Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 19 de Octubre 2019
Suplementos | Seguir los tratamientos y apoyo emocional influyen en una completa recuperación

Aliados en el camino y calidad de vida

Seguir al pie de la letra los tratamientos y contar con apoyo emocional, son factores que influyen en quienes buscan una completa recuperación del cáncer de mama

Por: EL INFORMADOR

Básico. Las mamografías son fundamentales para detectar a tiempo el cáncer de mama. EL INFORMADOR / A. Camacho

Básico. Las mamografías son fundamentales para detectar a tiempo el cáncer de mama. EL INFORMADOR / A. Camacho

GUADALAJARA, JALISCO (14/OCT/2014).- En la prevención está la salvación, asegura Emmanuel de la Mora Jiménez, subdirector de Desarrollo Institucional del Instituto Jalisciense de Cancerología, al detallar que entre más rápido se diagnostique y enfrente el cáncer de mama, hay posibilidades de controlar la enfermedad y proveer una mejor calidad de vida.

El especialista destaca que actualmente el cáncer de mama es considerado un problema de salud pública ante el incremento de casos. No obstante, gracias a que la mamografía es un estudio que está al acceso y disponibilidad inmediata, esto ha servido para detectar oportunamente esta enfermedad en etapas más tempranas y así ofrecer tratamientos exitosos que puedan, incluso, mantener estables a las pacientes.

Si ya te diagnosticaron cáncer de mama, entre las soluciones está la mastectomía, la opción más certera para hacer lucha frontal al cáncer, al retirar el tumor y los ganglios en los que puede estar la enfermedad en un primer momento.

Aunque esta intervención quirúrgica implica comúnmente retirar la totalidad del seno afectado, el experto destaca que la cirugía llamada “conservadora” es otra posibilidad para solamente quitar únicamente el fragmento de la mama en donde está el tumor.

Por su parte, la quimioterapia tiene dos objetivos concretos: uno que está destinado para una paciente en la que el cáncer de mama es localizado, y una vez extirpado, la mujer recibe una esterilización en su cuerpo, lo que significa matar toda célula de cáncer que se haya salido del pecho y puede estar circulando y dar paso al desarrollo de nuevos tumores.

La quimioterapia también se realiza en mujeres con cáncer avanzado, es decir, cuando éste ya salió del seno y se encuentra en otro tejido y órgano como los pulmones, hígado o los huesos, por ejemplo. Este proceso se ejecuta con la finalidad de reducir las molestias, disminuir el tamaño del tumor y que la paciente tenga una mejor calidad de vida.

La radioterapia es otro camino para enfrentar la enfermedad. Esta radiación consiste en dar, como su nombre lo indica, radiación pero localmente, es decir, directamente al pecho en donde está o estaba el tumor, para matar células cancerígenas que hayan podido quedar presentes.

“Cuando llega la paciente lo que hacemos es saber en qué etapa está la enfermedad. Para eso se mandan hacer estudios tanto de sangre como rayos X saber si se está en una fase temprana —que el tumor solamente está en el pecho— o ya está avanzada, que salió de la mama y se encuentra en otros órganos”.

Impacto físico

Toda enfermedad manifiesta alteraciones no solamente en el órgano afectado si se trata de un padecimiento interno, también el exterior refleja y es receptor de algunos cambios y efectos secundarios, que suelen ser temporales, en lo que lo que el padecimiento es controlado.

El primer proceso físico y psicológico que sufre una mujer con cáncer de mama es el enfrentarse a la cirugía, porque “muchas veces es una intervención en la que se mutila el pecho y la paciente pasa a un estado depresivo ante la pérdida de la imagen corporal, en la que es desprendida de un fragmento de su cuerpo, por el hecho de que al seno se le ha dado un concepto de sexualidad”.

De la Mora Jiménez señala que en este momento, la mujer debe recibir todo el apoyo familiar, laboral y social, pues su adaptación a una nueva vida sin seno es un reto que interviene en todas sus relaciones y actividades cotidianas con un impacto físico, psicológico, emocional y sexual.

Cuando se trata de quimioterapia, este tratamiento genera efectos secundarios como la debilidad, cansancio constante, nauseas, vómito y hasta diarrea. Pero es la pérdida —total o parcial— del cabello, quizá uno de los estragos que también la pueden empujar hacia la frustración y depresión.

“Con la quimioterapia, hasta la fecha, no podemos evitar la caída del cabello. A la mujer le hacemos saber que en el momento en que se suspende la quimioterapia su pelo volverá a salir normalmente y sin ningún problema. Los importante es priorizar, atenderla, controlarle el cáncer y en la medida de lo posible poderle ofrecer un tratamiento exitoso. Después recuperará su estado físico y emocional”, acotó.

La opción más certera. La mastectomía es una de las armas más poderosas para luchar de forma frontal contra el cáncer de mama. En la imagen, el cirujano plástico Jonathan Weiser examinando a la superviviente de cáncer de mama Gladys DeVance.

Paciencia ante todo

El cáncer es un proceso que puede durar meses o años en controlarlo para que la mujer retome gradualmente su dinámica habitual, pero desde el momento en que se diagnostica la afectación de la mama, es importante saber que la extirpación, sesiones de quimioterapia, recuperación y reconstrucción requieren de tiempos muy diferentes entre cada paciente.

En el caso de la cirugía, ésta se realiza en un solo tiempo quirúrgico. Una vez entrando a quirófano se hace la extirpación del tumor y posteriormente la paciente pasa entre cuatro o seis semanas de recuperación. Pasado este periodo la mujer puede iniciar la quimioterapia —entre seis y ocho sesiones— cada tres semanas.

“Muchas veces, cuando son tumores muy grandes se empieza con quimioterapia, el tumor se hace pequeño y posteriormente se extirpa la mama”, añade el especialista al señalar que aun así retirado el pecho, la paciente debe ingresar a una vigilancia constante para detectar anomalías o surgimiento nuevamente de cáncer.

“Nunca aseguramos que se esté curada de cáncer. Con esta enfermedad no sabes cómo, cuándo ni dónde pueda volver a aparecer. En la vigilancia les explicamos que se tienen que reintegrar a su vida normal, reintegrarse a su trabajo y realizar sus actividades como las hacía antes. Si hay posibilidades, incluso, hasta realizar una reconstrucción de mama con la colocación de un implante”.

Si bien los implantes son una forma de recuperar la apariencia y sensación del pecho retirado, De la Mora Jiménez advierte que no es posible realizar la reconstrucción inmediatamente, pues se tiene que esperar mínimo dos años para que el tejido intervenido se fortalezca nuevamente y asegurar que no hay amenaza de cáncer.

Mientras tanto, las prótesis mamarias externas post-mastectomía son la opción más cercana y práctica para asemejar el peso y naturalidad del volumen que se tenía, además, gracias a que se llevan en bolsos especiales de brasieres acondicionados y son removibles, permiten que la mujer realice sus revisiones periódicas sin mayor problema y comodidad.

CÍRCULO I
Grupo de Diagnóstico
15% de descuento


Si eres suscriptor de EL INFORMADOR y cuentas con tu tarjeta Círculo I, podrás obtener beneficios.

D: Calle Juan Manuel 1359

T: 3825-7309

Descuento en estudios especializados. Tarifa especial mensual.

Temas

Lee También

Comentarios