi como ir a consultar a un brujo. Parece exageración, pero es así”. Para el médico la situación requiere de “una labor hormiga; insistir y no dejar de trabajar para hacer conciencia y preparar al personal –por ejemplo, a los profesores de educación física– para que por lo menos cuenten con lo más básico. De igual modo, se debe incentivar a que los niños realicen ejercicio, insistir en ello”.

En palabras de Partida, “es esencial que un especialista haga una evaluación periódica a los niños para detectar probables lesiones”.

Con todo, Partida admite que hoy día “la información acerca de la higiene postural está disponible a través de internet; ya no hay justificación para decir que no se encuentran los consejos debidos para saber qué hacer con nuestra postura. Lo que pasa, ahora, es que los padres de familia muestran poco interés; suele pasar que sólo acuden a un profesional cuando ya se presenta un problema y, además, incide también en el casi nulo interés gubernamental por difundir información de este tipo”.

Sobre lo anterior, refiere Partida, las instancias públicas “hacen hincapié en lo importante que es prevenir o luchar contra la obesidad infantil o las enfermedades crónico-degenerativas, pero no recuerdan que los problemas de columna son, en términos laborales, la primera causa de incapacidad en este país”.

Lo que se requeriría es que “en cualquier sitio de trabajo hubiera la posibilidad de consultar a la persona indicada para conocer acerca de las posturas que se deben observar en una oficina o un taller”, asegura el quiropráctico, “pero el poco interés del gobierno hace que a las empresas no se les exija ni atiendan esta clase de problemas”.

Nocivo sedentarismo

Otro fenómeno contemporáneo que influye para que los niños presenten lesiones de espalda es “el sedentarismo”, dice el especialista, “algo que se ha integrado a la idiosincracia de los mexicanos”; así, no debe perderse de vista que la higiene postural “implica vigilar los hábitos del niño, desde cómo se sienta –sea para comer, en el auto o en un pupitre para trabajar– hasta cómo duerme.
Esta cultura debe comenzar en el hogar pero, desafortunadamente, los padres no están preparados para ello”. Ante estas condiciones, lo que se necesita –dice Partida– “es buscar que el niño realice actividades de carácter físico de acuerdo con su edad; que pase lo menos posible sentado, porque lo que se necesita es que la recreación sea dinámica. También debe tener una dieta balanceada que cuide la ingesta de carbohidratos, pero que admita sodio, hierro y potasio”.

Por otra parte, establece el médico, “semestral o anualmente, es recomendable ir a consultar a un profesional para que los niños sean valorados, para así detectar probables malformaciones y así corregirlas.

Todo comienza en el hogar


El quiropráctico José Jehová Partida enfatiza que “la higiene postural debe iniciar desde el hogar; los padres deben estar muy al pendiente de la postura del niño y cómo se sienta a hacer su tarea. Además, es fundamental que el niño no cargue demasiado peso cuando va a la escuela, algo que no se atiende mucho en esta ciudad o este país, donde se les llena de útiles sin pensar que eso puede generar, tarde o temprano, problemas de columna”.

Lo ideal, indica el médico, “sería que a la escuela asistieran solamente con aquellos materiales que van a utilizar, y que no sean más de diez kilos de peso; si así fuera, lo ideal es que utilicen una mochila con ruedas. De otro modo, el niño tendría necesariamente que forzar su postura por el peso excesivo y, por lo general, eso deriva en lesiones en las vértebras lumbares o incluso contracturas musculares (esto último, es un problema que antes se presentaba sólo en los adultos, pues se genera por cargar cosas de peso excesivo)”.

Básicos para la higiene

MEDIDAS PRINCIPALES A TOMAR

Mantenerse activo.
Hacer ejercicio regularmente.
Calentar los músculos antes de hacer ejercicio y estirarlos al terminar.
Evitar el reposo excesivo, esto disminuye la resistencia de músculos y huesos.
No levantar o cargar pesos excesivos (para  niños en edad escolar, menos de 10 kilos).

AL ESTAR SENTADOS

La altura de la silla debe permitir apoyar los pies y mantener las rodillas a nivel de la cadera, en un ángulo de 90 grados. Si los pies no llegan al piso, se debe colocar un descansa-pies.
El respaldo de la silla debe mantener las curvaturas normales de la columna (especialmente la región lumbar o baja espalda).
Si las actividades exigen permanecer sentado, cada 50 minutos se hace necesario levantarse, caminar, estirarse y relajarse.
Mantenerse mucho tiempo en la misma posición (sea de pie, sentado o acostado) afecta la columna.
Mantener la espalda erguida y en línea recta, con los talones y puntas de los pies siempre apoyados en el piso.
Sentarse apoyando la columna firmemente contra el respaldo (puede utilizarse un cojín en la parte inferior de la espalda).
La silla debe estar cerca del escritorio para evitar inclinarse hacia adelante y no encorvarse.
Evitar asientos blandos o que no tengan respaldo.
Evitar sentarse en el borde de la silla, inclinarse o llevar el peso del cuerpo hacia un solo lado.
Mantener los brazos y codos siempre apoyados.

Productos que ayudan

Por otra parte, destacó el profesional, no debe olvidarse que existen productos “muy comunes en la vida cotidiana”, como el bicarbonato de sodio, el cual “ayuda a regular el PH de la boca, neutralizando ácidos y eliminando bacterias”.

Consultar un profesional

Con todo, enfatiza Sánchez, al tratar con los niños, lo principal “es formarles una consciencia de lo que debe ser el aseo de la boca, tan importante como el del resto del cuerpo.

Temas

Lee También

Comentarios