Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Noviembre 2019
Suplementos | Nuevos viajes y un encuentro

Conociendo a San Pablo desde su vida

No sabemos exactamente el itinerario seguido por Pablo en esos breves años, ya que no está a su lado el fiel amigo y compañero, Lucas

Por: EL INFORMADOR

15 de noviembre

     No sabemos exactamente el itinerario seguido por Pablo en esos breves años, ya que no está a su lado el fiel amigo y compañero, Lucas, que tiene la cualidad de anotar todo con exactitud periodística…
     En fin, suponemos que en una pequeña población muy cerca de Éfeso Pablo se encuentra de nuevo con sus antiguos compañeros y colaboradores Silas y Bernabé.  
     –– Silas, ¡qué gusto verte!
     –– También a mí me alegra, Pablo…
     –– Bernabé, ¡cómo has cambiado…!
     –– Cómo hemos cambiado, dirás…
     –– Es cierto, el tiempo no nos perdona.
 Así sencillamente conversan los dos amigos, mientras van relatando las peripecias de sus viajes y los acontecimientos de su labor evangelizadora.
Por su palabra y su acción, el nombre de Jesús ha sido anunciado en todo el mundo conocido hasta entonces…

El mundo ha conocido a Jesús

     –– Has hecho una labor extraordinaria, anunciando el Mensaje de Cristo Jesús a todos los confines.
     –– No creas, todavía hay mucho que hacer, hay muchos lugares a donde todavía no hemos llegado…
     –– En el futuro dirán: “Faltaron los pueblos a Pablo, pero no faltó Pablo a los pueblos…”.
     Ni te creas, todavía tengo un compromiso en la península…
     –– ¿Te refieres a España?  
     –– Sí, tienes razón, hacia España precisamente quisiera dirigir mis pasos; pero también quiero ir a Macedonia, a visitar a .los hermanos.
     –– Macedonia no está lejos, puedes muy bien llegar allá puesto que te queda en camino.

La gran inquietud de Pablo

     –– ¿Sabes, Silas? Tengo que comunicarte una inquietud que me pesa en el corazón…
     –– Dime, lo que sea.
     –– He pasado tanto tiempo en prisión y desde allí he escrito tantas cartas… unas han sido muy personales, otras como circulares a las comunidades, algunas para dar respuesta a sus inquietudes…
     –– No has perdido tiempo, eso lo sabemos, y lo hemos constatado en diversas iglesias donde tus cartas se leen habitualmente en las reuniones.
     –– Me he dado cuenta de que la palabra escrita es tan efectiva o más que la hablada, porque la voz se la lleva el viento, pero los escritos permanecen.
     –– Tienes razón, pero no entiendo todavía a dónde quieres llegar.
     –– Te lo explicaré claramente.
     –– Nuestros hermanos de raza…
     –– Sí, tienes razón, nuestros hermanos judíos que por largos años y siglos esperaron el cumplimiento de la promesa de Dios, y cuando llega no la han querido reconocer…
     –– Yo les digo con toda sinceridad, y el Espíritu Santo es testigo de que no miento… siento una gran tristeza y un dolor incesante en el corazón, por no haber logrado que ellos acepten la salvación que Cristo nos logró de parte de Dios nuestro Padre.
     –– Pablo, tú, como siempre, te apasionas en extremo…
     –– Tienes razón, hay veces que hasta desearía ser yo mismo maldito, separado de Cristo, por tal de que mis hermanos, los de mi raza según la carne, fueran de Él.
     –– ¡Qué cosas dices, Pablo…!
     ––Date cuenta, ellos son israelitas; de ellos son la adopción filial, la gloria, las alianzas, la legislación, el culto, las promesas… ellos proceden de los patriarcas y de ellos también procede Cristo según la carne, el cual está por encima de todas las cosas…
     –– Dios sea bendito por los siglos. Amén.

Una Carta para los Hebreos

     –– Ya que no ha sido ni fácil ni posible predicarles el Evangelio, me gustaría escribir una carta dedicada especialmente a los hebreos…
     –– Para decirles ¿qué?
     –– Para explicarles cómo desde el principio nuestros padres caminaron por la vida guiados por la fe, y cómo Dios acompañó sus pasos a través de las vicisitudes y en medio de las dificultades…
     –– Es muy buena idea.
     –– Pero lo mejor de mi idea es que tú me ayudes a realizar este proyecto…
     –– Me pides mucho, Pablo, yo no tengo esa capacidad que tú tienes…
     –– No digas eso, tú también estudiaste con Gamaliel…
     –– Sí pero me falta más estilo y perfección en el lenguaje…
     –– No obstante, tu letra es buena y tus conceptos claros…
     –– Me asusta un poco el proyecto, pero al mismo tiempo me entusiasma. Ahora, si tú me das las pautas, yo me comprometo a llevarlo a cabo, aunque pienso que mejor sería hacernos ayudar de algunos hermanos.
     –– Por ejemplo…
     –– Por ejemplo Apolo; Tú sabes que él es muy preparado y elocuente, además, ha estudiado mucho…o Zenón que es también perito en la Ley…
––Sea quien sea, pero encárgate de que se escriba esta carta; hazte ayudar, pero procura que todos los puntos queden bien claros y explicados, porque es importante para el futuro de las Iglesias, ya que todos miran a la comunidad judía como la raíz de donde proceden Abraham y los profetas…

Los grandes temas a los Hebreos

     –– Lo que tiene que quedar bien claro son los siguientes puntos:
     Que la nueva del Evangelio ha llegado hasta todos los pueblos.
     Que Dios ha establecido una Nueva Alianza superior a la Antigua, por medio de Jesucristo, que es el único mediador entre Dios y la humanidad..
     Que Jesús es el único y eterno Sacerdote, Superior a los Ángeles, y superior a Moisés, porque es Hijo de Dios…
     –– Pero Pablo, ¿qué dices? Jesús no es de la tribu Sacerdotal de Leví.
     –– Lo sé, pero Él ha sido constituido Sacerdote, según la dinastía de Melquisedec, que fue Rey de Salem…
     –– ¿Dónde queda Salem?
     –– No, no es un lugar. Rey de Salem quiere decir “Rey de Paz”.
     –– Tiene que quedar claro que hay un nuevo culto, en el cual Jesucristo mismo es a la vez Víctima, Sacerdote y Altar…
     –– Explícate, Pablo.
     –– Jesús no ofrece dones, se ofrece a sí mismo… Él mismo es el don de Dios, la Ofrenda única y permanente…
     –– Todo eso es una verdad muy grande, Pablo…


El nuevo Pueblo de Dios

       -- Vistas las cosas de ese modo, los cristianos forman una raza superior.
      –– En efecto, tú lo reconoces. Teniendo a Jesús como hermano mayor, los que pertenecen al Reino de Dios forman en Cristo un pueblo de Reyes, Sacerdotes y Profetas…
     Es una dignidad muy grande, y desde luego también un enorme compromiso…
     –– ¿Quién lo duda? Por eso también hay que recomendarles la vigilancia constante, la perseverancia en la fe y la espera valiente…
     –– Es verdad: “el justo vivirá por la Fe”.
     –– Pero no sólo por la Fe, sino también por la Esperanza y la Caridad…
     Había sido tan grande la carga de contenido, que los hermanos se quedaron silenciosos, y después de una larga pausa, prorrumpieron en oración:
     En los días siguientes continuaron la conversación sobre el tema, puntualizando cada vez más todo aquello que había que explicar a los Hebreos…
     Días después, Pablo continuó su camino y Silas siguió el suyo, acompañado de Bernabé y de otros hermanos...
     La redacción de la Carta a los Hebreos se hizo realidad mucho más tarde, ya Pablo no alcanzó a conocerla… No obstante, ninguno de los hermanos la quiso firmar como propia, porque la iniciativa y las ideas principales las recibieron de Pablo.
     Es cierto que en ella se perciben muchos elementos ajenos al estilo y la forma usual en las otras cartas de Pablo… pero al leer esas páginas, aunque falten en ella su estilo y su estructura, entre líneas, reconocemos su pensamiento.

(Continuará)

María Belén Sánchez Bustos fsp

Temas

Lee También

Comentarios