Jueves, 26 de Noviembre2020

LO ÚLTIMO DE Suplementos

Suplementos | Antiguo pueblo minero, hoy uno de los principales atractivos del Estado de México

El oro, esplendor mágico

El antiguo pueblo minero se levanta hoy como uno de los principales atractivos del Estado de México

Por: EL INFORMADOR

Teatro Benito Juárez, ejemplo de la arquitectura del pueblo.  /

Teatro Benito Juárez, ejemplo de la arquitectura del pueblo. /

GUADALAJARA, JALISCO (31/AGO/2014).- Reconocido con la denominación de Pueblo Mágico apenas en 2011, El Oro es una comunidad ubicada en la sierra de Tlalpujahua, en los límites del Estado de México con Michoacán. Un lugar donde el tiempo parece haberse detenido, y las maravillas coloniales se conservan con absoluta magnificencia a los visitantes.

El Oro se trata de un lugar que representa la riqueza arquitectónica de una villa que tuvo épocas de bonanza gracias a la minería, donde se explotó el oro, la plata y el zinc. A pesar de sus numerosos atractivos, su ambiente no está exento de la nostalgia por el pasado, porque si bien el esplendor minero es cosa del pasado, como polo turístico no deja de ganar adeptos.

Si algo distingue hoy día a El Oro es un encanto natural que atrae al turismo por los variados estilos que exhiben sus edificaciones más importantes, también se erige como imán para aquellos visitantes que pasear por sus calles empedradas y conocer acerca de su historia o disfrutar de la naturaleza y la excitante práctica del ecoturismo.

Patrimonio arquitectónico

Al llegar al poblado, lo primero que se recomienda es visitar la Capilla de Santa María de Guadalupe, con un atrio cerrado lleno de rosas, en cuyo centro aparece una antigua escultura de Jesucristo; después, el Jardín Madero es buen destino —ahí se halla el Árbol del Bicentenario, sembrado en 2010— para continuar en el Palacio Municipal, una construcción de altos torreones que data de principios del siglo XX donde, en la entrada, se aprecia un mural llamado “El Génesis de El Oro”, de Manuel D’Rugama.

Es obligado visitar el Teatro Juárez, a un costado del Palacio Municipal, el cual fue inaugurado en 1907 y es ejemplo vivo de estilo neoclásico francés; en su interior se puede ver una decoración morisca con motivos vegetales en dorado (de estilo art nouveau), además de sus salones en madera tallada, los muros de las tribunas y las pilastras, donde se perciben figuras de leones estilizados.

El edificio es un escenario ideal para zarzuelas y óperas (se cuenta que ahí se presentó el célebre tenor italiano Enrico Caruso); se sabe que es la única construcción de corte isabelino que existe en nuestro país y, los domingos, se proyectan en el lugar conciertos musicales de acceso gratuito. Fuera del recinto existe una tienda en la que se venden recuerdos y artesanías como suvenires.

A poca distancia de ahí se encuentra el Mercado Municipal, que abre diariamente desde muy temprano y donde se pueden comer platillos regionales o efectuar compras; de igual forma, si se extiende el recorrido, otro sitio de interés es el Museo de la Minería del Estado de México, donde es posible obtener valiosa información sobre la historia minera del pueblo (además de contemplar la exhibición geológica que muestra los diferentes minerales que se extraían en la zona) y también visitar la sala de exposiciones temporales, donde hay un “tiro” por el que se puede descender para observar el subsuelo.

La naturaleza cuenta igual


Por otra parte, si se aventura en las afueras, un paseo por las presas Victoria y Brockman no viene mal, pues en ellas se pueden disfrutar varias actividades ecoturísticas como la pesca de truchas (hay también criaderos de carpa para su reproducción y consumo) o realizar paseos a caballo; en específico, la Presa Brockman (cercana a la cabecera municipal del municipio, al noroeste de Toluca) es ahora un parque ecoturístico que garantiza esparcimiento en un ambiente rodeado de la naturaleza; con una extensión de más de 70 mil metros cuadrados, el gobierno estatal lo rehabilitó y equipó hace unos años con casas de descanso para mayor comodidad de los turistas.

Otra de las atracciones más importantes, cercanas a El Oro se ubica en el poblado de San José del Rincón, se trata de un Santuario para la Mariposa Monarca en el que cada año cientos de turistas se dan cita para contemplar el espectáculo de estas mariposas que son reconocidas en todo el mundo como una de las especies migratorias más sorprendentes, pues realiza un largo viaje de reproducción desde Canadá hasta zonas de los Estados de México y Michoacán.

Si ataca el hambre


Finalmente, la gastronomía típica está representada por el mole (rojo o verde, con carne de guajolote o pollo) como platillo principal; de igual forma, se puede disfrutar de la barbacoa, las carnitas y el arroz con verduras.

Si se atiende a las bebidas autóctonas, la más socorrida es el pulque, pero es igualmente famoso el “sende choo” (o pulque de maíz), al igual que el “agua de sambumbia” (hecha con cáscara de piña fermentada), aunque la más tradicional es “la chiva” (que se prepara con hierbas en infusión de alcohol). Los postres, por otro lado, son dulces de leche y rollos de guayaba; sin embargo, descritos como algo particular de El Oro, se debe probar la conocida “cola de macho”, un dulce típico a base de frutas secas y piloncillo.

VIAJA

¿Cómo llegar?


Desde la Ciudad de México, se debe tomar la carretera 15 a Toluca y continuar por el libramiento con dirección a Atlacomulco. Hay que seguir por la carretera estatal 5 con dirección a El Oro.

HOTELES

¿Dónde dormir?


> Hotel “Real del Oro”

(Carretera Atlacomulco-El Oro, Km 29.5).
Servicios de calidad y catalogación de tres estrellas; atención personalizada y asesoría turística.
Contacto en los teléfonos (711) 125 0548 / 56 / 59

> Hotel “Casa Blanca”

(Av. Hidalgo 30, Colonia Centro).
Se trata de un sitio ideal para disfrutar de una estancia con todos los servicios y en inmejorable ubicación para quien visita este maravilloso Pueblo Mágico.
Contacto al teléfono (711) 125 0382.

Temas

Lee También