Viernes, 01 de Marzo 2024

LO ÚLTIMO DE Suplementos

Suplementos | Consejos para encontrar a tu media naranja

Inteligente, guapa, divertida, pero...¿Soltera por siempre?

Un listado con los errores que cometen las mujeres al momento de buscar el amor; así como el tipo de hombres de los cuales deben desconfiar

Por: EL INFORMADOR

la búsqueda de la pareja ideal se ha vuelto una pesadilla para gran parte de las mujeres entre los veinte y cuarenta años  /

la búsqueda de la pareja ideal se ha vuelto una pesadilla para gran parte de las mujeres entre los veinte y cuarenta años /

GUADALAJARA, JALISCO (13/ENE/2014).- El hombre perfecto no existe, pero la búsqueda de la pareja ideal se ha vuelto una pesadilla para gran parte de las mujeres entre los veinte y cuarenta años. Mariana Ortiz es egresada de la carrera de Finanzas, tiene un gran trabajo y a sus treinta años, encontrar el amor se ha convertido en algo tan frustrante y deprimente que decidió no tener una cita más.  

“He tenido muchos noviazgos, pretendientes, relaciones largas y breves. El último hasta anillo me dio y tuve que regresarlo cuando luego de cuatro años, él no estaba seguro de lo nuestro. Así, en un día, se esfumó de mi vida sin dar explicaciones. No podía dormir, lloré durante días, subí 4 kilos, hasta que decidí ir a terapia”, comenta Mariana.

Pero la peor parte no termina ahí, pues lleva un año intentando encontrar a una buena pareja sin conseguirlo. “Los pretendientes que he tenido no son buenos partidos, ya no me fijo en que sean guapos o atractivos. Tampoco pido demasiado, sólo quiero a un hombre responsable y perseverante en el trabajado, inteligente, maduro y sobre todo que sepa lo quiere y que algún día quiera formar una familia”.

Mariana busca un hombre que reconozca su talento y que le permita desarrollarlo, que la ayude a alcanzar las metas que se proponga y que no sólo la admire por su belleza física.

Después de ir a terapia, ha perdido el temor de quedarse sola, por el momento no quiere salir con nadie más pero sí exhorta a todas las mujeres a asumir su responsabilidad y examinar su comportamiento.

“Resulta más fácil culpar al otro cuando en realidad nosotras somos las que alejamos a los hombres, aunque también hay quienes se sienten intimidados por una mujer exitosa”.

Si ya pasó mucho tiempo desde que tuviste una relación y no puedes encontrar a alguien. Te preocupas por tu físico y desarrollo profesional y por más que conoces hombres no logras encontrar al bueno. O si el último chico con el que saliste desapareció sin dejar rastro y no es la primera vez que sucede, quizás ya sea el momento de analizar lo que está sucediendo en tu vida sentimental.   

Los siete errores que las mujeres cometen en el amor

La conductora de Univisión Radio y autora de Si soy tan buena, ¿por qué estoy soltera?, el libro de motivación más vendido en Amazon.com y elegida por la revista People en Español como una de las 25 mujeres más poderosas del 2012, María Marín, escribe que “si llevas tiempo sin pareja o tus relaciones suelen ser breves y aun no sabes por qué, lo más probable es que estés cometiendo ciertos errores que quizás para ti ya son comunes”.

De acuerdo con la coach y conferencista, una mujer puede cometer múltiples errores al intentar atraer a una pareja, “pero existen siete costumbres o comportamientos que ahuyentan al sexo opuesto”:

Falta de amor propio

Para Marín, la primera razón que te mantiene soltera es la baja autoestima. “Dime tu nivel de autoestima y te diré quién te pretende. Vas a atraer a tu vida una persona que vaya de acuerdo a la opinión que tienes de ti misma. Si piensas que eres fabulosa, vas a atraer a alguien que te valore y que piense que eres espectacular. Si piensas que no tienes mucho que ofrecer, vas a atraer a alguien que crea que te puede pisotear porque eres débil. Tener buena autoestima y seguridad radica en sentirte una mujer maravillosa que no mendiga amor y que espera por alguien que realmente la valore”. La autora exhorta a las mujeres a evaluar su autoestima y preocuparse por amarse y demostrar seguridad, “lo cual es un imán para los hombres que buscan una relación seria”.

Te haces la ciega y sorda cuando encuentras una pareja que te agrada


“Muchas mujeres creen que el amor no es para ellas, que nadie las toma en cuenta, sin embargo, suelen ser sólo percepciones propias. Muchas de ellas suelen ignorar las señales de alerta y dejan escapar
el amor”.

Das demasiado

“Nos creemos que dándolo todo, estando disponibles todo el tiempo, cocinándoles, limpiándoles, les presto dinero, les resuelvo sus problemas, si hago todo lo que necesite, lo voy a conquistar. Eso es un gran error que puede hacer que tu pareja se aprovecha de ti y no te retribuya de la misma forma. Las personas no aprecian aquello que les llega fácilmente y sin sacrificio”.

Intimidad demasiado rápido

“No hay un tiempo exacto, pero sí tienes que esperar a aprender a confiar plenamente en esa persona antes de tener sexo. No caigas en la tentación tan fácilmente a menos que no quieras conseguir nada serio y sólo quieras pasar un buen rato. Intenta no confundir la química sexual con la compatibilidad que debe existir entre las
parejas”.

No entiendes lo que él necesita

“No entender a tu pareja puede hacer que el romance termine pronto. Los hombres  son cien por ciento visuales, esto significa que todo les entra por la vista. A ellos les encanta que te arregles, que siempre te veas bien, también les encanta sentirse admirado y respetado. No dejes de preocuparte por ti y has que se enamore todos los días de ti”.

No trates de cambiarlo

“Es desgastador. Incluso tomaría demasiado tiempo, y al final lo único que consigues es alejar a las personas de ti. Sin embargo, aunque es casi imposible cambiar a alguien, si puedes influenciar en su comportamiento. Estudios del comportamiento humano comprueban que cuando adulas alguien y se lo manifiestas incrementas su autoestima y como por arte de magia, la conducta  de esa persona se acomoda a tu favor”.

Tienes miedo a abrir tu corazón

“Muchas mujeres temen volver a enamorarse profundamente. Tener malas experiencias pasadas puede hacer que sientan miedo de volver a enamorarse por recelo a que les suceda lo mismo. Por tal situación no se dan la oportunidad para encontrar el amor. Un chaleco antiamor sólo te impide entablar una relación estable”.

Hombres de los que debes huir…

El narcisista


Está enamorado de sí mismo, se siente superior a los demás, por lo que suele denigrarlos, incluso a su pareja. Cree que todo el mundo lo envidia y no reconoce la opinión de otros. Siempre exagera sus triunfos.

El mantenido


Nunca tiene dinero en su cartera para invitarte a salir o suele “olvidarla” cuando tienen una cita, pero siempre encuentra excusas para no pagar. Puede aprovecharse de ti si no le pones un alto.

El controlador y dominante


Este tipo de hombres busca controlar tu vida. Te dice lo que tienes que hacer, horarios en los que deben verse y hasta tus actividades profesionales o forma de vestir. Cambia de humor rápidamente y puede perder el control hasta golpearte. Siempre quiere tener la razón. Es posesivo, celoso, machista y te insultará sin motivos. Casi siempre son inseguros y tienen el autoestima bajo.

El mitómano

Miente de manera compulsiva y falsea la realidad. Lo has descubierto en varias mentiras y siempre tiene una justificación o salida. Puede meterte en problemas y hacerte sentir insegura y desconfiada.

El Don Juan

Es atractivo, seguro de sí mismo y encantador. Pero una vez que caíste en sus redes, él estará ocupado con su nueva conquista.

El complaciente

Siempre hará todo lo que le pidas y se desvivirá por cumplir tus deseos y caprichos, pero a la larga, será desgastante lidiar con alguien que se ha olvidado de sí mismo por complacer a todos los que lo rodean. Se esmera en caer bien a todos.

El celoso

Es divertido, detallista, siempre está al pendiente de ti, pero piensa que le perteneces. Te escribe y habla todo el día y hasta le dan celos de tu familia y trabajo. Está convencido de que tu vida no debe ir más allá de la relación.

El presumido

Lo acabas de conocer y ya sabes qué coche tiene, dónde vive, cuántas propiedades tiene y a qué se dedica.

Sólo viste marcas, es inseguro y su autoestima está por los suelos. Las personas allegadas a él están más interesadas en su lista de bienes que en su personalidad.

El quejumbroso

Siempre tiene problemas y crisis y tú nunca serás lo suficientemente inteligente, guapa y buena para ayudarlo a superar sus conflictos existenciales.

El dañado

No sabe estar solo y quiere verte todos los días. Viene de relaciones muy complicadas por lo que tratará de replicar sus experiencias del pasado. Es problemático, conflictivo e inmaduro. Tiene desórdenes serios de personalidad y prefiere siempre el papel de víctima.

El metrosexual

Le presta más atención y tiempo a su arreglo personal del que tú le prestas, lleva un conteo de sus calorías, pasa tres horas diarias en el gimnasio y gasta el triple que tú en ropa y productos de belleza.

El chico malo


Es encantador pero puede botarte cuando se le dé la gana. Te invita a salir de última hora o te deja plantada, esconde su celular y sale con muchas mujeres a la vez.

El paranoico


Desconfía hasta de su propia sombra y ve peligro donde no lo hay. Es muy inseguro e inestable, se siente perseguido por fuerzas incontrolables o elegido para una misión especial.

El Peter Pan

Si quieres tener un hijo en lugar de una pareja, adelante. Es inmaduro, irresponsable, inocente y necesita sentirse protegido y cuidado por una mujer mayor.

El casado

Te convence de que su matrimonio ya no tiene remedio y que su divorcio está a la puerta. Pero al tener facilidad para engañar a las mujeres, es el que más podrá lastimarte y traicionarte. Nunca dejarás de ser la “otra” o la “amante”. Jamás te presentará con su familia ni amigos.

El chico de humo

Desaparece inesperadamente y se retira poco a poco cuando te ha conquistado. No sabes nada de él ni de su familia y evade siempre hablar de su pasado. Esconde temas sobre su trabajo y amistades.

El que tiene mamitis


Es lindo y servicial pero su madre influye en todas sus decisiones, incluso las que tienen que ver contigo. Si no quieres tener un hijo inmaduro, en lugar de una pareja, debes salir corriendo.

Cinco iniciativas que debes proponerte este año para encontrar el amor:

1. Saca de tu vida a quien te haya sacado de la suya: La razón por la que muchos no pueden  enamorarse nuevamente es porque piensan que no van a poder querer a alguien de la manera que amaron a su ex. Recuerda que si fuiste feliz con la persona incorrecta, ¡imagínate con la correcta!

2. No descartes oportunidades a primera vista: Si conoces a un nuevo prospecto y no sientes atracción inmediata, sal con esa persona por lo menos dos veces antes de decir: “No hay química”. La atracción no siempre nace en el primer encuentro.

3. Deja la timidez a un lado: Cuando te topes con alguien que te atrae, no tengas miedo a tomar la iniciativa, esto no significa que rápidamente le vas a pedir el teléfono o invitarle a bailar, pero el sólo hecho de mostrar una sonrisa y un lenguaje corporal algo coqueto puede ser muy atractivo para el sexo opuesto. Y si la persona no te corresponde, no perdiste nada con intentarlo.

4. No tropieces de nuevo con la misma piedra: No pierdas tiempo con alguien que acabando de conocerle,  te das cuenta que muestra los mismos comportamientos negativos de tu ex. Las malas experiencias son para aprender, no para repetirse.

5. No busques la perfección: ¡Nadie es perfecto! Y las diferencias pueden ser un gran complemento. Quien tenga en abundancia lo que a ti te falta, puede agregar mucho a tu vida.

Fuente: “Cinco resoluciones para encontrar el amor”,

María Marín.

SABER MÁS

En busca de tu media naranja

 Para encontrar una pareja con las cualidades que deseas, debes estar dispuesta a ofrecer lo mismo. Es decir, si deseas a un hombre fiel, debes ser leal y si quieres a alguien cariñoso, aprende a ser amorosa.

 Si conoces a un nuevo pretendiente y no sientes atracción inmediata, sal con él por lo menos tres veces antes de decir “No hay química”. La compatibilidad crece con el tiempo.

 El hombre ideal para ti, existe. No te impacientes, ni te conformes con menos y verás cómo va a llegar.

Fuente: “El Hombre ideal para ti”, María Marín .

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones